LA INTERNA DEL PARTIDO COLORADO

El objetivo de Vamos sin Bordaberry: "sobrevivir"

Vamos Uruguay, que es mayoría en el Partido Colorado, reconoce que hoy no tiene candidato para la elección.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Otros tiempos: el sector de Bordaberry empujó el tren colorado desde sus inicios. Foto: V. Rodríguez

"Vamo’arriba, vamo’arriba", era el deseo que predominaba anoche, con abrazos, entre un centenar de dirigentes colorados que se daban ánimo unos a otros. Vamos Uruguay, el sector del senador Pedro Bordaberry, que ahora sin su líder y fundador en la escena político partidaria fijó su primera meta: "sobrevivir", según reconoció a El País un participante de la reunión que se realizó en la sala de la convención en la Casa del Partido Colorado.

Hoy, está claro que sin Bordaberry el sector "no tiene candidato" y encontrar uno "se hace muy difícil", confió el senador Germán Coutinho, que ya adelantó a sus pares que no cuenten con él: no será precandidato a presidente en la interna colorada de 2019. Apenas, se ofreció para coordinar la reunión de ayer con el secretario general de Vamos Uruguay, Max Sapolinsky. Ambos, Coutinho y Sapolinsky, armaron la reunión del comité ejecutivo ampliado de Vamos Uruguay en tres días tras hacerse pública la noticia del alejamiento de Bordaberry de la candidatura. Quedaron conformes por haber reunido a gente de varios departamentos.

Uno de los elementos que a analizar en el futuro, y que no se manejó anoche en la reunión que fue de tono muy positivo, es "el desbande" de los votantes si el candidato que finalmente compita en la interna colorada no tuviera carisma.

Ese elemento, además, tiene bastante preocupado al Partido Nacional, porque si el Partido Colorado —su socio en el balotaje en las dos últimas elecciones— no consigue votar mejor que en 2014, cuando obtuvo un 12% del electorado, las chances de los blancos de ganar el gobierno se verán disminuidas. Además, en 2019 también comparecerá el Partido de la Gente, de Edgardo Novick, y algún voto colorado puede llevarse.

El comité ejecutivo de Vamos emitió anoche una declaración en la que en primer lugar agradece a Bordaberry por su "liderazgo" en su gestión política y parlamentaria, lo cual es un "ejemplo" para la dirigencia.

Asimismo ratificaron que continuarán su presencia como sector político y llevarán adelante las ideas y valores del senador Bordaberry.

La lectura de la declaración despertó vivas desde varios sectores de la sala de la convención.

El adiós.

Aunque muchos dirigentes colorados y nacionalistas ya lo sabían pero guardaban herméticamente el secreto, el jueves 20 El País informó que Bordaberry había enviado un mail a varios correligionarios informando que había decidido dar un paso al costado, no ser precandidato presidencial en 2019 ni encabezar la lista de Vamos Uruguay al Senado.

En Vamos Uruguay se evaluó anoche que nadie "da la talla" como candidato, y que la consecuencia de la salida de Bordaberry es que los grupos batllistas deben cambiar su estrategia porque ya no tienen contra quién confrontar. Pero también se manejó que en Vamos Uruguay sin un candidato claro los votantes pueden sentir falta de estímulo y de entrada votar a otro partido. Una encuesta de Opción Consultores presentada pocas horas después de la noticia, señaló que preguntados a quién votarían en caso de no estar Bordaberry, más del 50% lo haría por el nacionalista Luis Lacalle Pou y algo más del 20% por Edgardo Novick, líder del Partido de la Gente.

Bordaberry comenzó a meditar el camino a seguir, viendo los números arriba de la mesa: en 2009 le ganó la interna al Foro Batllista y a la Lista 15 y como presidenciable llevó al partido del 10,8% de apoyo obtenido en 2004 con Guillermo Stirling al 17%. Pero cinco años más tarde, en 2014, también con él como candidato, bajó al 12%. La consecuencia fue que obtuvo menos legisladores. Un año más tarde, su bancada se le redujo aún más con la deserción de los diputados Ope Pasquet, Fernando Amado y Valentina Rapela.

Recién en junio vuelve al Plenario del Senado.

El senador Pedro Bordaberry está en Europa, donde vive y trabaja uno de sus hijos. Tras la meditada decisión de no ser candidato ha encontrado refugio en la familia. Bordaberry piensa en ir cada vez menos al Parlamento dejando más tiempo a su suplente, la diputada por Salto Cecilia Eguiluz. Por lo pronto, estará en Europa hasta mediados de mayo y luego, sobre fin de mes, se reintegrará al trabajo de las comisiones. Pero al plenario del Senado, volverá recién en junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)