RELACIONES LABORALES

La OIT media, pero posturas del PIT y cámaras no cambian

Murro: a la organización global empresarial no le gusta el avance uruguayo.

Ryder: el director de la OIT estuvo con empresarios y sindicalistas. Foto: F. Ponzetto
Ryder: el director de la OIT estuvo con empresarios y sindicalistas. Foto: F. Ponzetto

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el inglés Guy Ryder, pasó por segunda vez por Montevideo en dos años buscando acercar a las gremiales empresariales y al Pit-Cnt, que discrepan fuertemente sobre aspectos de la negociación colectiva, pero la situación aparece congelada. La OIT tiene críticas a la normativa que regula las ocupaciones de empresas en Uruguay y comparte en parcialmente las críticas empresariales a la participación estatal en las conversaciones salariales. Sin embargo, Ryder prefirió no enfatizar en esos aspectos y sí destacar lo que la cultura de negociación uruguaya permitió en materia de incremento del salario real y de mejora en las condiciones laborales.

El Pit-Cnt y el ministro de Trabajo Ernesto Murro se abroquelaron en defensa del sistema de negociación colectiva tripartito que las cámaras quisieran, en parte, desmontar.

Por la mañana, Ryder se reunió en el edificio de la Cámara de Comercio con dos centenas de empresarios. El asesor de la Cámara de Industrias, Gonzalo Irazábal, le planteó el tema de la queja empresarial, que ya lleva nueve años, contra el sistema de negociación colectiva uruguayo. Según contaron fuentes que estuvieron en la reunión, Ryder dijo que las observaciones de la OIT no suponen colocar a Uruguay en una "lista negra" y que el país está sí en una lista de estados "que tienen problemas con el cumplimiento de las normas". Ryder les dijo a los empresarios que su visita no era de mera cortesía y que estaba buscando acercar a las partes.

Luego Ryder estuvo en el Palacio Legislativo, donde dio una conferencia sobre el futuro del trabajo, en presencia de la presidenta en ejercicio, Lucía Topolansky, y allí dijo que "sigo pensando que estas son cuestiones que se pueden resolver a través del diálogo" para lo cual puso a disposición los servicios técnicos de la OIT. "Entiendo que hay ciertas frustraciones pero sigo optimista. Hay cierta falta de paciencia, el proceso ha sido largo, no lo dudo. Sigo con confianza", dijo cuando fue consultado sobre el tema. "Mi responsabilidad evidente es asegurar que las prácticas y la legislación uruguaya sean conformes con los convenios de la OIT y seguimos en este empeño", agregó. Pero también reivindicó en términos generales y de manera inequívoca el sistema uruguayo. "La negociación colectiva es muy viva en la negociación uruguaya. Ha podido producir resultados sumamente positivos en términos de salarios, de empleo, de equidad, también en términos de creación de empresas. Hay que tener muy presente todo lo positivo que tiene hoy en día lo que hoy existe en Uruguay", sostuvo Ryder.

Murro tajante.

Pero fue quizás el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, el que más claramente avisó a las gremiales que deben olvidarse de cualquier posibilidad de que se revierta el tripartismo y aprovechó para cuestionar a la Organización Internacional de Empleadores.

"Esta organización no ve con buenos ojos lo que pasa en Uruguay. No le gusta que en Uruguay tengamos estos progresos en el trabajo, en la seguridad social, en la negociación colectiva y el diálogo y con la alianza de algunos dirigentes empresariales uruguayos está presionando a Uruguay para que reduzca el nivel de negociación colectiva, cosa que no vamos a hacer. Siempre estamos dispuestos a dialogar pero el camino del Uruguay es el camino del diálogo, el de la negociación colectiva y en ese camino vamos a seguir", advirtió. Según Murro, "la flexibilidad puede ocurrir en el marco de la negociación colectiva".

Milton Castellano, director del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt que participó en una reunión con Ryder en la sede la organización, dijo a El País que se le entregó un documento con la postura sindical sobre la negociación colectiva. "Le planteamos nuestra opinión sobre la queja de los empresarios. Tenemos disposición a seguir dialogando. El movimiento sindical tiene una tradición de tener la negociación colectiva y el tripartismo como un aspecto medular. Le planteamos que con el marco regulatorio y las negociaciones colectivas que existen han podido mejorar las relaciones laborales y que el país tenga inversiones importantes y mejora en la distribución de la riqueza y la equidad. Es decir, que el marco de relaciones laborales que existe en Uruguay, en vez de haber sido un obstáculo o una traba, los datos de los últimos años reflejan que ha sido un elemento positivo para el crecimiento del país", señaló.

Un mundo que es cada vez más desigual.

El mundo es cada vez más desigual. Los empleos tendrán que ser "verdes". Los jóvenes quieren más libertad a la hora de buscar trabajo y lo quieren conciliar con su vida familiar. El trabajo está cada vez más diversificado y no está claro si la tecnología disminuirá el empleo global o lo incrementará. Estos son algunos de los conceptos que dejó el director de OIT, Guy Ryder, en una conferencia que brin-dó en el Salón de los Pasos Perdidos. También planteó la necesidad de discutir la adopción de una ren-ta básica universal pero no se pronunció sobre su conveniencia y destacó que el trabajo conecta a la gente con la realidad.

Pit-Cnt ve "demasiado teórica" posición de OIT sobre ocupaciones.

Una fuente empresarial dijo que el gobierno ha hecho propuestas que ayudan para superar el largo diferendo generado por la queja empresarial, pero que se necesita que la central sindical haga propuestas. La fuente reconoció que en su encuentro con empresarios, el director de OIT, Guy Ryder "no le dio palo al gobierno y dijo que este es un país de diálogo".

Durante la visita, el gobierno y la central sindical se apoyaron en un reciente documento del Banco Interamericano de Desarrollo que destacó la calidad de los empleos en Uruguay. Milton Castellano, del Pit-Cnt, contó que se le dijo a Ryder que el pedido de la OIT de que en las empresas convivan, durante las ocupaciones, quienes hacen paro con quienes quieren ejercer el derecho al trabajo, no es viable. "La OIT no dice que la ocupación sea un elemento prohibido, dice que tienen que convivir. Nosotros lo que muchas veces decimos es que muchas normas muy generales se tienen que aplicar y puede haber contradicciones. Si hay un trabajador de paro es muy difícil que al lado se esté trabajando. A veces las normas se tienen que adaptar. Hay cosas que pueden ser muy teóricas", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)