LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Dos opciones

¿Por qué será que a la mayoría del Frente Amplio le cuesta tanto admitir que en Venezuela hay una dictadura, que encarcela a quienes piensan diferente, que proscribe a los dirigentes más populares de la oposición, y que hambrea y reprime hasta la muerte a su pueblo?

¿Por qué será que la administración Vázquez demoró tanto en entender que debía distanciarse del régimen chavista y que debió mediar una ofensa pública del presidente venezolano al canciller uruguayo para que, finalmente, el gobierno uruguayo empezara a soltar la mano a la narcodictadura bolivariana?

¿Por qué el MPP y el PCU, que vaya si saben de qué se trata, no son los primeros en condenar que en Venezuela haya presos políticos?

¿Por qué el Pit-Cnt no sale a manifestarse en solidaridad con los trabajadores venezolanos a los que se reprime con gases lacrimógenos y balas, mientras se les impide satisfacer sus necesidades más básicas?

¿Por qué será que el Frente Amplio ha bloqueado en el Parlamento la formación de una comisión investigadora sobre los negocios entre Uruguay y la Venezuela chavista?

¿Cuál será la razón?

¿Será por afinidad ideológica? ¿Querrá decir que la mayoría del Frente Amplio, y por tanto la mayoría del partido de gobierno, y también la central sindical, comparten lo que hace el régimen de Maduro y lo que ha hecho el gobierno del expresidente Chávez? ¿Y eso qué vendría a suponer? ¿Que en nombre del socialismo vale reprimir, encarcelar o incluso matar a quien piensa diferente, hambrear a los ciudadanos, acosar al Poder Legislativo, manejar la Justicia a su antojo y recurrir a cualquier artimaña con tal de perpetuarse en el poder?

¿Será eso? ¿O será que en el Frente Amplio, y también en el Pit-Cnt, hay demasiada gente que durante demasiado tiempo mantuvo lazos demasiado estrechos con el chavismo, y soltar la mano de los viejos amigos, aliados y socios podría acarrearles más riesgos que beneficios?

¿No será hora de empezar a pedirle cuentas a los que hace tanto tiempo que se sienten con derecho a pedirle cuentas a todos, pero nunca están dispuestos a que se les pidan cuentas a ellos?

¿Por qué no explican por qué defienden a una dictadura?

¿Por qué lo hacen?

¿Es porque comparten su ideología y su forma de proceder?

¿O es porque, como Ícaro, se acercaron demasiado al sol bolivariano mientras calentaba, mientras había con qué pagar las amistades y solidaridades, y ahora ya es demasiado tarde, o demasiado riesgoso, criticar a aquel de quien estuvieron tan, pero tan cerca?

¿Nos explicarán el porqué de sus afinidades con un régimen del que ya no se muestra cerca ni Raúl Castro?

¿Nos dirán cuál es la parte virtuosa de este régimen que califica como "terroristas" a quienes salen a la calle a pedir comida, libertad y democracia?

¿O habrá que esperar la caída de la dictadura venezolana, cada día más próxima, para que quien la suceda ponga luz sobre tanta oscuridad y nos revele cuánto le costó al pueblo venezolano tanta "solidaridad latinoamericana" y tanta "Patria Grande"?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)