DOCUMENTOS QUE SE FUERON PARA ARGENTINA

"Patrimonio no tenía dinero para comprar las cartas de Gardel"

Director de Cultura de Tacuarembó hizo gestiones y no logró retenerlas.

Lote: nadie ofertó por el telegrama, pero al final coleccionista argentino lo compro. Foto: M. Bonjour
Foto: M. Bonjour

El director de Cultura de la Intendencia de Tacuarembó, Carlos Arezo Posada, consideró "lamentable" que la mayoría de las cartas de Carlos Gardel que salieron a remate la semana pasada hayan terminado en manos de coleccionistas argentinos.

Pese a que Arezo estuvo en el remate, no logró hacer nada por retenerlas. Dijo que no las pudo comprar con fondos municipales y tampoco del gobierno nacional, pese a hacer las gestiones correspondientes ante el intendente Eber Da Rosa y la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación.

"Hay un déficit en la recaudación. El intendente me dijo: yo te puedo dar 700 u 800 dólares, pero ahí no pude ni picar, porque las cartas salían con una base de 1.000 dólares", explicó el director de Cultura. "Fue una lástima. Yo también estoy arrepentido de no haber hecho un esfuerzo personal; pero era complicado", agregó.

Con respecto a la Comisión del Patrimonio, que depende del Ministerio de Educación y Cultura, explicó que se contactó con su presidente Nelson Inda y con el integrante José López Mazz, y que éste último le respondió que "se acabaron los rubros este año para este tipo de cosas".

"Yo me vi totalmente limitado. Y la verdad, es que es lamentable que no nos hayamos podido quedar con las cartas. Por suerte, al menos una de ellas fue comprada por dos coleccionistas de San José", concluyó Arezo.

Telegrama.

En tanto, el argentino Ricardo Stockdale, quien compró la mayoría de las cartas, comunicó a El País que luego de la subasta adquirió de forma directa un telegrama enviado por Carlos Gardel a José Razzano, que no había sido vendido. En el mismo el Mago da cuenta de su "triunfo enorme" tras actuar en el teatro Fémina de París, en 1928.

Foto: Remates Corbo
Foto: Remates Corbo

Siete de las ocho cartas enviadas por Gardel a su amigo y representante fueron compradas por coleccionistas argentinos que viajaron especialmente a participar de la subasta organizada por el martillero Eduardo Corbo.

La más cara se pagó US$ 2.650 y fue comprada por Stockdale, un coleccionista de 42 años que trabaja como administrativo en Tigre y que durante años fue amigo de una de las hijas de Razzano.

En esta misiva de nueve carillas, que salió a remate con una base de US$ 1.000, Gardel describe la vida de "bacán" que estaba llevando en París: "El dinero me lo aprovecho en propaganda, afiches, me he hecho una cortina de seda para mi presentación, he andado de un lado a otro. En fin, la cuestión es no mostrar la hilacha, pues creen que trabajo porque me da la gana, que soy rico, que los discos me dan una renta bárbara, un chiqué bárbaro (ostentación, en lunfardo). No tengo más relaciones que grandes bacanes y bacanas; que me he pasado varias, entre paréntesis".

Solo una de las cartas se quedó en el país y se fue para San José por US$ 1.600, siendo adquirida por un comprador de apellido Cabrera que desde la primera fila pujó por casi todos los lotes, que básicamente le fueron arrebatados por el argentino Stockdale.

Fundación y museo del Mago en Valle Edén.

Tacuarembó tiene un museo sobre Carlos Gardel en Valle Edén, a 21 kilómetros de la capital departamental, y una fundación que gestiona distintas actividades. Se trata de una entidad privada, que colabora permanentemente con la Intendencia y que está integrada por unas 20 personas. La fundación organiza en junio la Semana Gardeliana en Tacuarembó y en diciembre el certamen nacional llamado "Vení a cantarle a Gardel", además de entregar los premios —que llevan el nombre del cantor de tangos— a diferentes exponentes de la cultura.

Cuando la Intendencia compró el prontuario de Gardel en Buenos Aires por US$ 3.000, fue a través de la fundación que recibió la información. El propio director de Cultura, Carlos Arezo, trasladó el dinero de la Intendencia para traerse este valioso legajo.

El museo expone distintas fotografías y papeles de época, entre los que se encuentran la libreta de enrolamiento del "Mago", la partida de defunción, su pasaporte y varios artículos periodísticos donde el mismo Gardel afirmaría su nacionalidad uruguaya. Además, visitarlo supone vivir una experiencia sonora: todo el tiempo se escuchan sus canciones en la sala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)