El último fue en 2010

Desde 1957, ocho muertos en las canchas

El 9 de noviembre del año pasado hubo 32 detenidos tras el clásico en el que Nacional le ganó a Peñarol 2 a 1. Y un día antes en el clásico entre Rampla y Cerro el volante del club albiceleste Pablo Caballero quedó ensordecido por el lanzamiento de una bomba de estruendo y debió ser atendido.

El último muerto por la violencia en el fútbol en Primera División fue Héctor da Cunha, un hincha de Cerro de 35 años que murió apuñalado en las cercanías del Estadio Centenario el 11 de marzo de 2006.

El 17 de noviembre de 2010, tras un partido de la Segunda División Amateur, murió de dos balazos el hincha de Villa Teresa, Marcelo López, de 40 años, en la cancha del club Oriental de La Paz, Canelones.

Un total de ocho hinchas han muerto como consecuencia de la violencia del fútbol uruguayo aunque al menos otros dos lo han hecho por ataques cardíacos luego de participar de incidentes en las canchas.

El primer fallecido por la violencia en el fútbol de que se tenga registro fue Carlos Gómez, un hincha de Sudamérica que fue golpeado el 22 de septiembre de 1957 en el Estadio Belvedere, del club Liverpool, durante un partido de la segunda división entre el club naranja y Progreso. De los fallecidos, tres lo fueron por balazos y la misma cantidad por heridas de arma blanca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)