IGLESIA CATÓLICA

Obispos alertas por "fragmentación" de la sociedad local

También preocupa la escasa rehabilitación de personas presas.

Una "creciente fragmentación" de la sociedad y la falta de resultados en la rehabilitación de presos para reinsertarse en la sociedad son preocupaciones que formaron parte de las conclusiones a las que llegaron los obispos uruguayos que se reunieron durante toda la semana en Florida en la primera Asamblea Plenaria del año.

"Vemos que en las grandes ciudades donde va creciendo el anonimato y el otro se va viendo como una amenaza es importante encontrar espacios de encuentro. La fragmentación está creando subculturas, etnias urbanas que van encerrándose en sí mismas y generan espacios de división o falta de diálogo", dijo a El País el portavoz de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Monseñor Milton Tróccoli. El obispo auxiliar de Montevideo sostuvo que en el interior "todavía al ser ciudades más chicas se vive la vecindad donde todos se conocen" por lo que la fragmentación "se ve más en Montevideo". "Creemos que no es un fenómeno que afecta solo a Uruguay, pero nos interesa poder atacarlo con la creación de espacios de encuentro".

Tróccoli dijo que perciben problemas en la rehabilitación de presos. "La situación en la que están y el hecho de que la sociedad de algún modo presiona para que haya más cárceles y pasen más tiempo en las cárceles y que el sistema no ayuda a rehabilitar, vemos difícil la reinserción". El sacerdote agregó que se está en una "situación crítica" en el número de presos que "en los últimos 30 años creció más de un 200%" lo que insta a buscar mecanismos de solución.

Por otra parte los obispos analizaron las nuevas normas instruidas por el papa Francisco para la formación inicial y permanente de los sacerdotes. Tróccoli dijo que las mismas implican un "cambio de enfoque con una atención mucho más fuerte en lo humano afectivo y acompañamiento de madurez humana y discernimiento de las vocaciones y buscando que los chicos que entran tengan un crecimiento en lo humano a la vez que en la fe".

Queremos "más calidad que can- tidad", resumió Tróccoli. Las nuevas normas también alcanzan a la elección de los sacerdotes. "Se busca que quien ingresa tenga las cualidades y madurez como para enfrentar la formación.

Se debe hacer una pericia psiquiátrica y un acompañamiento psicológico. Además deben tener un acompañamiento espiritual con algún sacerdote durante un año antes de entrar al seminario y una clara vida de fe", explicó el obispo auxiliar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)