Salud Pública evalúa contaminación en Minas por invasión de aves en plaza

Palomas provocan alarma sanitaria

Hace por lo menos dos años una enorme bandada de palomas de monte invadió la Plaza Rivera de Minas, lugar donde funciona la principal mutualista de Lavalleja, Camdel y la seccional 1 de Policía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vecinos afirman que 3.000 aves se posan diariamente en árboles de Plaza Rivera.

Desde hace un año, las aves comenzaron a realizar un circuito de vuelo alrededor de la ciudad con el que llegaron a todos los barrios minuanos.

Como consecuencia de ello ahora se produce una "lluvia" de "piojillos" provenientes de las palomas, según confirmaron a El País, varios vecinos consultados.

El empresario Eduardo Torterolo, vecino de la Plaza Rivera, aseguró que "todos los días entre 2.000 y 3.000 palomas" se posan sobre los árboles y antenas del lugar.

Destacó que la bandada ya adquirió hábitos y que "duerme" en la plaza desde donde sale todos los días a eso de las 7.15 de la mañana rumbo al norte de la ciudad.

Una mañana, un grupo de voluntarios siguió a las palomas y descubrió que muchas de ellas "desayunan" maíz y otros cereales en el predio de los guazubirá, una pequeña reserva ecológica instalada en el Parque Rodó de la ciudad.

Otra parte de la bandada se instala en el basurero municipal y otro grupo se dispersa en las chacras de la zona.

Cuando cae el sol las palomas vuelven a la plaza, explicó Torterolo. La vecina Ofelia Gaudino dijo a diario Serrano que en las zonas afectadas ya no se puede ni abrir las ventanas de las casas pues si lo hacen sus domicilios se les llenan de los molestos piojillos de las palomas, afectando a las personas, la ropa o el mobiliario.

Paloma inmortal.

Para la eliminación de las aves se han manejado varias opciones, entre ellas la instalación de "tramperos" en los techos de las casas. El plan, presentado por un empresario recomendado por el intendente Alfredo Villaba, era que los propios vecinos colocaran comida en los "tramperos", capturaran las aves para luego embolsarlas y posteriormente tirarlas a la basura.

Gaudino calificó la idea como "una cosa de locos" en ocasión de participar de una reunión con la comisión de Recepción de la Junta de Lavalleja.

Tras rechazar la iniciativa del jefe comunal, el viernes pasado los vecinos instalaron una sirena que, con gran volumen, amplifica los graznidos de aves como halcones, águilas y otros enemigos naturales de las palomas. Se trata de un equipo utilizado en las plantaciones agrícolas de grandes dimensiones. Sin embargo, tras varias pruebas, el método fracasó.

"No pasó nada, parecía que las palomas se reían", aseguró una vecina que probó la sirena en su casa.

Riegos.

Mientras tanto, decenas de vecinos de distintos barrios han hecho saber su preocupación por la presencia de "piojillos" que, aseguran, provienen de las palomas.

Una mujer hizo saber que está padeciendo una alergia "muy fuerte" y otras personas afirmaron sufrir enfermedades respiratorias por este motivo.

Los llamados "piojillos" de las palomas en realidad son ácaros que pueden diseminar enfermedades, según la información que manejan distintos sitios especializados.

Otras fuentes indican que las palomas son portadoras o transmisoras de ornitosis, encefalitis, enfermedades de Newcastle, histoplasmosis, criptococcosis, toxoplasmosis, pseudotuberculosis, coccidiosis aviar y envenenamiento de alimentos por salmonela.

El 15 de abril pasado el director técnico de la mutualista Camdel, Juan Francisco Mautone, remitió una carta al intendente Alfredo Villalba en la que deja constancia de la situación y advierte de los riesgos sanitarios que ella genera.

"Como prestadores de salud vemos con gran preocupación la gran cantidad de palomas que se aglomeran en Plaza Rivera, detectándose que además de las suciedades que dejan son vectores de distintas enfermedades de forma directa e indirecta", señala la misiva firmada por Mautone.

"Dada la importancia de mantener la buena salud de toda la comunidad y que el área de asistencia de esta institución está comprendida donde deambulan dichas palomas, con el riesgo de enfermedades que conlleva, solicitamos a usted la colaboración para el desalojo de las aves en un ámbito de cuidado ambiental", añadió.

Alarma.

A todo esto, el director departamental de Salud Pública de Lavalleja, Miguel Paradeda, calificó la situación como de "alarma sanitaria" debido a la cercanía de una mutualista con respecto al lugar elegido por las palomas.

Paradeda anunció que en esta jornada enviará una carta al intendente Villalba solicitando que "con carácter grave y urgente" disponga la limpieza de la plaza y solucione rápidamente la problemática.

Días atrás el jerarca recorrió la plaza y encontró a una funcionaria municipal limpiando las heces de las palomas "sin la protección adecuada".

"Es algo insuficiente, las excretas secas son un peligro. esa tarea se tiene que hacer con una cuadrilla equipada con tapabocas, guantes y botas de goma", aseveró el director.

Por otro lado, Paradeda se comunicó con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) para solicitar que se investigue el riesgo sanitario al que se someten los transeúntes.

La idea del director es que el laboratorio veterinario Miguel C. Rubino realice algunas pruebas para identificar las enfermedades que transmite la bandada de palomas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)