DANILO ASTORI, LE RETIRÓ LA CONFIANZA POLÍTICA

Orrico incumplió con los aportes a su secretaria

El expresidente del Sodre quiso culpar a Asamblea Uruguay.

El expresidente del Sodre, Jorge Orrico, no realizó todos los aportes jubilatorios por su secretaria de hace 20 años en el Palacio Legislativo, y cuando fue llamado a declarar ante el Banco de Previsión Social (BPS) responsabilizó a Asamblea Uruguay del hecho, contaron a El País fuentes políticas.

Esto no le cayó nada bien al líder del sector, el ministro de Economía, Danilo Astori, quien le retiró la confianza política. Por lo que la ministra de Educación, María Julia Muñoz, optó por pedirle la renuncia. Fuentes políticas dijeron a El País que la falta de aportes a la funcionaria se produjo en los años en que ella se desempeñó como secretaria en el Palacio Legislativo y no durante su desempeño en el Sodre, ya que allí se cumplía con la ley.

Fuentes oficiales indicaron que no le correspondía a Asamblea Uruguay realizar los aportes, como sostuvo Orrico. En el sector aseguran que siempre se aclaró que es el legislador el que debe cumplir con estas obligaciones legales. El País se quiso comunicar con Orrico, pero éste no contestó las llamadas. Por otro lado, se descartó que Orrico fuera apartado del cargo por un problema de relacionamiento con el vicepresidente del Sodre, Doreen Ibarra, ya que su alejamiento se debe a irregularidades en los aportes jubilatorios a su secretaria.

Hace unas siete semanas Orrico había dejado de participar de las reuniones del Consejo Político de Asamblea Uruguay (CPN) al que concurría como invitado, confirmaron fuentes del sector.

Antes de ser presidente del Sodre, Orrico fue presidente de la Cámara de Diputados en la anterior legislatura en representación del sector de Astori. Se desempeñó como legislador durante cuatro períodos consecutivos. Es militante del Frente Amplio desde su fundación en el año 1971 y acompañó a Astori en la fundación de Asamblea Uruguay.

Otros casos.

Este año, Astori tuvo otros inconvenientes con personas de su confianza en cargos de gobierno. El primero se produjo en julio con el que fuera el coordinador de la Secretaría de Deporte de la Intendencia de Montevideo, Pablo Sanmartino, quien debió renunciar tras constatarse irregularidades en su gestión. De inmediato fue desafiliado de Asamblea Uruguay.

El otro caso aún más polémico involucró a la directora de la Contaduría General de la Nación, Laura Remersaro, que fue cesada por Astori, luego de conocerse que en un apartamento de su propiedad funcionaba un prostíbulo en Montevideo.

Aunque Remersaro no pertenecía a Asamblea Uruguay, se desempañaba en el ministerio por decisión de Astori, con el cual mantenía una relación de confianza. "Se generó una situación lamentable, desagradable, que tornó incompatible la permanencia de la contadora", declaró el ministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)