INTENDENCIAS VACÍAN LOS ZOOLÓGICOS

La osa Eva se queda, pero Tito se va a EE.UU.

León del zoo de San Carlos será trasladado a santuario, junto a tigres de Villa Dolores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Intendencia de Salto decidió mantener a la osa allí. Foto: Luis Pérez

El león del zoológico de San Carlos, que responde al nombre de "Tito", será trasladado a la reserva estadounidense The Wild Animal Sanctuary, el mismo lugar que ya acoge a otros tres felinos de zoológicos uruguayos. Con esta decisión, varias intendencias departamentales de Uruguay siguen desprendiéndose de los animales de gran porte a los que, por razones económicas, ya no puede mantener en sus decrépitas jaulas.

El exilio de "Tito" hacia una especie de paraíso silvestre del mundo desarrollado, provocó un respingo de alegría en la organización Animales sin Hogar, que promueve el vaciamiento de los zoológicos municipales. Pero la alegría no fue completa.

El león del zoo de San Carlos irá a una reserva en EE.UU. Foto: Luis Pérez
El león del zoo de San Carlos irá a una reserva en EE.UU. Foto: Luis Pérez

En efecto, en estos días pasados se conoció que la osa Eva del zoo de Salto —que ya tenía casi listas las maletas para marcharse también al santuario de Colorado— no recibió autorización para el traslado.

La ONG denunció, en su página de Facebook, que "lamentablemente, el intendente de Salto, Andrés Lima, no tuvo la misma sensibilidad que las autoridades de Montevideo, San José, Paysandú y Maldonado y no ha autorizado el viaje de Eva. La está condenando a una vida en solitario, de encierro y enfermedad".

En declaraciones a Montevideo Portal, el director de Animales sin Hogar, Juan Echavarría, dijo que la anterior administración había aceptado el traslado de la osa, pero "cuando cambió la intendencia, la postura de Andrés Lima fue que no, que no quería entregarla".

Bien municipal.

En un tono semejante al rezongo, Echavarría criticó a Lima por asimilar a la osa a un bien municipal, como si se tratase de una plaza o un banco.

"No hay justificación ninguna para esa actitud. Muchas veces la gente considera estos animales como un activo, una propiedad de la Intendencia, pero es un animal vivo que eventualmente va a morir; no es un banco, una plaza. No podemos condenarlo a que esté en un lugar horrible solo porque nos parece que es de Salto. La osa no lo sabe ni le importa, sólo vive en un recinto cerrado", dijo Echavarría.

La osa Eva es salteña de nacimiento. Vio la luz en el zoológico hace 14 años y está cumpliendo la mitad de su proyectada existencia (la expectativa de vida de estos animales ronda los 30 años).

Desde que su nombre saltó a la prensa, hace varios meses, por la posibilidad de que fuera enviada al extranjero, la curiosidad de los salteños se ha incrementado, y el zoológico de Salto se ha vuelto "un paseo obligado". Echavarría sostiene, por su parte, que las condiciones generales del zoológico salteño "dan pena" y son peores que las de los de Paysandú, San José, Durazno e incluso Villa Dolores.

Permiso.

El Ministerio de Ganadería ya comunicó la autorización para el traslado del león de San Carlos a la reserva estadounidense, confirmó la alcaldesa del municipio, Alba Rijo.

"Ahora hay varios pasos a seguir", dijo Rijo.

Echavarría, cuya organización se hace cargo de los costos de los trámites internos, explicó que aún falta un tiempo para que se concrete, porque el viaje no será sólo del león, sino que también irán en el vuelo los tigres de Villa Dolores. En este caso se necesitan otros papeles porque los tigres son animales en peligro de extinción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)