INSEGURIDAD

El "Pato Feo" planificó su rescate desde la cárcel con un celular

Avisó a sus cómplices el día y la hora en que iban a trasladarlo al hospital.

El hombre que logró escapar del INOT ideó el plan con un celular. Foto: Captura YouTube
El hombre que logró escapar del INOT ideó el plan con un celular. Foto: Captura YouTube

El recluso que fue rescatado del Instituto Nacional de Ortopedia y Traumatología (INOT) el domingo 3 de septiembre, planificó la fuga desde su propia celda en el Penal de Libertad, avisando a sus cómplices por el teléfono celular, que usaba sin restricciones.

En esas comunicaciones telefónicas, a fines de agosto, el recluso —conocido con el apodo de "Pato Feo"— acordó con sus cómplices que el rescate debía llevarse a cabo en cierta fecha, cuando él fuera trasladado "para un tratamiento médico", ya que estaba dispuesto a producirse lesiones para ser derivado al INOT, un centro especializado dependiente del Hospital de Clínicas.

Con ese plan inicial, y en su convicción de que los traslados al INOT "contaban con una custodia policial propicia para la fuga" —según reza el auto de procesamiento del juez Gustavo Iribarren— el sábado 2 de septiembre el recluso volvió a llamar desde la cárcel a sus cómplices y les comunicó que el plan trazado "se llevaría a cabo al día siguiente".

Tras infligirse el preso un corte en un dedo, el domingo 3 se dispuso su traslado al INOT. Mediante otra comunicación telefónica, el "Pato Feo" les avisó a sus cómplices el horario de la llegada de la ambulancia al centro asistencial: las 18:30.

Los tres cómplices del "operativo de rescate", a bordo de un Hyundai, llegaron al INOT un rato antes, estacionaron el auto y aguardaron el arribo de la ambulancia. El resto de la historia ya es conocido: el preso descendió de la ambulancia, vestido con una camiseta aurinegra. En las imágenes de la cámara de seguridad se lo ve ingresar por la puerta, esposado y sin custodia. Los cómplices entran detrás, empuñando armas, y disparan una ráfaga para amedrentar a los funcionarios, llevándose al preso y cubriendo su huida con más disparos.

De los tres cómplices que participaron en el rescate del preso, uno fue capturado días después y contó los detalles del caso ante el juez, que lo procesó con prisión por colaborar en la evasión.

El procesado, de 33 años, dijo que, después de participar en el rescate, se separó del grupo y se dirigió a su barrio, donde estuvo "deambulando durante algunos días". En uno de esos vagabundeos, visitó a su pareja —embarazada de 39 semanas— quien le reprochó su conducta tras reconocerlo en las imágenes del rescate difundidas por los medios de comunicación.

Tras ser arrestado el pasado jueves, el delincuente procesado admitió su participación pero no divulgó los nombres de sus cómplices.

La Policía continúa buscando al fugado, quien estaba recluido por homicidio muy especialmente agravado.

Incautan celulares

Tras conocerse el auto de procesamiento y el papel que tuvo el celular del preso en la fuga, el Ministerio del Interior divulgó ayer una curiosa noticia dando cuenta de su "eficacia en los controles" carcelarios que permitieron incautar tres teléfonos celulares.

El domingo pasado una visita pretendió pasar un celular vulnerando los escáneres de seguridad. La revisión no encontró nada. De todas formas, por orden judicial, el hombre fue trasladado al Hospital Maciel donde se le realizó un estudio de rayos X que constató la presencia de "un objeto extraño" dentro de su cuerpo. El médico lo examinó y le extrajo un celular. Cuando fue dado de alta, el hombre intentó ir nuevamente al Penal de Libertad y en esta oportunidad, se le detectaron "dos objetos extraños". Los médicos le "retiraron" otros dos celulares del cuerpo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)