El autor Jorge Marius intentó editar la obra por su cuenta

El origen del libro, la seguridad personal, la conspiración y la CIA

El retorno a Uruguay de Héctor Amodio Pérez después de vivir durante cuatro décadas en la clandestinidad despertó todo tipo de suspicacias sobre sus motivaciones y los "apoyos" que recibe.

El tupamaro Gabriel Carbajales afirmó que la llegada de Amodio, de 78 años, se preparó "hace dos años" por "El País, El Observador, la CIA y alguna otra gente". Ayer, en las puertas de un juzgado penal y luego de admitir que en 1972 arrojó una granada contra un sargento y no pudo matar a Amodio, el exguerrillero Julio Marenales también se preguntó sobre el "operativo" que respalda a Amodio y su "financiamiento".

Elucubraciones, sospechas de conspiraciones y móviles políticos se le adjudican al regreso de Amodio. Se trata del miembro fundador de unos de los movimientos guerrilleros más famosos del continente y del responsable, según la historia oficial que escribieron sus excompañeros de armas, de su caída. Su peculiar derrotero vital genera un interés periodístico comparable con el que causó el expresidente José Mujica en su momento. Buena parte de las respuestas para los curiosos están explicadas por su autor en el libro "Palabra de Amodio".

Luego de la entrevista que Amodio concedió al periodista Gabriel Pereyra hace dos años, el investigador Jorge Marius, excoordinador de bancada del Partido Demócrata Cristiano (PDC) en los años 70, publicó en julio de 2013 su libro "Tiranía de la miseria" (editorial Cruz del Sur), en el que incluyó el manuscrito que en 1972 Amodio escribió en el Batallón Florida. Ese texto fue entregado por Amodio al periodista Federico Fasano, que además hizo circular copias entre varios políticos, entre ellos Juan Pablo Terra y Wilson Ferreira Alduante. Terra recibió el supuesto original, escrito en 80 hojillas de cigarrillos, y pidió a Marius que las transcribiera, labor que le demandó toda una noche en el propio despacho del senador.

En mayo de 2014, la Editorial Cruz del Sur recibió el siguiente mail: "Necesito ponerme en contacto con el Sr. Jorge Marius, autor del libro impreso por ustedes, La tiranía de la miseria. Les ruego se lo comuniquen para así intentar iniciar un intercambio de información acerca de lo publicado en su libro. Agradeciendo desde ya su interés, les saludo muy atentamente. Héctor Amodio Pérez".

Marius autorizó al responsable de la editorial, Fernando Castrillón, a responder y proporcionar su correo, domicilio y teléfono. "Así se hizo y al día siguiente recibí el primer correo, al cual siguió un intercambio extenso y con mucho contenido", cuenta Marius en "Palabra de Amodio". Desde España, el exfundador del MLN pretendía aclarar una duda: por qué Marius decía que había recibido su manuscrito en hojillas de cigarrillos si él lo había escrito en "60 carillas de papel normales con una Parker 21". La respuesta a esa incógnita se deduce del libro.

En los primeros días de junio, Marius llevó su libro terminado a una imprenta de plaza. Encargó el trabajo y lo señó. La empresa llegó a imprimir una buena cantidad de libros pero por un desacuerdo económico nunca fueron levantados. "Como con el resto de mis libros, mi intención era sacarlo por mi cuenta. Lo mío iba a ser muy austero, pensaba imprimir unos quinientos libros y si los vendía, tiraba cohetes", dijo Marius a El País.

Agregó que le causan "gracia" las elucubraciones que se han hecho con respecto al origen de su contacto con Amodio o el objetivo que persigue. Con el libro pronto y sin posibilidad de editarlo en la imprenta que había elegido, Marius le explicó su situación al escritor Federico Leicht, que se ofreció a buscarle una solución. Leicht presentó el libro en Ediciones de la Plaza, donde trabajó, y luego de hablarlo con Marius, llegaron a un acuerdo para su impresión. Días después, Marius envió un correo a Amodio en el que le explicó que el libro saldría a la venta y le propuso que viniera para presentarlo. "No me quiso responder en el momento, me dijo que lo quería pensar. Al día siguiente me escribió para decirme que aceptaba pero que necesitaba que se le garantizara la seguridad porque el MLN lo condenó a muerte y nunca revocó la decisión", contó Marius.

El jueves, 24 horas antes del arribo de Amodio, personal de Inteligencia policial pidió a Ediciones de la Plaza los detalles de la agenda para garantizarle, también el Estado, la seguridad necesaria.

Ediciones de la Plaza aceptó los requerimientos de Amodio y organizó la presentación del libro en el Hotel Sheraton. Llegó el viernes por la mañana, por la tarde dio una entrevista a El País y sobre las 19 ofreció una conferencia de dos horas a la que asistieron más de sesenta representantes de los medios de comunicación. El sábado tenía prevista una serie de entrevistas con diversos medios por la mañana y de tarde retornaría a España, pero canceló el pasaje por las citaciones judiciales.

Envió libros dedicados para la jueza y personal de Inteligencia.

Héctor Amodio Pérez, de 78 años, vive con intensidad sus días en Montevideo. Tenía previsto estar solamente 24 horas pero las citaciones judiciales que recibió a partir del viernes por la noche han extendido su estadía en Uruguay. El viernes un fuerte dispositivo policial se hizo presente en el Hotel Sheraton con la misión de entregarle una citación judicial y llevarlo detenido. Finalmente, los policías entendieron que no había justificación legal para conducirlo, por lo que se le permitió pasar la noche en el hotel, aunque en el entorno del mismo se instaló una guardia. El sábado por la mañana fue detenido y conducido al juzgado de la Costa para determinar la legalidad de su pasaporte, en el que figura con otra identidad. La jueza despejó dudas y le entregó la documentación, pero luego le fue retirada por Migraciones, por lo que deberá volver a tramitar cédula y pasaporte. La noche del sábado la pasó en las instalaciones de Inteligencia policial, ya que continuaba detenido por orden de la jueza Julia Staricco. Los policías colocaron un colchón en el piso para que pernoctara y en todo momento le dispensaron un trato amable y correcto.

El domingo Amodio declaró por primera vez ante Staricco. Luego decidió enviar a la jueza y al personal de Inteligencia que estuvo con él durante esas horas su libro "Palabra de Amodio", con dedicatoria especial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)