IMM invertirá US$ 2 millones en construcciones y equipamiento del predio

Parque Capurro, un sueño renovado

Dos millones de dólares invertirá la Intendencia de Montevideo en la recuperación del Parque Capurro. Recursos extrapresupuestales obtenidos por la venta de terrenos cercanos a la zona, permitirán la concreción de un proyecto elaborado por arquitectos de la División Espacios Públicos y Edificaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se recuperará la fachada y los techos de las construcciones existentes.

La intervención sobre 20 mil metros cuadrados no es sencilla, en tanto se trata de un predio patrimonial, con árboles intocables. En principio, el plan prevé recuperar la fachada y el techo de la casona en donde hubo un hotel. Deberá efectuarse una consolidación estructural, debido a que los salones se llueven.

La reconversión interior quedará para una segunda etapa, puesto que deberán manejarse diversas opciones en cuanto a la ocupación de la finca, elegir entre emprendimientos con o sin fines de lucro, de servicios, por ejemplo gastronómicos, o culturales.

Frente al mar.

Entre más, repavimentarán con hormigón toda la caminería que hoy está en mal estado, serán incorporados bancos y juegos clásicos e integradores.

Habrá mejoras en la jardinería y reacondicionamiento de todos los espacios verdes, y también un nuevo anfiteatro en el mismo lugar del actual, aunque todavía no se ha determinado cuál de dos planes se impondrá: si el de mantener el actual estilo, con bancos de cemento, o el de generar un talud como el que se hizo en la Plaza de la Democracia, que permite variedad de actividades en toda la superficie.

Considerando que en tiempos de lluvias el anfiteatro es un sitio inundable, cualquiera sea la opción a concretar, está sí definido elevar el escenario.

Respecto a la creación de una pista de patín, el proyecto busca retomar una idea del arquitecto italiano Giovanni Veltroni, quien llegó a Uruguay en 1908 y fue responsable del diseño del Parque Capurro en 1910, gran parte del cual desapareció en la década de 1980 cuando se construyeron los nuevos accesos a Montevideo.

En la zona deportiva, en parte se replicará lo existente en el parque-plaza Liber Seregni, con una faja destinada a pista de skate y dos canchas polifuncionales o una de baby fútbol, en el mismo lugar que hoy se sitúa la que usa el club Fénix.

Como forma de complementar las imponentes escaleras, trazarán vías peatonales y un estacionamiento hacia la calle Juan M. Gutiérrez. Otro elemento histórico a recuperar es la fuente, que hace tiempo no funciona y lo hará con un sistema cerrado de recirculación del agua. Al igual que en otros grandes espacios verdes se instalará una fotogalería.

En el correr de este año habrá una licitación para construir las obras que comenzarán el año próximo, según anunció la arquitecta Patricia Roland, directora de la División Espacios Públicos y Edificaciones.

Apertura.

Antes de remover un metro de tierra, quienes han desarrollado el proyecto seguirán prestando atención a las sugerencias de concejales municipales y vecinales, así como a los residentes en el barrio.

La última reunión con estos actores, a la que concurrió la intendenta Ana Olivera, se dio en la noche del pasado jueves, ocasión que permitió presentar aportes diversos.

En la sede del Concejo Vecinal 16, se postuló, por ejemplo, la defensa de la cancha de baby fútbol, la instalación de baños y de cerramientos que den seguridad, debido a la cercanía con la muy transitada ruta 1.

Recuerdos de la pista de patín desaparecida.


Un siglo atrás, la playa Capurro se consideraba el sitio costero más preciado. En un ejemplar de 1915, en la revista Anales Mundanos se decía: "A pocos pasos de la costa, surge esplendorosa nuestra campiña con todos sus atractivos, con sus mágicos panoramas. Y sobre tan elegido pedazo, circundado de jardines que los dibujan graciosamente infinitos senderos, ramplas, elegantes balaustradas, se alza una pista que dice la última palabra en el género".

SABER MÁS

FIGURAS HISTÓRICAS.


Tiempos de auge del balneario

El nombre del barrio en donde se ubica el parque se debe a Juan Bautista Capurro, un marino mercante nacido en la localidad de Voltri, cercana a Génova, en el último decenio del siglo XVIII, que había arribado al país hacia1829. Se destacó como empresario entre los integrantes de la numerosa colectividad italiana de Uruguay.

En el portal de la Intendencia de Montevideo se cuenta que "mantuvo una estrecha vinculación y amistad con José Garibaldi, siendo el principal sufragante de los gastos requeridos para armar el barco "Speranza" en que "El héroe de Dos Mundos" regresó a Italia. También formó parte del grupo fundador del Banco Italiano, el Ferrocaril Central, el Hospital Italiano, la Compañía de Aguas Corrientes y el Teatro Solís, en unión con notorias figuras de la época".

En 1906 el tranvía eléctrico facilitó el traslado desde la ciudad hacia Capurro. En 1910, Esteban A. Elena, director general de "La Transatlántica", impulsó la creación del moderno parque y de la ambientación arquitectónica del balneario, que mantuvo su esplendor y sostenida concurrencia hasta la década de los años treinta, cuando fue desplazado por las playas del sur de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)