Son ciudadanos de origen chino y no hablan español

Ocho detenidos deben esperar un traductor

La justicia penal espera un traductor que permita la indagatoria de ocho ciudadanos chinos detenidos por su presunta relación con un caso de explotación sexual de una menor de 14 años.

La joven había fugado en noviembre pasado del hogar Amanecer del INAU y fue hallada por las autoridades en una vivienda precaria del asentamiento "Los Eucaliptus" ubicado en la capital de Maldonado.

En todo este tiempo la joven ejerció el meretricio con los clientes que consiguió en un bar de la zona conocida como "Camino al Pantanal".

La propietaria del bar, identificada como E.E.A.R, oriental de 53 años, fue procesada con prisión por un delito de "contribución a la prostitución de menores de edad".

Los ciudadanos asiáticos residen en la zona desde hace un tiempo atrás.

En la capital fernandina, los ciudadanos realizan actividades laborales en una empresa de la zona dedicada al rubro construcción.

Los mismos quedaron emplazados hasta tanto la Suprema Corte de Justicia consiga un traductor que transmita las preguntas tanto del magistrado a cargo de la causa como del fiscal de turno.

Los ciudadanos chinos quedaron detenidos en el marco de un importante operativo realizado por la Policía de Maldonado, durante el cual fueron arrestadas otras nueve personas, entre ellas tres mujeres, todos mayores de edad.

Los ocho chinos no pueden abandonar el país a partir del cierre de fronteras emitido por el juez a cargo del caso y no lo podrán hacer hasta tanto haya una resolución judicial al respecto.

Semanas, atrás la justicia penal fernandina remitió a la cárcel a dos sujetos y una mujer por la explotación sexual de una menor de 14 años, también fugada del hogar Amanecer del Inau.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)