Es el segundo en las encuestas y tiene altas posibilidades de vencer al PP

Podemos, el partido español que toma como modelo a Uruguay

Hace una semana una niña madrileña cantó ante miles de personas "Adagio a mi país", del uruguayo Alfredo Zitarrosa. No es casual que el flamante Partido Podemos español eligiera esta canción. Una y otra vez la agrupación señala a Uruguay como un modelo a seguir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcha Podemos en Madrid. Foto: Archivo.

El 12 de enero, Podemos cumplió un año y hoy ya es, según las últimas encuestas, la segunda fuerza de España. "Hay que verlo en el contexto del ciclo de protestas que comenzó con el 15M (movimiento de los "indignados") de 2011. Hubo un proceso de repolitización muy fuerte por parte de la ciudadanía. Y ese ha sido el caldo de cultivo que permitió que Podemos crezca exponencialmente", explicó a El País Jorge Castrillón, vocero de Podemos Uruguay.

El partido tiene presencia hoy en varios países para promover la votación de los expatriados a través de las embajadas. En Uruguay también hay una sede.

"Nuestro objetivo principal es intentar movilizar el mayor número de votos entre los 65.000 uruguayos que tienen pasaporte español. Tenemos que hacer que toda la gente que quiera votar vote. Porque el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) reformaron la ley electoral para votar en el extranjero. Parece mucho más complicado", dijo.

La agrupación tiene 40 personas activamente trabajando y reuniéndose cada sábado en Montevideo, pero "entre 200 y 300" que manifiestan interés y simpatía por la agrupación.

La intención de Podemos, explicó Castrillón, es "patear el tablero electoral y romper la situación de bloqueo que vive España". La agrupación recogió todo el descontento de los españoles tras siete años de crisis y, sazonado por la crispación de los "indignados", fue fortaleciéndose a gran velocidad.

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas de España, 1,8 millones de ciudadanos que votaban al PSOE se han pasado a Podemos, al igual que algo más de 790.000 ciudadanos que en las últimas elecciones votaron al PP. "Mucha gente desencantada con los partidos tradicionales han visto en Podemos una salida", opinó Castrillón.

Campaña.

En Uruguay, Podemos realiza actividades para movilizar a los, según sus cálculos, 65.000 uruguayos con pasaporte español. Estos, sumados a los entre 4.000 y 5.000 españoles residentes en el país, tienen tiempo aún para hacer los trámites para votar en las elecciones municipales de mayo y las generales de noviembre (ver columna).

De estos, vota solo el 4%, dijo el vocero. "El 90% vota al PP y al PSOE", agregó, y criticó a las sedes partidarias en Uruguay que "preparan sobres" para la población española envejecida.

La principal lucha, dijo Castrillón, es que la Embajada de España en Uruguay informe sobre los mecanismos para poder votar.

"De alguna manera, los organismos de España en el exterior no representan tanto a la ciudadanía española como sí al partido del gobierno. Queremos presionar a la embajada para que informe a qué hora abre sus puertas y cómo se puede votar", dijo.

"Si uno mira el Twitter de la embajada o las redes de comunicación de la embajada no hay una sola referencia a los plazos que son bien estrictos y a la metodología sobre cómo votar. Es intencional. Ellos saben que no los vamos a votar", agregó el vocero de Podemos Uruguay.

Uruguay, además, es modelo a seguir de Podemos, que ven en el país como un ejemplo de la buena gestión y en el presidente José Mujica como confidente (ver recuadro).

El manejo político de la crisis del 2002, la cultura institucional uruguaya, la baja corrupción y la ruptura del bipartidismo tradicional en el país son los temas que más atraen a Podemos. Incluso hacen un paralelismo de la aparición de Podemos en 2014 con la del Frente Amplio en 1971.

