VISITA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL A ROMA

Obispos plantean al Papa inquietudes de la Iglesia

La ideología de género, el suicidio juvenil y la baja natalidad.

El papa Francisco con los obispos Tróccoli, Sturla, Collazzi y Cotugno. Foto: @iglesiauy
El papa Francisco con los obispos Tróccoli, Sturla, Collazzi y Cotugno. Foto: @iglesiauy

El papa Francisco recibió el jueves a los obispos de la Conferencia Episcopal Uruguaya. El encuentro tuvo lugar en la Ciudad del Vaticano en el marzo de la visita ad limina que se está desarrollando en Roma hasta el 22 de noviembre. Esta visita, que se celebra obligatoriamente cada cinco o diez años, se cumple con el propósito de informar al jefe de la Iglesia Católica sobre el estado y administración de cada una de las diócesis. La última había tenido lugar durante el papado de Benedicto XVI.

El cardenal Sturla y los ocho titulares de las diócesis, junto con los obispos auxiliares de Montevideo y Canelones, y los obispos eméritos, participaron de la audiencia en la que se le hizo entrega al Pontífice de una manta tejida con lana cruda, con los colores de la bandera, encargada a Manos del Uruguay.

El cardenal Sturla definió la reunión como "hermosa, bellísima", según recoge el portal de la Iglesia Católica. Dijo que el Papa los recibió por más de dos horas y se desarrolló una charla amena. Mencionó que el Pontífice más que hablar quería escucharlos, "saber de nuestra propia boca la situación de la Iglesia en Uruguay, las cosas que nos preocupan. Él iba interviniendo, subrayando cosas o respondiendo algunas preguntas nuestras".

Sobre los temas presentados al papa Francisco, el Arzobispo de Montevideo mencionó la preocupación por "la fragmentación social", y cómo "la brecha se ahonda con un grupo de personas que está viviendo una situación de pobreza muy dura, de la cual parece que se hace muy difícil salir".

Desapego a la vida.

Sturla mencionó otro tema de preocupación: "la alta tasa de suicidio juvenil y la baja tasa de natalidad", y reflexionó que "el Uruguay no ama la vida de forma de vivirla con más sentido, fuerza y alegría". Después se abordó el tema de la evangelización. "El Papa conoce nuestra situación particular en América Latina, un país con una fuerte secularización", dijo.

El cardenal Sturla insistió en que el Santo Padre "no ha querido dar muchos consejos, sino más bien atender nuestra realidad". Particularmente "ha quedado también muy preocupado por la ideología de género tal como se esta viviendo en nuestra sociedad. Le preocupa mucho porque sabe que hay intereses económicos detrás de esta ideología que se quiere imponer", advirtió el obispo.

El Papa llamó a los obispos a tener en cuenta el tema de la cultura de cada pueblo. Habló del daño que pueden causar, aUn si quererlo, muchas ideologías que terminan desarraigando a los pueblo de sus raíces.

Viaje del Papa aún sin fecha.

Una pregunta que se impone en cada visita a Roma por parte de los obispos es la posibilidad de una visita del Papa a Uruguay. El Pontífice dijo que aún no están dadas las condiciones para un viaje a su país, por tanto no hay una fecha concreta para su llegada a Uruguay, ya que ambos destinos se cumplirán a la vez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)