EL SERVICIO DE AGUA POTABLE

OSE factura solo 48,1% del agua; el resto se va en pérdidas y robos

El organismo se priva de recaudar US$ 83,3 millones más cada año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En 2015, a OSE se le filtraron 170 millones de metros cúbicos de agua en sus cañerías. Foto: Francisco Flores.

OSE facturó solo el 48,1% del agua potable en 2015. Esto representa una pérdida de 170.000.000 de metros cúbicos anuales. Cada metro cúbico tiene un costo de 0,49 dólares. O sea que el ente se perdió de recaudar 83,3 millones de dólares.

De estos 170.000.000 de metros cúbicos, el 70% representa "pérdidas físicas o agua que se fuga por los sistemas de abastecimiento". El restante 30% corresponde a lo que se define "como pérdidas comerciales o agua que llega al consumo pero que no es facturada por errores de medidores, fraudes, etc".

Así lo advirtió ante la Comisión de Vivienda, Territorio y Medio Ambiente el presidente de OSE, Milton Machado. "En este contexto, OSE se fija como objetivo deseable y económicamente posible a largo plazo reducir un 50% el agua no contabilizada para alcanzar la meta, que es de un orden del 70%. O sea para que el índice de lo que llamamos agua facturada sobre el agua producida o elevada pueda llegar al 70%", explicó. Con esto, al menos, OSE recibiría 27 millones de dólares más cada año.

Machado es pesimista en la idea de que se pueda recaudar el 100% del dinero por el agua potable que se genera. Y justifica esto señalando que "a nivel mundial más del 40% del agua potable no se registra en los sistemas urbanos de agua antes de llegar al consumidor", esto según datos a 2011 de la Global Water Market.

"La reducción de esta brecha entre la situación actual, un índice que ronda el 50% y la situación deseada, requiere invertir US$ 200.000.000, y los resultados no tendrían un retorno inmediato, sino que se vería en los próximos cinco a diez años", señaló Machado.

El presidente de OSE contó que en los últimos diez años el organismo ha invertido US$ 25 millones anuales para los programas de Reducción de Aguas No Contabilizadas (RANC). Machado sostuvo que esto "ha permitido recuperar alrededor 256.000.000 metros cúbicos.

En 2005 el porcentaje de agua facturada sobre el agua producida era de 44,6%; en 2006, 45,4%; en 2007, 45,2%; en 2014, 47,5% y en 2015 se llegó al número de 48,1%.

Uno de los cambios que OSE debe llevar adelante para terminar con las pérdidas, es una renovación de la red. Según Machado entre 2007 y 2015 se sustituyeron 850 kilómetros, lo que representa solo un 6% del total. El jerarca dijo que la manera de mejorar esto no era otra que "invirtiendo importantes montos".

Y dio un ejemplo: "En el barrio de Carrasco teníamos aproximadamente un 50% de pérdidas. Se hizo una inversión de US$ 3.000.000 y actualmente el índice de agua facturada sobre agua producida ronda el 90% o 92%".

En lo que tiene que ver con las pérdidas aparentes, en tanto, otra acción que lleva a cabo OSE, según dijo Machado, tiene que ver con el cambio de medidores. OSE cambia unos 85.000 medidores por año. El organismo estima que se recuperan 1,2 metros cúbicos por mes por cada medidor que se cambia.

Santa Lucía.

Consultado sobre la situación actual de la Cuenca Santa Lucía, Machado explicó que la calidad del agua "es estable, a los efectos de su potabilización, desde el punto de vista de sus condiciones físico químicas y biológicas, con valores de parámetros esperados de acuerdo con las características y usos del agua".

"Sin perjuicio de esto —añadió—, la usina de Aguas Corrientes vigila en forma sistemática el agua del río, gestionando pertinentemente eventos singulares de cambio de calidad de la probabilidad de ocurrencia conocida entre los que se destaca la presencia, varias veces al año, de arrastre de amonio desde la cuenca del arroyo Canelón Chico, como consecuencia de vertidos que recibe. Cada vez que esto sucede surge la necesidad de ajustar los procesos de potabilización en la planta, requiriendo mayores costos de productos químicos y de análisis de control durante el evento".

Ante la inquietud de varios legisladores, la ministra Enei- da de León, en tanto, aseguró que en lo que respecta a "olores" y "contaminación" se ha "mejorado mucho las denuncias y su registro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)