MISIÓN OFICIAL

Un país en venta durante 14 días

“Hay tiempo para sembrar y para cosechar. El gobierno salió a sembrar”, dijo Vázquez.

El presidente Tabaré Vázquez, de traje y corbata celeste, canta el himno en Alemania a seis grados bajo cero. Vázquez saluda a la mujer más poderosa del mundo, Angela Merkel, y busca estrechar relaciones entre los países. Vázquez firma el libro de ciudadano ilustre en Berlín. Vázquez inaugura el stand de Uruguay en la principal feria de frutas del mundo. Vázquez llama a los empresarios alemanes a que inviertan en Uruguay porque es el país más seguro de América Latina. Váz-quez habla en ingles, en francés y un poco en alemán.

Vázquez recuerda a Artigas; le regala un busto del prócer al alcalde de Hamburgo. Vázquez acepta todos los pedidos de selfies de la colonia uruguaya en Hamburgo. Vázquez promete trabajar para que vuelvan "al paisito". Vázquez, siempre con su corbata celeste, habla de la lucha contra el tabaco.

Vázquez se cuelga un pin en su solapa con la bandera uruguaya y la de Finlandia. Vázquez agradece al presidente finlandés la "acalorada bienvenida". Vázquez festeja el campeonato de "La Celeste" en el Sudamericano Sub 20. Vázquez llega a la sede de UPM y sale con una gran sonrisa por las buenas noticias. Vázquez se reúne con el presidente del Pit-Cnt e intenta encontrar una solución al cierre de Fanapel. Vázquez hace esperar unos minutos al presidente ruso Vladimir Putin, porque un rato antes le había postergado el encuentro.

El presidente de la República asumió un rol protagónico en la gira, y pidió hacer una apuesta fuerte: "¡Hay que traer inversores, ya!", comentó el mandatario a sus ministros antes de partir a Europa. Por eso les solicitó que sean claros en presentar al país como "la mejor opción en Latinoamérica para invertir".

Ayer el jefe de Estado uruguayo volvió a Montevideo después de 14 días en los que desplegó todos los instrumentos para seducir y convencer al empresariado internacional a que se instale en el "pequeño pe- ro hermoso país perdido en el Sur", dijo.

La delegación —que incluyó a los ministros de Economía, Transporte, Medio Ambiente, Industria y Cancillería además del Instituto Uruguay XXI— trae una serie de compromisos firmados y declaraciones de interés que buscará concretar en los próximos meses. Vázquez pidió dar prioridades. Dijo expresamente a sus ministros que den preferencia, y se pongan a trabajar de inmediato, en las propuestas en infraestructura que posibiliten la confirmación de la segunda planta de UPM.

Las autoridades del gobierno vuelven de Europa con el proyecto de segunda planta de celulosa prácticamente abrochado. Por eso ya tomaron la decisión de hacer las inversiones necesarias.

Pero esa confirmación no será expuesta por ninguna de las autoridades del gobierno. Incluso cada vez que al mandatario se le consulte repetirá lo mismo: "estamos trabajando", y "no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo".

El presidente decidió convocar a todos los ministros de su gabinete que están vinculados al tema para comenzar a trabajar en la segunda etapa del proyecto.

El primer paso será definir precisamente el lugar donde se construirá la planta. El punto de referencia fijado es Paso de los Toros, en Durazno.

Entre marzo y mediados de abril quedarán prontos todos los proyectos de infraestructura que solicitó UPM. El principal es la instalación del ferrocarril para poder sacar su producción por el puerto de Montevideo. Inmediatamente realizarán los llamados internacionales. Al mismo tiempo el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente pondrá en marcha los estudios para proteger el medio ambiente y definir los mecanismos de control. La otra gran negociación será en el plano expresamente económico: la modalidad de zona franca, la forma en que se pagará el canon por el uso del exclave, y el costo de la energía eléctrica que va a comprar a UTE.

Por otra vía, el gobierno pretende "ayudar" a las negociaciones entre la empresa finlandesa y la central única de trabajadores, el Pit-Cnt, en acordar las "reglas de juego laborales". Vázquez ya adelantó que colaborarán para "despejar algún problema que pueda existir".

Las autoridades de UPM solicitaron al gobierno que le garantice que no habrá "trabas sindicales" al proceso de construcción de la planta. Por eso la participación de empresarios y sindicalistas en la gira fue clave. Ambas partes estaban distanciadas y enfrentadas por la decisión de las cámaras empresariales de presentar una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por entender que se estaban avalando "abusos sindicales" al considerar las ocupaciones como una extensión del derecho de huelga.

