INSEGURIDAD

Para la oposición las cifras que brindó Bonomi son "confusas y tardías"

Ayer el ministro del Interior dijo que en la zona del Marconi las rapiñas han bajado un40% desde enero y del 60% desde abril. Desde el Partido Nacional, Álvaro Garcé señala que "no es así", que lo que bajan son solamente los registros de los delitos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Álvaro Garcé. Foto: A.Martínez.

El vicepresidente Raúl Sendic dijo esta mañana a los medios que el gobierno está “preocupado” por lo que sucede en el barrio Marconi: “Estamos frente a la presencia de formas delictivas nuevas que tiene preocupados al Ministerio del Interior y al gobierno”.

Y agregó que Vázquez planteó ayer en el marco del Consejo de Ministros la preocupación por “cómo desde el Estado garantizamos el conjunto de los servicios a los habitantes del barrio Marconi, que en su gran mayoría son trabajadores”.

Sendic dijo que los habitantes de la zona “tienen derecho a tener todos los servicios independientemente a que existan bandas o elementos delictivos” en el barrio.

"¿Cómo no se encontró a los responsables?"

"Si la presencia policial es tan intensa en Marconi, ¿cómo no se pudo encontrar a los responsables de los vehículos incendiados?", se preguntó Álvaro Garcé, asesor del Partido Nacional en temas de seguridad y excomisionado parlamentario para el sistema carcelario, entrevistado hoy en Inicio de Jornada de radio Carve.

Es que ayer el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aseguró que el incremento de policías en Marconi permitió una disminución de las rapiñas de un 40% desde enero y del 60% desde abril. Estas declaraciones las hizo en al marco de los hechos de violencia desencadenados el viernes pasado en dicho barrio.

Garcé dijo esta mañana "que no es así" y agregó que en realidad lo que bajó es el registro de los delitos. "No dudo que haya bajado un 40% la estadística, pero ¿es esto una prueba de que efectivamente hayan bajado los delitos?, yo creo que no", agregó. 

“En el Marconi, como en otras zonas de Montevideo, lo que pasa es que mientras los delitos continúan aumentando, la estadística del registro cae. Entre otras cosas porque la gente no tiene la confianza como para denunciar, no le interesa, no quiere perder tiempo (…) Ese cúmulo de factores explica por qué desciende la estadística”, pero "el resultado entre lo que cuenta el Ministerio del Interior y lo que efectivamente pasa esta cada vez mas distante”.

"Si hubieran bajado las rapiñas nos encantaría tener las cifras reales", porque "las cifras que da el Ministerio del Interior son cada vez más tardías y más confusas. Demoran en hacerlas públicas y ha variado el criterio", dijo.

El nacionalista explicó que, por ejemplo, antes "se dividía en rapiñas y hurtos" y que "no se entiende que ahora aparecen englobados bajo el ítem hurtos y rapiñas". Por lo que "no hay un manejo trasparente de las cifras", señaló.

En ese sentido, sostuvo que "no hay un manejo transparente de las cifras". Garcé señaló que "en una época las columnas de humo salían de las cárceles. Ahora salen de los barrios. Es grave, hay un Estado en retroceso".

En relación a cómo sigue el encare del diálogo social con el gobierno por la inseguridad ante lo ocurrido en el Marconi, sostuvo: “Esto del Marconi tiene que ser un llamado de atención, que no se puede desoír, en el sentido de atender a toda una zona en la que el Estado ha ido perdiendo eficacia en la vigilancia, represión y prevención del delito. Es en ese contexto que tenemos que interpretar un viernes que si el Estado estuviera presente en la forma debida hubiese sido una jornada completamente distinta. Porque no se hubiese generado toda la violencia que se generó”, concluyó Garcé.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)