comisión permanente

Oposición reclamará al gobierno que confirme proyecto de regasificadora

Cosse irá el martes a comisión; también por tarifas y Antel Arena.

La Comisión Permanente se reunirá el martes 16 para recibir a la ministra de Industria, Carolina Cosse, convocada por el diputado nacionalista Pablo Abdala. Originalmente la convocatoria a Cosse era para informar sobre la decisión que debe tomar el gobierno en torno al proyecto para la construcción de la planta regasificadora en Punta de Sayago.

Pero a pedido del senador colorado Pedro Bordaberry se incorporaron dos temas: el ajuste de tarifas de enero, y el fideicomiso y obra del proyecto Antel Arena.

Abdala destacó que su propósito es pedirle al gobierno "que diga si la planta (regasificadora) se va a hacer, cómo y dónde". El 2 de septiembre de 2015 Abdala interpeló a Cosse por este tema pero el legislador considera que a partir de entonces, donde se anunció la clausura del proyecto con el concesionario GNLS y el cobro de la multa por US$ 100 millones, desde el gobierno "ha habido declaraciones contradictorias".

"Por un lado se ha dicho que podría hacerse un proyecto a menor escala o retomar el anterior, y además queremos saber la participación argentina cómo se concretará", destacó.

Abdala recordó que cinco años después de constituirse Gas Sayago, la empresa estatal que debe encargarse de la construcción de la planta, "recién ahora cumple con sus obligaciones: en enero ha ordenado estudios como un llamado y adjudicación a una consultora española para hacer una batimetría y relevamientos sísmicos en el lugar donde supuestamente se construirá la planta. Esos estudios tienen un costo de US$ 10 millones", dijo Abdala.

Mostró preocupación por si la obra se hace en el mismo lugar del proyecto fracasado porque según su información es una zona de sedimentación muy alta, y hasta ahora hubo que dragar más de 5 millones de metros cúbicos para llegar a tierra firme.

Para Abdala, en el proyecto "hay un problema de ubicación geográfica". Indicó que Gas Sayago tiene desde el año 2011 gastos de administración por unos US$ 17 millones, según los balances. En salarios se van US$ 2 millones por año.

Por inversiones en la planta el Estado mantiene una pérdida de US$ 40 millones, a pesar de haber recuperado la garantía por US$ 100 millones por el fracaso del proyecto con GNLS.

"Cosse tiene mala relación con el Parlamento. Además de no concurrir a la comisión de Industria cuando se la convocó el 4 de noviembre, ha respondido solo dos de 49 pedidos de informes que le presentaron los diputados", dijo Abdala.

También sostuvo que hay entre 18 y 20 empresas nacionales que prestaron servicios para todo el proceso fracasado, a las que se les deben más de US$ 15 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)