Unas veinte personas ocupan terreno donde se levantan torres lujosas

"Okupas" invaden Punta del Este

El Municipio de Punta del Este denunció en las últimas horas la ocupación ilegal de varios predios del balneario esteño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En febrero de este año, El País dio cuenta de un intento de ocupación. Foto. R. Figueredo

Julio Pérez, alcalde suplente del municipio, dijo a El País que en la tarde del viernes fueron radicadas tres denuncias por ocupaciones ilegales.

"Dos de las denuncias fueron presentadas en la Seccional 10ª de Punta del Este; la otra, por razones de jurisdicción, en la subcomisaría de San Rafael, que depende de la primera", explicó Pérez.

Esta última denuncia se relaciona con la presencia de al menos diez grupos de personas en el fraccionamiento Lobos de Punta del Este.

El citado fraccionamiento es delimitado por la rambla Lorenzo Batlle Pacheco y por las avenidas Del Mar, San Remo y Roosevelt. Tiene poco más de 25 hectáreas delimitadas en su interior por cinco manzanas.

En el lugar se levantan varias de las torres más lujosas del balneario como los edificios Le Parc, Tiburón III, Lobos, One y Quartier del Mar. En el mismo fraccionamiento se construye la Trump Tower.

Pérez sostuvo que la denuncia fue presentada a partir de la información proporcionada por propietarios y empleados de las torres, las que se orientan, en su gran mayoría, hacia la rambla de la Playa Brava.

El fraccionamiento Lobos, en su interior, tiene tres calles denominadas Bahía, Guanabara y Recife. En realidad, se trata de tres calles en mal estado con frondosos bosques sobre las mismas. Los ocupantes ilegales serían cerca de una veintena de personas. En los últimos días los vecinos del lugar observaron cómo esos intrusos prepararon el terreno para levantar precarias casas debajo de los árboles.

Pago a ocupantes.

No es la primera vez que el citado predio es objeto de ocupación de parte de personas que llegaron al balneario, o bien, se quedaron sin vivienda por la difícil situación económica que vive el departamento.

Cuando comenzó a despertar el boom, a mediados de la década pasada, varias familias residían en ese lugar. Los inversores llegaron a pagar hasta US$ 8.000 a cada ocupante jefe de familia para que abandonara su precaria construcción de maderas y nailon.

Un informe elaborado por el entonces comisario de la Seccional Décima, Julio Pioli, advirtió que la mayoría de los hurtos y otros hechos delictivos registrados en Punta del Este ocurrieron en el entorno del fraccionamiento Lobos como en las cercanías del barrio Kennedy y el asentamiento del Placer.

En la tarde del viernes, la fuerza pública desalojó a tres sujetos que se habían instalado en un bosque delimitado por la avenida Orlando Pedragosa Sierra y las calles Lunas de Oro, San Francisco y Julio Herrera y Reissig.

Autocasa.

La tercera denuncia fue radicada contra una familia que vive desde hace tiempo en un automóvil estacionado frente a la Terminal de Ómnibus de Punta del Este.

Los ocupantes del vehículo aprovecharon la presencia del denso follaje de los árboles del ornato público de ese lugar. Los individuos duermen en el interior del auto y cuelgan su ropa en los árboles.

"Primero vamos a podar los árboles. Luego esperamos que la fuerza pública los intime a retirarse del lugar con vehículo incluido", indicó Pérez.

"Estas personas viviendo en un automóvil frente a la Terminal de Ómnibus de Punta del Este no constituyen la mejor imagen para los turistas que llegan al balneario", agregó.

Muchas personas han quedado sin trabajo y sin lugar donde vivir a raíz de la difícil situación económica que enfrenta el departamento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)