Precisamente en Finlandia, los presidentes de las dos principales cámaras empresariales y la máxima autoridad del Pit-Cnt se reunieron y acercaron las posiciones.

Ahora intentarán terminar de sellar un acuerdo en Montevideo con el compromiso de reglamentar la ocupación a cambio de levantar la queja internacional. Esto fue recibido como muy auspicioso por el presidente Vázquez, quien se lo adelantó a las autoridades de UPM.

A pesar de eso los sindicatos y la empresa pretenden traer un grupo grande de trabajadores extranjeros para hacerse cargo de gran parte de la construcción de la planta. La central de trabajadores se opone a esto y argumenta que hay una ley que establece que el 75% de los empleados deben ser uruguayos.

Reclamos.

Antes de partir a Finlandia, el sábado 11, Vázquez mantuvo una charla con un grupo de periodistas donde explicitó su satisfacción por cómo había sido la recepción en Alemania. Sin embargo aclaró que no quería "elevar las expectativas" porque luego la oposición reclama "cosas concretas".

El presidente defendió las salidas al exterior como una "herramienta fundamental" para lograr el desarrollo del Uruguay. "Lo han hecho todos los gobiernos, y nosotros queremos potenciarlo. Acá está el partido para jugar", dijo.

En el cierre de la gira en Rusia opinó que el viaje ha sido "muy positivo" y que se trata de ir paso a paso. Por eso decidió ejemplificarlo con su frase de la siembra y la cosecha.

"Hay tiempo para todo. Para sembrar y para cosechar. En esta gira el gobierno uruguayo salió a sembrar. Y por supuesto no se puede pedir que al mismo tiempo que se siembre, se reco-ja la cosecha", explicó adelantándose a las críticas de los dirigentes de los partidos de la oposición.

Vázquez fue apoyado por el ministro de Economía, Danilo Astori, y el de Transporte, Víctor Rossi, para salir a la cacería de empresarios. Ambos fueron más directo, y si bien su discurso casi que se repitió país a país, sobre el cierre de la gira fueron bien claros. Astori optó por mostrar a Uruguay como la Suiza de América, y la mejor y más barata puerta de entrada para las inversiones europeas. Rossi fue por el lado de la seriedad. Dijo que el gobierno trabaja para eliminar las dificultades burocráticas y facilitar la instalación de los emprendimientos con contacto "bien directo".

La pelea por la educación, el salvajismo, las pompas de jabón y las giras artísticas

Las salidas al exterior del presidente Tabaré Vázquez son frecuentes. El mandatario argumentó en reiteradas oportunidades que es vital para presentar al Uruguay en el mundo y atraer inversores al país. Su plan anual incluye dos o tres giras internacionales. Para este 2017 ya tiene programado un viaje Australia, Indonesia y un país africano. Esto ha sido utilizado por la oposición para criticar al mandatario. No solo en la actual gira.

Esta semana el senador del Partido Nacional Jorge Larrañaga acusó a Vázquez de tener doble discurso en materia de educación. Él durante la campaña visitó Finlandia como un país modelo y planteó trasladar el modelo nórdico a Uruguay.

Vázquez lo criticó y ahora en su visita por el país nórdico comentó que las autoridades finesas cooperarán con las uruguayas en materia educativa. "Nosotros fuimos a Finlandia con un equipo de primer nivel en materia educativa. Él no llevó ni al portero del Codicen", respondió Larrañaga a Vázquez en su cuenta de Twit-ter. El mandatario lo había tratado de tener una actitud "salvaje y primitiva".

Luis Lacalle Pou también apuntó sus críticas a la gira. Antes del viaje dijo que pedirá un informe detallado sobre cuánto se gastó. A su entender este tipo de misiones se parecen más a "giras artísticas" que a búsqueda de negocios.

Un año antes también lo había criticado cuando estuvo en París porque a su entender debía haber suspendido la reunión con el presidente francés François Hollande para solucionar las renuncias que habían ocurrido en el Misterio de Educación y Cultura. Vázquez no quiso responderle, y dijo que sus declaraciones eran: "pompitas de jabón", reiterando el concepto que había expresado durante la campaña electoral.

Incluso el senador blanco Javier García cuestionó que ante la salida de Vázquez asuma la presidencia de la República, el vicepresidente Raúl Sendic. "He votado la licencia del presidente por razones estrictamente institucionales. No creo que por las circunstancias que están dadas con el presidente (del Senado) sea oportuno que el país esté bajo la Presidencia suya. Creo que es inconveniente e inoportuna la presidencia que usted va a ejercer", dijo el legislador el día que aprobaron la salida del mandatario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)