CAMBIOS EN LA EDUCACIÓN

Padres serán notificados si hijos faltan a la escuela

Aplicación de Primaria también tendrá las calificaciones y un chat para comunicarse con los maestros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A unos clics.La app de Aerobox permite gestionar los paquetes desde el celular. (Foto: Archivo El País)

A partir del mes de julio cada vez que un alumno de la escuela pública falte a clases los padres recibirán una notificación en sus celulares. Primaria espera a partir de esta medida bajar el promedio de inasistencias. De 180 días dictados, los alumnos van, en promedio, 160. Se pierden un mes entero.

La medida es parte del programa Gurí Familia, que el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) ya empezó a implementar con los carnés de calificaciones. Desde este año se terminó con el clásico boletín azul que llevaba impreso en su tapa la cara de José Pedro Varela. Ahora se les da a los padres una clave que deben colocar en una página web para conocer las calificaciones de sus hijos.

El cambio generó ruido en algunos padres. "No voy a decir que no hay problemas, porque todo lo nuevo trae problemas", dijo a El País la directora general del CEIP, Irupé Buzzetti. Sin embargo, señaló que "los beneficios de este cambio son muchos". Se trata de prestaciones que "son muy interesantes para los maestros, los alumnos y sus padres", advirtió.

El plan de Primaria es habilitar para dentro de dos meses una aplicación para celulares en la cual los padres, tras colocar una clave, podrán tener una gran cantidad de información de relevancia sobre sus hijos.

La aplicación va a tener varios módulos. En uno se verá la cantidad de inasistencias que tengan los alumnos y por ahí, además, se enviará un mensaje a los padres cada vez que se pase lista y sus hijos no estén en el aula. En otro funcionará un chat por el cual maestros y padres se podrán comunicar de manera constante.

También habrá un módulo donde se exponga la calificación de cada estudiante, o sea que por allí también va a poder verse el carné. Y en otro estará toda la información personal de los alumnos, desde a qué prestador de salud asisten a si tienen las vacunas al día (y en caso de que no lo estén o se les esté por vencer los padres también serán alertado por una alarma).

Buzzetti sostuvo que esto es muy útil para el caso de los niños que tienen malas calificaciones, pues a partir de este programa el CEIP recibirá notificaciones de los alumnos que tienen bajas notas y tendrán más tiempo para poder intervenir.

"Si ya sabemos en mayo que un alumno tiene dificultades podemos accionar para enviar un maestro comunitario que pueda ayudarlo; si nos enteramos en septiembre no tenemos margen para esto", explicó la jerarca.

Carné.

Hace algunos días fue abierto el grupo de Facebook "No al carnet (sic) digital en Primaria". Este cuenta con unos 150 seguidores y une a padres que llaman a "respetar nuestros principios y los derechos del niño".

"Estamos acostumbrados al carné de antes y no nos gusta el digital. Es un desastre. No nos interesa. Pero la gente no quiere moverse para evitar esto. El uruguayo es muy cómodo. Nos gusta el carné que se firma. Que lo guardás de recuerdo", dijo a El País la creadora del grupo, Karol Fernández. Esta, además, señaló que aunque su hijo "ya entra el año que viene al liceo" cree que "hay tradiciones que no se deben perder".

Desde la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), su presidenta, Elbia Pereira, dijo a El País que el sindicato recibió comentarios sobre "algunas dificultades que tienen que ver con la conectividad", pero no hubo ningún "planteamiento colectivo" de las filiales departamentales sobre el carné digital. El próximo 11 de junio habrá una asamblea de la FUM y allí se espera que se plantee el tema.

Buzzetti aclaró que los padres que quieran pueden pedir en las direcciones de las escuelas las notas de sus hijos en un papel impreso. "Además a fin de año vamos a hacer algo sencillito para aquellos padres a los que les gusta guardar el carné", añadió la jerarca.

Buzzetti:"Se pierden un mes de aprendizaje"

"Nosotros tenemos un promedio de 160 días de asistencia, y esto no tiene nada que ver con lo que pasó el año pasado con los paros. Los alumnos faltan 20 días por año", dijo a El País la directora general de Primaria, Irupé Buzzetti. "Esto quiere decir que se pierden un mes de aprender, estas son cosas que los padres tienen que metérselas en la cabeza. Por eso vamos a notificarlos cada vez que no vaya el alumno a estudiar. Hay que revertir esta situación", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)