EL SÁBADO YA NO HABRÍA MÁS GAS

Todo el país en riesgo de quedar sin supergás

Distribuidores dicen que el stock se puede agotar el sábado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Queja: distribuidores dicen que son rehenes de la situación. Foto: Fernando Ponzetto

Los distribuidores de supergás, reunidos ayer en una asamblea en la que participaron unas 60 personas, hicieron catarsis por el prolongado conflicto de la empresa Riogas y advirtieron que puede derivar en que falte el producto en todo el país en cuatro o cinco días.

Siempre hay conflictividad en el sector del supergás, en particular en invierno. Pero esta vez los distribuidores quieren hacerse oír con más fuerza ante un conflicto particularmente duro y prolongado que tiene a sus empresas sin mercadería hace 20 días y que llevó a 150 envíos al seguro de paro. En una reunión en la Cámara de Comercio los distribuidores se dijeron "rehenes" de un sindicato al que ven apoyado por el gobierno aunque también cuestionaron a Riogas por no informar debidamente de la situación a los empresarios.

Un acuerdo bipartito entre Riogas y su sindicato cayó y explica el actual conflicto porque como consecuencia de ese desencuentro la empresa cortó el pago de partidas por productividad aduciendo que el sindicato se negaba a cumplir "pautas productivas" acordadas. El dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Gas, Gonzalo Scotti, dijo a El País que el panorama "se está complicando" y que la negociación en el Ministerio de Trabajo quedó recién para el jueves de mañana. El sindicato ya recibió ayer el respaldo del Pit-Cnt que emitió un comunicado en el que sostiene que "los trabajadores en una clara actitud de seriedad y responsabilidad dentro de sus posibilidades están intentando asegurar el suministro de gas a la población cosa que la empresa no hace y ni siquiera demuestra sensibilidad ante algunas situaciones".

En la asamblea de distribuidores de ayer los ánimos, por momentos, estaban caldeados. Un distribuidor dijo que "dentro de 20 días va a haber un paro porque la milanesa es más chica o porque tiene poca presión el agua mineral".

Daniel Marichal, presidente de la gremial, dijo en la asamblea que si bien el Poder Ejecutivo se abstuvo en el reciente convenio salarial del sector que mejoró las remuneraciones en términos reales, "había que estar en el Ministerio de Trabajo para ver las presiones y que diéramos más y diéramos más". Marichal señaló que las empresas distribuidoras "cumplieron" con los aumentos pactados hace 45 días pese a lo cual hace 20 días sufren el conflicto. Los sindicatos "siempre han logrado lo que quisieron porque siempre un ministro o un director de Ancap llama a las empresas y dice "vo, arreglen" y "siempre estamos pagando el costo del conflicto". Otro empresario dijo que "estamos laburando para salir adelante. ¿Quiénes son ustedes? (los sindicatos). No puede ser que manden. Hay que tomar el toro por las guampas. ¿Qué vamos a hacer para resolver esto?", preguntó. "Un puñadito de personas está afectando a toda una cadena de valor", advirtió otro. "No podemos dejar que este conflicto termine con un ganador que no sea la empresa (Riogas)", opinó un tercero. A juicio de este distribuidor el sindicato quiere que Riogas se vaya para poder crear una cooperativa.

Marichal explicó luego a El País que Riogas representa el 35% de las garrafas del mercado y llega al 41% del total si se considera que también envasa para Ducsa (tarea que hoy no está realizando). En la cadena del supergás trabajan alrededor de 3.000 personas.

Los distribuidores analizarán la posibilidad de realizar una demanda por daños y perjuicios contra el Estado, pedir a Riogas algún tipo de compensación o tomar una medida que implique que los cuatro sellos distribuidores dejen de entregar garrafas simultáneamente. Se calcula que en alrededor del 80% de los hogares se utiliza el supergás para cocción y los distribuidores quieren que haya un protocolo que asegure su suministro permanente.

MTSS relativiza el conflicto.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, relativizó ayer el alcance del conflicto del supergás. "No existen dificultades con ninguna de las otras empresas, ni hay conflicto con la cámara empresarial representativa", consideró el ministro. Las otras empresas están asegurando el suministro normal del producto, aseguró. Murro chocó duramente la semana pasada con Riogas que acusó a su cartera de una actitud "omisa" ante la conflictividad del sector, algo que él negó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)