policía

Operativo de saturación en Casabó tras los homicidios de los últimos días

La Policía realiza un operativo de saturación en la zona de Casabó, luego de los tres asesinatos ocurridos en las últimas 48 horas. Uno de ellos cobró la vida de un bebé de 15 meses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mario Layera

El Jefe de Policía, Mario Layera, señaló que se puso en marcha un operativo de saturación en Casabó, zona en que en tan solo 48 horas hubo tres homicidios, aún sin aclarar.

El sábado pasado una vivienda en Casabó fue baleada causando dos víctimas mortales, entre ellos un bebé de 15 meses, y una tercera persona herida. Dos hombres en una moto rosada pasaron por el lugar y comenzaron a disparar hacia la vivienda. Lo hicieron más de veinte veces.

Ayer lunes, un nuevo tiroteo en el barrio provocó la muerte de un joven de 22 años. Fue perseguido en moto por sus matadores, que aún no están identificados.

Layera dijo hoy a Montevideo Portal que estos sucesos son un "hecho terrible para toda la sociedad" y que "es un indicador más de la violencia extrema que están usando los criminales para dirimir los aspectos de competencia, territorio y en algunos casos otras motivaciones".

"Para cada caso debe haber una investigación que confirme los datos que en forma confidencial nos hacen llegar, pero que no resultan en un testimonio que podamos usar en la Justicia, porque la mayoría de las personas se niega a participar de esa manera", agregó el jerarca.

Y señaló que la Policía ha "aplicado nuevamente un plan de saturación sobre la zona a los efectos de contener y detener, porque suponemos que estas acciones tendrán su represalia de la parte afectada por la muerte de estas personas".

Layera dijo que la Policía "tiene idea" de quiénes son las personas involucradas en el conflicto y que trabajan para identificarlos.

Además, sostuvo que desde la Policía se quiere eliminar el término "ajuste de cuentas".

"Queremos eliminar estas palabras de nosotros mismos y la sociedad porque a veces el término lleva a entender que es un conflicto entre criminales y que sería una situación normal. Para nosotros no lo es. Es un indicador muy negativo de lo que sucede en la conducta criminal y no tiene que ver siempre con lo que ese término significa en otros países, en el concepto de cobrarse cuentas en relación a actividades clandestinas. Hay muchos factores que intervienen y que a veces no tienen que ver con este tipo de concepto. Puede que el escenario y características de los hechos hagan pensar y titular como un ajuste de cuentas. Para nosotros es un conflicto criminal que hay que investigar para descubrir su motivación", dijo Layera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)