POLÉMICA DECISIÓN

El oficialismo asegura subsidio a Sendic que la oposición rechaza

Tras un áspero debate, el Frente Amplio dio apoyo expreso a Topolansky.

El oficialismo ratificó el subsidio, pese a las críticas de la oposición. Foto: F. Flores
El oficialismo ratificó el subsidio, pese a las críticas de la oposición. Foto: F. Flores

Si Raúl Sendic fue o no legislador como sostiene la oposición, si fue vicepresidente como afirma el oficialismo, o ambas cosas, es una discusión jurídica. Si el criterio es que no fue legislador, sino vicepresidente, y votó leyes dándole el voto decisivo al Frente Amplio, también lo es. Pero la consideración en el Senado del subsidio otorgado administrativamente por la vicepresidente Lucía Topolansky atrajo más el interés de todas las bancadas y ambientó un duro cruce de acusaciones políticas.

Finalmente el Frente Amplio respaldó a Topolansky y puso su mayoría a favor de impedir una moción de toda la oposición reclamando que el subsidio se dejara sin efecto y que se sometiera a votación del cuerpo que Sendic presidió.

Según cálculos del nacionalista Pablo Iturralde, que ayer estuvo ocupando una banca en el Senado, Sendic percibirá unos $ 4,5 millones por el subsidio de un año, el equivalente a US$ 150.000.

Tampoco prosperó una propuesta de su colega Javier García para abrir una cuenta en un banco de plaza para depositar mensualmente el importe del subsidio hasta que se pronunciara el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA).

El debate transcurrió en forma tensa, particularmente por el tono de los planteos de los senadores de la oposición cuestionando la decisión de Topolansky, quien en ningún momento contestó.

"Usted se equivocó cuando otorgó el subsidio por sí y ante sí. Es la Cámara quien tiene que votar por 3/5 el subsidio. Sendic renuncia acosado por denuncias de corrupción. Es el propio FA quien dice que Sendic cometió actos fuera de la ética. Renuncia empujado a irse. No merece el pago del subsidio", insistió el senador colorado José Amorín.

Charles Carrera y Michelle Suárez, ambos abogados, defendieron el acto administrativo de Topolansky. "El de vicepresidente es un cargo que no pertenece al Poder Legislativo. La Constitución habla de que el Senado se compondrá por 30 senadores más el vicepresidente", dijo Carrera.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres rechazó "de manera radical" la decisión de otorgar el subsidio. "Es políticamente grave y jurídicamente improcedente. La señal que se da es escandalosa. No es cierto que la renuncia sea por razones personales, sino porque su propio partido lo cuestionó por corrupción y porque en la Justicia está siendo indagado. Este cuestionamiento se extiende a todo el sistema político", sostuvo.

Y abonó la tesis de que Sendic es legislador. "Si no hubiera actuado como legislador, todas las leyes que él votó debieran anularse. ¿Qué es votar una ley sino legislar? Su voto es definitorio en la aprobación de leyes en las votaciones 16 a 15. ¿Qué es legislar sino votar leyes?".

En tanto, el senador oficialista Rafael Michelini dijo a la oposición que "ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el ojo propio. ¿Cuándo proclamaron que en Diputados se debe votar el subsidio? No me hablen de la Constitución y la ley. Hay mucha mezquindad, el sistema político uruguayo no era así. El vicepresidente renunció por cuestiones personales. Todo lo que hay en la Justicia se verá. El subsidio corresponde", aseguró.

"Vergüenza".

Luego, el nacionalista Luis A. Heber dijo que la decisión de Topolansky "la compromete, regala a la vicepresidenta, cuestiona su credibilidad", porque el caso Sendic "ha generado vergüenza institucional. Vergüenza nacional e internacional. Teníamos vergüenza del vicepresidente que cometió estos delitos. Teníamos un vicepresidente deshonesto" y que fue "responsable por la estafa" en Ancap.

Ya cerca del final del debate, el senador blanco Javier García dijo estar preocupado "porque los ciudadanos piensen o son todos iguales, o son todos burros o no les importa lo que pase en el Uruguay. Más allá de los fanatismos a todos nos convendría cuidarnos un poco más, porque después de la democracia no hay nada".

En defensa de la presidenta.

La senadora que ayer debutara, Michelle Suárez, que es la primera persona trans que ingresa al Senado, defendió jurídicamente a Lucía Topolansky. "Entiendo que se cuestiona no algo de fondo, sino la existencia del subsidio. En mi opinión técnica, la vicepresidencia no forma parte del Poder Ejecutivo ni del Poder Legislativo", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)