LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

¿Ocho horas?

El pasado 17 de octubre, en el programa "Todas las Voces" de canal 4, el hombre fuerte del Sindicato Único de la Construcción (Sunca), el comunista Óscar Andrade, levantó temperatura cuando, papeles en mano, el senador blanco Javier García le recordó al verborrágico sindicalista que, aunque figura en planilla de algunas empresas del ramo, hace bastante tiempo que no trabaja en la construcción.

Andrade se molestó con García. Le recordó que el fuero sindical le permite figurar en planilla en una empresa de la construcción sin la obligación de ir a trabajar. Y que no viola ninguna norma al hacerlo.

La verdad es que Andrade tiene razón. La ley permite a los dirigentes sindicales no trabajar a la par de aquellos a los que representan. Para ser más claros, la ley les permite no trabajar y dedicarse únicamente a la actividad sindical. Y vaya que se dedican a ella. Están el día entero trabajando para ver qué pueden obtener de aquí y qué pueden reclamar allá, armando plataformas reivindicativas o proponiendo movilizaciones a las que suman a quienes sí trabajan.

Andrade figura en planilla de empresas para las que no trabaja. ¿Es el único en el Sunca? No. ¿Cuántos son? ¿Quiénes son? ¿Quién asume el costo de pagar a gente que no trabaja porque el convenio así lo prevé?

Y eso, ¿solo pasa en el Sunca? Y por la Untmra, ¿cómo andamos? ¿En qué empresa trabaja el metalúrgico Marcelo Abdala? O al menos, ¿en qué empresa figura sin trabajar Marcelo Abdala, que tiene tiempo para ir a Venezuela a manifestar solidaridades con la misma frecuencia con que uno va a la panadería? ¿Y el resto de la cúpula de su gremio?

¿Y en Fuecys? ¿Y en la FUS? ¿Y en la Foeb? ¿Y en la Foica? ¿Y en el Sima? ¿Y en el gas? ¿Y en la pesca? ¿Y en el puerto? ¿Y en Adeom? ¿Y en los demás?

¿No deberíamos saber los uruguayos si los sindicalistas que hablan de trabajar, además de hablar, trabajan efectivamente en algún lado, en algún momento, al cabo del mes? Quizá haya algunos que sí trabajen a la par de sus compañeros. O al menos que trabajen media jornada en la empresa en la que figuran en planilla y luego se ocupen de la actividad sindical. ¿No sería bueno saberlo?

De hecho, ¿no sería bueno saber, ya que estamos, cuántos dirigentes sindicales están amparados por esta norma que les permite no trabajar y dedicarse exclusivamente a la actividad sindical? ¿Cuántos son en cada sector de actividad?

¿Quién determina el salario por el que figuran en plantilla pese a no tener que trabajar? Uno imagina que debe ser parte de la negociación a la hora de celebrar un convenio. Por tanto, es un costo que asume cada empresa. Ese salario, ¿dónde va? ¿Al sindicato?

¿Cuánto dinero transfieren al año las empresas a los sindicatos? ¿No sería bueno saberlo? ¿No sería sano que los sindicatos transparentaran esos números? ¿Cuánto dinero perciben por este concepto y cuánto por cuotas sindicales, y qué destino le dan?

Es lo que decía mi vieja. A veces, me levanto preguntón.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)