URUGUAYO RUMBO A LA CANONIZACIÓN

El padre Cacho está más cerca de ser santo

El Vaticano lo define como “Siervo de Dios” e inicia nueva causa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cacho: la vida con los pobres. Foto: gentileza Organización San Vicente

El cardenal Daniel Sturla anunció ayer que el vaticano resolvió conferir a Rúben Isidro Alonso, más conocido como "padre Cacho", la distinción de "siervo de Dios", el primer paso para que pueda convertirse en santo, máximo título que otorga la Iglesia a sus fieles.

El padre Cacho fue un sacerdote salesiano que dedicó la mayor parte de vida a trabajar directamente con los más pobres. Fue un activo protagonista en la tarea de mejorar la calidad de vida de las familias de distintos barrios, entre ellos el Casavalle donde vivió muchos años en un rancho de lata.

Formó cooperativas de vivienda y ayudó mucho a las personas que trabajan con la basura. Por su iniciativa, se les pasó a decir clasificadores en lugar de otros términos utilizados en aquel momento.

Cuando falleció en el año 1992 sus restos fueron trasladados en un carro tirado por un caballo, un símbolo de los clasificadores de Montevideo.

Mediante un video divulgado ayer, el cardenal Sturla explicó que hace unos años se inició una investigación sobre su vida y se presentó el material ante el Vaticano. Y la Iglesia dio su aprobación. "Podemos rezarle a Dios por intercesión de él, presentarle nuestras intenciones y pedirle que interceda por nosotros", indicó el cardenal.

Beatas.

En toda la historia del catolicismo uruguayo nunca surgió un santo. Sí hay tres beatas, distinción a la que se accede por un milagro probado o por haber muerto en ocasión de martirio. Una de ellas es la fundadora de las Hermanas Capuchinas de la Madre Rubatto, Francisca Rubatto, nacida en Italia en 1844 y fallecida en 1904 que tuvo una importante actuación social en el populoso barrio Belvedere.

Por otro lado, se encuentra el caso de las hermanas Consuelo y Dolores Aguiar Mella que murieron como mártires en España en el año 1936.

En tanto, Jacinto Vera fue declarado Siervo de Dios y más tarde Venerable por el papa Francisco. Todos los trámites formales están resueltos, los fieles se encuentran a la espera de un milagro para que se pueda proceder a la elevarlo a la categoría de beato.

El joven laico Walter Chango fue declarado Siervo de Dios en el año 2001.

El cura que se fue a vivir al cantegril.

Nacido en el año 1929, Rúben Isidro Alonso, más conocido como padre Cacho, se ordenó sacerdote salesiano en el año 1959. Tuvo distintos destinos, entre ellos la ciudad de Rivera, y a partir de 1977 comenzó a vivir en el barrio Plácido Ellauri conde comenzó su obra. Se consustanció con la realidad de sus vecinos. Falleció en el año 1992, con "fama de santidad", al decir de Sturla, rodeado del afecto de miles de personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)