"La ruptura del bipartidismo se explica por un agotamiento global del sistema. Hubo un pacto social según el cual los partidos tradicionales se repartían el poder y la ciudadanía tenía derechos sociales. La ruptura de este pacto con la excusa de la crisis económica ha llevado a que el relato de este bipartidismo perfecto —con una monarquía que no se puede cuestionar y que lleva a España a la prosperidad— ya no sea comprado por nadie", explicó.

Y si bien sus propuestas miran a la izquierda, al igual que sus integrantes, la ubicación del partido no es tan clara. "España es muy curiosa. Cuando uno le pregunta a la ciudadanía si prefiere sanidad pública o privada, el 90% va a decir pública. Esa es una idea de izquierda. Pero, plantearlo así, como "izquierda y derecha", la gente se pone mucho más dura. Entonces nos definimos como un partido de cambio", dijo el vocero.

Reacción.

Podemos culpa a los partidos tradicionales de la crisis.

"Partimos de que la crisis no ha sido un fenómeno inevitable. La crisis viene por una gestión política previa y determinada", dijo Castrillón. Y en este sentido propone cuestiones que van en contra de la gestión que se llevó a cabo hasta el momento.

"Lo que queremos de alguna forma es democratizar la economía, que todos los grandes empresarios sean sujetos al imperio de la ley, que paguen sus impuestos, que no existan monopolios, que no existan grandes empresas, que haya una garantía de los servicios públicos", dijo el español.

Entre otras cuestiones, plantea hacerse cargo de la deuda externa española, pero definir qué pagar y qué no.

"Se ha estado indemnizando a empresas y a bancos que han quebrado y se les ha dado dinero público para que sigan funcionando. Consideramos que papá Estado no tiene que estar atrás de negocios privados", explicó Castrillón.

Éxodo culto.

Según el vocero de Podemos Uruguay, los datos oficiales indican que cada día llegan a Uruguay unos dos españoles. "Pero si uno viene y se registra en la Embajada, pierde la tarjeta sanitaria. Muchos venimos y no nos registramos para conservar lo sanitario", explicó Castrillón.

Según sus cálculos, llegan a Uruguay entre 70 y 90 españoles cada semana.

"Y tienen un perfil muy determinado: menores de 40 años y en su mayoría que tiene licenciaturas y doctorados", dijo.

"Hoy empieza a haber una cierta saturación. Los arquitectos han tenido una buena salida laboral por el momento del estado inmobiliario. La gente intenta encontrar un trabajo adecuado a su formación y, mientras tanto, está trabajando de cualquier cosa", explicó.

Comentó también que otros ciudadanos españoles la pasan mal en Uruguay. Estos son, principalmente, los mayores de 50 y los retornados.

Sobre volver a España, Castrillón no lo tiene claro. Ya hace dos años que vive en Uruguay junto a su novia, es docente y trabaja para el Sistema Nacional de Museos. "Tenemos planes de quedarnos y la situación en España no está ni cerca de volver", dijo

Una votación compleja para los expatriados


Ciudadanos españoles, residentes y no residentes en Uruguay, podrán votar en las elecciones de este año. Los no residentes se deben dar de alta en la Embajada, rellenar el impreso de solicitud de documentación electoral y enviarlo.

Votará por correo en la mesa correspondiente. Los españoles residentes (entre los que se incluye a 65.000 uruguayos con pasaporte español) deberán gestionar el alta en el consulado y solo podrán votar en las elecciones autonómicas. Dependiendo de la fecha de alta, podrá o no votar.

Después del alta, de estar incluido en el censo electoral, se debe realizar la solicitud de voto a través de un impreso correspondiente. La documentación electoral le será enviada luego a su domicilio. Se puede votar por correo postal en la Oficina Consular o en la urna habilitada en la Oficina Consular.

Las fechas son lo primordial ya que, dependiendo cuándo se haya hecho el trámite, la persona podrá hacer uso de su derecho a voto. Se recomienda acudir al Consulado de España en Uruguay por más información, debido a que España modificó la reglamentación referente al voto consultar, lo que ya despertó críticas.

Al 1° de enero de 2014, la polución española residente en el extranjero superada los dos millones de personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)