SITUACIÓN DE LA SEGURIDAD

La oposición insiste en que Bonomi debe irse

Senador Lacalle Pou dijo que el ministro es un “mediocre”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La próxima reunión de Vázquez con la oposición será en presencia de Bonomi.

El presidente Tabaré Vázquez presentó varios proyectos de ley para "cambiar el rumbo" en seguridad pública, pero la oposición no quedó conforme. Entiende que el verdadero "cambio de rumbo" pasa sí o sí por la remoción del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y en que el gobierno acepte propuestas de la oposición.

Entre las iniciativas presentadas están la limitación de la libertad anticipada para los reincidentes y la persecución del delito de lavado de activos. Aunque en la oposición entienden que las medidas que endurecen penas en casos de delitos graves van por el buen camino, no representan una solución contra la delincuencia.

El senador nacionalista Luis Lacalle Pou, líder del movimiento Todos, dijo ayer en el programa A Diario de El País TV que un "verdadero cambio" en materia de seguridad pasa por la destitución de Bonomi, al que tildó de "pésimo ministro" y "además mediocre".

Lacalle Pou respondió así a la afirmación de Bonomi de que los senadores Jorge Larrañaga y Pedro Bordaberry "proponen ideas", pero él no.

En opinión del líder del movimiento Todos, "es complicado ir a dialogar si se parte de la premisa de que no va a haber cambios en seguridad". El senador hizo votos para que "en algún momento prime la cordura en el gobierno y Bonomi no esté más en el ministerio".

En la misma línea, el senador Javier García, integrante de la delegación del Partido Nacional que se reunió el martes con Vázquez, dijo a El País que el "cambio de rumbo" del que habla el presidente Vázquez no pasa por los proyectos que el gobierno entregó ese día, sino en saber si está dispuesto a aceptar las propuestas de la oposición.

García señaló que están analizando los proyectos de Vázquez para darle una respuesta al gobierno, aunque opinó que no era necesaria una reunión con el presidente solo para que se entregaran esas iniciativas. Vázquez quedó en volver a convocar a la oposición dentro de dos semanas, a una reunión en la que estará presente Bonomi.

Por su parte, el diputado colorado Tabaré Viera opinó que "están bien" los proyectos presentados por Vázquez, pero convocar a un diálogo con la oposición solo para entregar estas iniciativas carece de sentido. "El ámbito natural para entregar proyectos de ley es el Parlamento. El tema es otro y pasa por medidas que no dependen de leyes", añadió.

Como ejemplo citó: las políticas carcelarias y la rehabilitación de adictos a las drogas, lo cual dijo es un problema "ignorado" por el gobierno. Asimismo, señaló que es partidario de la destitución de Bonomi. "El Ejecutivo tiene que dar una señal real de cambio y la señal de cambio es cambiar el ministro. no se pueden hacer cambios con los mismos actores al frente de Interior", insistió.

Viera dijo que tiene dudas sobre la utilidad de las reuniones y se preguntó si la convocatoria a una cumbre por seguridad es útil. "Si este ámbito es solo para que la oposición se abrace al fracaso de Bonomi, el ámbito pierde validez. Personalmente creo que habría que retirarse, pero eso lo va decidir el partido, porque yo soy un hombre de partido", enfatizó.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo a El País que "estos proyectos de por sí solos no cambian el rumbo, aunque los proyectos van en la línea correcta. Creo que no significan una transformación de la política de seguridad de por sí". En la opinión de Mieres, los proyectos que ajustan los criterios vinculados a las libertades anticipadas y el fortalecimiento de las fiscalías son una "buena señal". Para el senador, la renuncia de Bonomi "no es la solución al problema".

FA con cautela por penas duras.

En el Frente Amplio miran con cautela la propuesta del presidente Tabaré Vázquez de endurecer las penas a delincuentes reincidentes que cometan delitos graves. El diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) dijo a El País que "es positiva la señal a la sociedad", aunque entiende que "los aumentos de la pena no solucionan nada por sí mismos. Hay que estudiarlo y siempre y cuando estén en la lógica general del nuevo Código Penal". A la misma tesis se afilió el diputado socialista Gonzalo Civila, quien consideró que "no hay que negarse a analizar ningún planteo". "No comparto la idea de que estos problemas se resuelvan solo con inflación penal, pero me gustaría ver el proyecto. Hay que mirar el problema en general", puntualizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)