Quieren rapidez y buen uso de fondos; comunas muestran resistencias

La OPP negocia metas de gestión con intendencias

El gobierno quiere que cada peso que se transfiera a las intendencias se note y para esto la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) negocia metas de gestión y mecanismos que aceleren la ejecución de los fondos previstos para obras. Es que las comunas además de haber tenido casi déficit permanentes en los últimos 20 años, no reflejan haber reaccionado a las críticas por su baja ejecución a tiempo de los fondos disponibles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fondos: el gobierno prevé destinar US$ 250 millones en cinco años a la caminería rural.

El retraso en obras quedó en evidencia en la administración pasada cuando el exdirector de OPP, Gabriel Frugoni, sostuvo que el gobierno transfería dinero que no se ejecutaba y para esto reveló comuna por comuna el nivel de desembolso que iba desde el 25% al 100%. Pero la publicación de los datos no generó un cambio, según los últimos informes de ejecución del dinero del Fondo de Desarrollo del Interior, que abarca proyectos de desarrollo territorial y descentralización enfocados en infraestructura, producción, cohesión social y fortalecimiento institucional.

A septiembre, si bien se esperaba que un 75% del dinero fuese ejecutado, según los informes publicados en la página web de OPP ocho comunas estaban al día con el desembolso de dinero estipulado: Maldonado (100%), Durazno (92,1%), Tacuarembó (90,1%), Colonia (86,8%), Canelones (83,1%), San José (81,2%), Paysandú (78,5%) y Lavalleja (75,2%). En el otro extremo estaban Flores (9,2%), Salto (13,7%) y Cerro Largo (21,9%).

La OPP quiere entonces dejar atado antes de fin de año —de forma de acompañar la aprobación del presupuesto— metas para la ejecución de los fondos transferidos.

Para esto ya se han concretado varias reuniones, aunque todavía no se llega a un acuerdo.

El propio director de la OPP, Álvaro García reunió a todos los técnicos de las direcciones de obras de las intendencias la semana pasada para transmitir los lineamientos sobre qué caminería es la que se quiere.

"Una vez disponibles los recursos esto tiene que ser ejecutado de la forma más rápida posible", dijo García a los medios de prensa. "En el caso de las obras se determinan antes los proyectos, se estudian y son aprobados por la Comisión Nacional de Descentralizacion, pero ocurre que muchas veces aprobados no se ejecutan en los tiempos en que se debe", remarcó. La inquietud no es menor: solo en caminería rural el proyecto de ley de Presupuesto prevé transferir unos US$ 250 millones en cinco años.

Pero los intendentes, además de tener una percepción diferente a la del gobierno, muestran ciertas resistencias a que se les marque el reloj.

El presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana, dijo a El País (ver aparte) que los recursos se utilizan y las obras se concretan aunque "en otros tiempos". "Desde el escritorio está bárbaro reclamar mayor celeridad", lanzó Botana al tiempo que explicó que el clima no permite tener niveles de ejecución parejos en el año.

Más allá de las obras, el gobierno quiere que las transferencias que se hacen a las intendencias también se rijan por metas. Es que el 40% de los presupuestos municipales en términos promediales provienen de transferencias. En 2016 se prevén transferir $ 12.719 millones a las comunas.

El problema es que la mayor parte de las comunas en los últimos 20 años no han logrado revertir su déficit. De hecho, según datos de OPP presentados en el Parlamento, entre 2004, 2009 y 2013 el mapa de las intendencias deja en evidencia que aquellas que tenían balances azules no han logrado mantenerlos. En 2014, 13 comunas presentaban balances en rojo .

Pero los intendentes también consideran que lograr revertirlos no será fácil. Según Botana, "no lo vamos a poder revertir porque tenemos ingresos fijos y costos variables que crecen (...) "no es porque somos burros y no sabemos gestionar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)