UN PRESENTE QUE NO FUE EL PLANIFICADO

El Parque Hotel y Carrasco dejan US$ 7: menos a IMM

En 2015, casinos de Montevideo no tuvieron los resultados que se preveía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
IMM ya accionó ante el Banco de Seguros para cobrar la póliza prevista. Foto: AFP

Durante 2015, la Intendencia de Montevideo esperaba recaudar casi US$ 11 millones por el canon que le paga el Casino Carrasco, pero recibió US$ 7,6 millones, es decir más de US$ 3.000.000 menos, según se desprende del Balance de Ejecución Presupuestal de la comuna que está a estudio de la Junta Departamental de Montevideo.

En tanto, el único casino 100% municipal de la capital, el Parque Hotel, recaudó US$ 4.200.000 menos de lo previsto por el Departamento de Recursos Financieros de la comuna.

En cuanto al Hotel Casino Carrasco, la Intendencia mantiene desde 2015 una reclamación abierta por el pago del canon. El mes pasado, la IMM rechazó un recurso de reposición interpuesto por Carrasco Nobile S.A., la empresa concesionaria, a la que a comienzos de abril había intimado a que le pagara una deuda acumulada de más de US$ 1.300.000.

La dueña de la llave del Hotel Casino Carrasco señaló en sus descargos que de acuerdo a lo "pactado" con la Intendencia, lo que se le pide que pague no integra el canon de la concesión. La empresa entiende que la diferencia que se le reclama radica en que la comuna toma como "ingreso" montos que no se incorporaron al balance de Carrasco Nobile por tratarse de ventas a crédito.

Impugnación.

De acuerdo a la impugnación presentada por la firma, los "ingresos" que deben ser tomados en cuenta para el pago del canon no incluyen las ventas a crédito o la nueva modalidad de juego implementada para clientes vip, "que no es más que una forma de financiamiento o la concesión de una línea de crédito que el casino ofrece al cliente para la adquisición de fichas en base al monto apostado, mediante la suscripción de un título de valor".

La Intendencia respondió que estas herramientas son utilizadas por el privado "a efectos de atraer su clientela", pero que eso "no tiene relación" con el pago que debe hacerse de acuerdo al pliego del llamado a licitación. "Una vez perfeccionada la venta de fichas, el importe de tal venta es el que ha de computarse mes a mes a efectos del cálculo, con prescindencia de la fecha en la que la concesionaria reciba efectivamente el pago de parte del cliente o del tercero que actúe como sujeto titular del crédito concedido para la adquisición de las fichas", aclaró la IMM.

La administración municipal entiende que la venta de fichas constituye un negocio jurídico entre el casino y el cliente, "que se perfecciona con el acuerdo de voluntades entre ambos: el apostador acepta el precio y al abonarlo, mediante la forma de pago habilitada por el casino (contado o crédito) recibe las fichas y queda habilitado para utilizarlas en los juegos". Según la comuna, "esta relación jurídica vincula exclusivamente al casino con su cliente y es un negocio en el que la administración resulta ser un tercero ajeno a éste. Las herramientas comerciales que utilice la empresa con el propósito de atraer o fidelizar su clientela resultan totalmente ajenas a la relación concesionaria-Intendencia".

Según al Balance de Ejecución Presupuestal de 2015, la IMM pretendía obtener unos US$ 900.000 por mes del Casino Carrasco, pero terminó el ejercicio recibiendo un promedio de US$ 630.000 mensuales.

El director de Casinos de la Intendencia, Hugo Gandoglia, dijo ayer a El País que el desfasaje en las utilidades del Casino Carrasco guarda relación "fundamentalmente con la previsión que hicieron los concesionarios, que preveían resultados superiores".

"Obviamente que el reclamo por el canon también tiene relación con esto", anotó.

Gandoglia dijo que la IMM cobrará seguramente en breve lo que se le adeuda por el canon, ya que existe una póliza del Banco de Seguros. "Ya presentamos el reclamo al BSE", indicó el director de Casinos.

Parque Hotel.

El "nuevo" casino del Parque Rodó, ubicado en la ex Casa de Andalucía desde que abandonó el espacio que ocupaba en el Parque Hotel, tampoco dejó los dividendos que Recursos Financieros pretendía para 2015. De todos modos, Gandoglia dijo a El País que la utilidad neta del casino fue el año pasado de unos US$ 3 millones, "una de las mejores de los últimos años".

Según la previsión presupuestal, durante 2015 el Casino Parque Hotel debía dejar US$ 3,6 millones por Ruleta, Punto y Banca y Black Jack, pero recaudó US$ 2,7 millones.

Con las máquinas tragamonedas también hubo un ingreso por debajo de lo previsto. Mientras que lo "autorizado" fue US$ 12 millones, lo efectivamente recaudado alcanzó los US$ 8,7 millones. Por lo tanto, en números globales, el casino del Parque Rodó recaudó en 2015 US$ 4 millones menos de lo que había previsto la IMM.

En total, el Parque Hotel (que mantiene su nombre por "tradición oral") tiene una plantilla de 100 funcionarios, varias mesas de paño y 254 máquinas tragamonedas o "slots": 154 pertenecen a la Intendencia y las restantes 100 son arrendadas a privados.

"La mudanza aumentó la utilidad del casino. La previsión de ingresos es bastante más un tema del Departamento de Recursos Financieros, porque fue hecha al inicio del Presupuesto y allí se aplican cosas que poco tienen que ver con la realidad. Pero en lo concreto, el resultado de la sala fue muy superior a los años anteriores: fue de unos $ 89 millones, que era lo que teníamos previsto", destacó Gandoglia.

Los inspectores recaudaron US$ 12 millones por multas.

n Los inspectores de tránsito de la Intendencia de Montevideo recaudaron durante 2015 más de US$ 12 millones con la aplicación de multas, según se desprende del balance municipal. Un año anterior, las multas por infracciones de tránsito dejaron a la caja de la Intendencia US$ 9,5 millones.

La previsión de la administración de Daniel Martínez es aplicar en este año un 50% más de multas que en 2015, según se desprende de la sección "Objetivos y Metas" del nuevo Presupuesto que fue aprobado por la Junta Departamental. Esto se debe a la puesta en funcionamiento del Centro de Gestión de la Movilidad (CGM), que sin embargo, todavía no está siendo utilizado para aplicar multas utilizando sus cámaras. En algunas ciudades, la instalación de este tipo de centros de gestión de la movilidad ha llegado a incrementar la recaudación por multas en hasta 400%.

El martes pasado, la Junta aprobó en sesión extraordinaria un préstamo de US$ 16 millones solicitado por la Intendencia al BID para —entre otras cosas— ampliar el CGM, que recién ha alcanzado el 29% de su desarrollo por falta de recursos.

En su primera etapa, el Centro de Gestión de la Movilidad abarcará a 170 intersecciones con 51 cámaras. En total, hay unos 658 cruces semaforizados en Montevideo, aunque actualmente son 45 los que están conectados, básicamente en la rambla. El director del CGM, Boris Goloubintseff, informó a la Junta que se podrían adquirir entre 160 y 200 equipos nuevos (para 133 cruces semaforizados) con la obtención del préstamo del BID.

Estos aparatos se extenderían en importantes arterias: la rambla sur en toda su extensión; avenida Italia; el tramo norte-sur de bulevar Artigas; el tramo sur de General Flores que va del Palacio a Batlle y Ordóñez; 8 de Octubre desde Tres Cruces hasta Belloni, y Rivera entre bulevar Artigas y Solano López.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)