DETENIDO

Paraguay pidió datos de Goncálvez a Uruguay

La Dirección de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol recibió un pedido de informes de la Policía paraguaya sobre la situación judicial de Pablo Goncálvez, quien se encuentra detenido en una ciudad guaraní por portar una pistola Glock y nueve gramos de cocaína.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Goncálvez fue apresado en febrero de 1993, a la edad de 22 años. Foto: Archivo El País.

Goncálvez fue apresado en la ciudad de Salto de Guaira cuando se desplazaba en una moto Kawasaky.

El fiscal de esa ciudad, Julio César Yegros ordenó su detención bajo los cargos de supuesta tenencia ilegal de armas y de drogas. En Paraguay, es legal portar hasta dos gramos de cocaína y diez de marihuana. La excepción a la norma es que el detenido pruebe que es adicto, explicó a El País la encargada de prensa de la Fiscalía de Paraguay, Ada Valdez. Agregó que el fiscal Yegros mantuvo la detención de Goncálvez a la espera de la información que le envíe la Policía uruguaya.

Ayer hizo un año exacto que Goncálvez egresó de la cárcel de Campanero, Minas. Purgó una pena de 23 años acusado de ser el autor de los homicidios de Andrea Castro, María Victoria Williams y Ana Luisa Miller.

El 23 de junio de 2016, Goncálvez tuvo su última salida transitoria antes de ser liberado. Era un beneficio que gozaba desde tres años antes. A las 23:57 horas de ese 23 de junio, se dirigió al portón de Campanero. Salió cubierto con una bufanda acompañado por efectivos del Departamento de Análisis e Investigaciones Penitenciarias (DIAP). Se subió a un auto que se desplazó hacia la ruta 8. A poca distancia de la entrada de la cárcel, lo aguardaba un grupo de periodistas. Ninguno lo reconoció, dijo una fuente carcelaria a El País.

Asesino serial.

Según la Justicia, Pablo Goncálvez mató a tres mujeres de forma premeditada. La prensa de la época lo calificó como el "asesino serial de Carrasco". Era un joven cuando ingresó a prisión el 22 de febrero de 1993. Tenía 22 años. Salió en libertad con 46. Estando preso se casó y se divorció. Fue padre, aunque hoy no tiene contacto con su hija.

Durante la reclusión estudió Informática, Derecho, Economía, luego de dictar cursos de inglés a otros reclusos. Tuvo una conducta correcta en sus últimos tiempos de prisión. Su caso, analizado más de una vez en la cátedra de Psiquiatría de la Facultad de Medicina, se cerró luego de 23 años. En prisión fue herido gravemente por otros reclusos. "Su liberación va a generar miedo", dijo hace un año el exjuez Rolando Vomero, el primer magistrado que procesó a Goncálvez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)