Citaciones judiciales por dos asesinatos y misterioso suicidio

Ola de crímenes conmueve a la sociedad de Paysandú

Para las 15:00 horas de hoy, la magistrada Lucía Gramaci ordenó la conducción al Juzgado penal de 4º Turno, de Paysandú, de testigos y policías para esclarecer el asesinato de un joven de 21 años, de nombre Gastón, y el suicidio de "Lucho", otro joven de 19 en la propia Comisaría, en un trágico hecho que conmovió a la sociedad sanducera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la jurisdicción de la Seccional 2da ocurrieron los hechos violentos que sacuden Paysandú.

A esas muertes se le sumó, 24 horas más tarde, el crimen de otro hombre de 29 años con antecedentes penales.

Ayer, los efectivos de la Seccional 2ª, jurisdicción en la que ocurrieron los tres hechos de sangre, trabajaban en conjunto con la Dirección de Investigaciones para aclarar los casos.

El más complejo fue el suicidio de "Lucho", quien tras arrebatarle el arma de reglamento a un funcionario y descerrajarse un tiro en la cabeza murió en el acto.

En la jornada de ayer, el movimiento mayor de actuaciones, como allanamientos y detenciones, se centró en la labor para esclarecer la muerte de Luis Daniel Silva, ocurrida el domingo sobre las 19:00 horas en el barrio Tatuses, en lo que podría tratarse de un ajuste de cuentas por el perfil del muerto y el entorno que rodea a algunos de sus vecinos.

Este homicidio se produjo a escasos metros del domicilio de conocidos delincuentes, uno de ellos poseedor de 20 antecedentes penales y actualmente en prisión.

Ocho detenidos.

Al caer la noche, en la Seccional 2ª se encontraban detenidas ocho personas, "pero no el homicida", dijo a El País una fuente de la investigación que prefirió no brindar mayores detalles porque los procedimientos continuarán en la mañana de hoy.

Al parecer, hay una pista clave para dar con el autor de los disparos que terminaron con la vida de Silva de varios balazos.

Un vecino del barrio trasladó a Silva al Hospital Escuela del Litoral, pues presentaba heridas de arma de fuego en espalda, brazos y piernas, pero ingresó sin vida al nosocomio.

En cuanto al caso del joven de 21 años que recibió un disparo en la cabeza en la madrugada del sábado (y que falleció poco después en un CTI), en la esquina de Francisco Bicudo y Montevideo, por parte de un hombre que se desplazaba en una moto, las actuaciones son llevadas por la Dirección de Investigaciones.

Este hecho guarda relación con la detención de otras personas, entre ellas "Lucho", el joven estudiante que estando en el interior de la Comisaría le arrebató la pistola a unos de los custodios y se la llevó a la cabeza para terminar con su vida.

"Lucho" había sido detenido en relación con el ataque al joven de 21 años, sin que fuera necesario esposarlo ni adoptar ningún otro elemento de seguridad ya que no era considerado sospechoso del ilícito.

Fue conducido a uno de los nuevos boxes de la comisaría, especialmente diseñados para asegurar la confidencialidad de los indagados, por el sargento a cargo del turno, informó el diario El Telégrafo.

Al ingresar al box, el amigo del joven baleado, conmocionado por lo sucedido, se negó a declarar y, en un momento determinado, arrebató al policía el arma de reglamento, una pistola Glock de 9 mm, y, pese a que podría haber disparado contra varios policías y generado una masacre, apuntó directamente a su cabeza y disparó.

El episodio ha dejado mal parada a la policía. La justicia determinará las responsabilidades que pudieran caber a los funcionarios que estaban presentes. Ningún jerarca de la Policía sanducera realizó declaraciones en torno a estos casos.

"Lucho" era un muchacho muy apreciado en su barrio y en el centro estudiantil al que concurría, dijeron fuentes cercanas al joven.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)