Ambos reivindican el desempeño electoral

Partido Nacional se debate entre dos liderazgos

Quién es el líder del Partido Nacional? En junio del año pasado la pregunta tenía una respuesta unánime de los nacionalistas: Luis Lacalle Pou. Al final del ciclo electoral el unísono quedó por el camino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Líderes no quisieron hablar de la interna partidaria. Foto: Leonardo Carreño

En Alianza Nacional hay quienes hablan de un liderazgo compartido e incluso quienes aseguran que Jorge Larrañaga es el líder natural.

"Para mí es Jorge Larrañaga", aseguró a El País el intendente de Artigas, Pablo Caram y justificó su afirmación diciendo que en las departamentales "anduvo muy bien".

El líder de Alianza Nacional quedó con el doble de intendencias que Lacalle Pou, perdió Paysandú, pero ganó Maldonado, aunque el intendente elec-to Enrique Antía aclaró que su triunfo lo logró sin un "gran apoyo nacional".

Ese escenario se repite en otros departamentos donde el ganador se manejó de manera independiente y no con un gran apoyo de la estructura partidaria, como es el caso del intendente de Colonia, Carlos Moreira o el de Florida, Carlos Enciso.

En Todos, en cambio, no dudan que el líder es Lacalle Pou e insisten en que la lógica departamental no se puede comparar con la nacional. "Hay sectores de Todos que apoyaron a candidatos de Alianza y viceversa. Hay cruzamientos que no tienen nada que ver con la lógica nacional", afirmó el senador Javier García.

También hay diferencias en el partido sobre quién es más fuerte en el interior y en Montevideo, pese a que el ciclo electoral deja claro que ambos funcionan con lógicas distintas: mientras Lacalle Pou es más montevideano, Larrañaga está volcado al interior. Incluso, cuando tuvo que definir si aceptaba ser candidato a la vicepresidencia, reunió a sus intendentes para escuchar sus opiniones.

"Está muy claro que Jorge es más fuerte en el interior porque se lo ve como una persona que se juega por esa zona del país. Lacalle Pou es más fuerte en Montevideo, pero ahora tuvo un traspié político porque su candidato tuvo solo el 11% de los votos y un outsider lo doblegó", opinó el intendente de Soriano, Agustín Bascou.

Los números también muestran que el problema de Larrañaga está en Montevideo, justamente a la inversa de Lacalle Pou.

En las internas Larrañaga tuvo 16.170 votos menos en Montevideo, pero en el interior ganó en once departamentos. En las departamentales, las listas de Larrañaga tuvieron 14.133 votos menos en Montevideo que las de Lacalle Pou, pero en el interior lo duplicó en intendencias.

El inicio del gobierno también marcó algunas diferencias internas dentro del partido en el Parlamento, donde Lacalle Pou tiene mayoría en el Senado y están empatados en Diputados. En Alianza no todos están de acuerdo con que Lacalle Pou, que instauró el término "por la positiva" durante la campaña, sea el primer legislador en interpelar a un ministro. La semana pasada interpeló a Danilo Astori, ministro de Economía, y cosechó críticas del Frente Amplio, donde aseguraron que no cuestionó el modelo económico y que tuvo argumentos débiles.

Hay quienes pusieron bajo la lupa, además, la participación de la senadora Verónica Alonso, de Alianza Nacional, en la comisión que estudia medidas contra el consumo abusivo de alcohol creada por el presidente Tabaré Vázquez.

Según publicó ayer el diario El Observador, la Agrupación Parlamentaria del Partido Nacional le manifestó a la senadora su preocupación por el rol que está cumpliendo y le pidieron que ajustara sus futuros pasos para que el resto del partido estuviera más enterado sobre el tema.

Cuando la mira se pone en el futuro algunos hablan ya de una interna en 2019 con los mismos protagonistas y otros dicen que el partido debe iniciar un proceso de cambio. Bascou, por ejemplo, opina que deben surgir otros nombres y que el partido, si quiere ser gobierno, debe correrse al centro. "Necesitamos otra figura para eso", afirmó.

El rol del directorio.

El papel que cumplirá el directorio del Partido Nacional, que no está integrado por ninguno de los líderes, también provoca diferencias en la interna del partido. Hay quienes aseguran que estará "acéfalo", que las decisiones se terminarán adoptando afuera y que un tema "duro" puede dejarlo "en falso". Otros, en cambio, afirman que el directorio dirigirá un partido "en proceso de renovación partidaria" y que están representados los dos proyectos políticos. El directorio está presidido desde 2011 por Luis Alberto Heber, cargo que ocupará hasta 2016, ya que el período son cinco años.

Además, hay tres secretarios, y once vocales. Todos son elegidos por la Convención, que se elige en las elecciones internas. Uno de los temas que decidió el Directorio últimamente fue, por ejemplo, si aceptaban el ofrecimiento del presidente Tabaré Vázquez para participar en los cargos de "gestión y control". El proceso comenzó con la manifestación pública de Lacalle Pou de que aceptaba el ofrecimiento, luego hizo lo propio Jorge Larrañaga y por el último "resolvió" el Directorio blanco que aceptó el ofrecimiento de Vázquez: 24 cargos a la oposición para participar en su gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)