SOBREDOSIS DE VITAMINA D

Padres preparan una demanda contra ASSE

Sobredosis de vitamina se originó en la compra del fármaco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ASSE: "la encargada del sector hizo la compra y ahí empezó todo" Foto: F. Ponzetto

Más de 30 padres y madres de bebés y niños que presentaron diferentes complicaciones luego de recibir por error una sobredosis del medicamento Mulsiferol 100.000 UI/10 ml de vitamina D3 que en realidad es para pacientes adultos en el Hospital Saint Bois, definen las acciones legales a emprender contra la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE).

La farmacia del Saint Bois entregó el medicamento a 233 pacientes que consultaban por diferentes cuadros de problemas en el crecimiento.

Es el caso de Álvaro, el padre de Bianca de dos meses, una de las 26 pacientes pediátricas que presenta niveles altos de calcio en sangre —hipercalcemia. El sábado varios padres, madres y familiares directos se reunieron para definir qué tipo de acciones implementar. ¿El resultado? No hubo acuerdo en varios casos y muchos de ellos "se bajaron" de la iniciativa porque el planteo "era entreverado".

Error en la compra.

Mientras tanto, la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) reconoció que el error estuvo en la compra del medicamento.

El gerente general de ASSE, Richard Millán, sostuvo que "la encargada del sector hizo esa compra de Musiferol, pero para dosis de adultos y ahí fue que empezó esto".

Este domingo, ASSE informó que luego de la investigación administrativa y en virtud de las potestades delegadas del propio Directorio a la Gerencia General, "se firmó la resolución de sumario con separación del cargo y retención de haberes a la funcionaria que realizó el procedimiento equivocado". Se trata de una de las tres químicas farmacéuticas que trabajan en la farmacia del Saint Bois y fue la encargada de realizar la compra del fármaco.

En el marco de la inauguración del Hospital de Día para mejorar la accesibilidad a tratamientos oncológicos en las instalaciones del Hospital Escuela del Litoral en Paysandú, Millán indicó que "ASSE inició la investigación para determinar lo ocurrido y se contactó con todos los pacientes que fueron medicados". Agregó que se trató de "un error humano que ASSE asume, pero que las personas también deben asumir".

Millán informó que hay solo un niño internado en el Hospital Pereira Rossell a quien se le "sigue de cerca su evolución nutricional, pero no tiene nada grave".

El jerarca dijo que "lo ocurrido no se justifica, hubiera sido un medicamento que sí podía dar un efecto secundario mucho más importante que este. Nos compromete a seguir mirando, buscando y regulando la dispensación del medicamento".

Para el funcionario las pasadas dos semanas "fueron de intenso trabajo y se pudo deducir que por lo menos hay un responsable". No obstante, las autoridades de ASSE continuarán las tareas de investigación; "por eso se amplía la investigación, para saber si hay algún responsable más", agregó.

Millán indicó que a partir de lo ocurrido, se relevaron todas las farmacias de la red de atención de salud, de forma de constatar "algún error en el procedimiento".

Como todos los miércoles, mañana se reunirá el Directorio de ASSE para informarse sobre los resultados de las investigaciones. Por un lado, se abordará la investigación realizada por la propia ASSE y por otro, la de la Comisión de Seguridad del Paciente (Cosepa) del Saint Bois.

En ese marco, se planteará ampliar la investigación para determinar si existen otras responsabilidades. El último informe oficial emitido por ASSE, señalaba que 26 pacientes pediátricos presentaron un nivel elevado de calcio en la sangre —hipercalcemia— en tanto que a cinco se les detectó depósito de calcio en riñones —nefrocalcinosis. Según un informe reservado de ASSE al que accedió El País, el centro de salud no compró el complejo vitamínico D3 que fija el calcio en su versión para niños durante cuatro meses entre marzo y junio.

Discrepan con los pronósticos médicos.

Los padres de los pacientes pediátricos afectados cuestionaron las recomendaciones y pronósticos médicos realizados por los pediatras y nefrólogos del Hospital Pereira Rossell, sobre los cuadros de salud de los bebés y niños a quienes se les suministró una sobredosis del fármaco que contiene vitamina D3.

Una de las madres de los niños se negó a otorgar detalles de la situación sanitaria. "Llegado el momento diremos todo lo que se tenga que decir a la prensa. Por el momento como padres decidimos que no", comentó a El País. Agregó: "Tengo muchas preguntas y reflexiones sobre el tema que es sumamente preocupante por la cantidad de niños y niñas que siguen con muchísimos síntomas".

Álvaro, el padre de una de las bebas con altos niveles de calcio en sangre, dijo a El País que los médicos le indicaron retirar los complementos vitamínicos, cuestión que si bien aceptó no dudó en cuestionar. Además manifestó su disconformidad con respecto a que los niños deban enfrentar "pinchazos" todos los meses para tomarles muestras y evaluar el nivel de calcio en la sangre. Según la información brindada por las autoridades de ASSE, el tratamiento llega a durar hasta un año para el caso de aquellos menores que debieron ser internados por la sobredosis.

Los controles serán mensuales durante los primeros meses y luego se instrumentarán exámenes trimestrales hasta completar el año de seguimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)