VEA LA FOTOGALERÍA

Los nuevos médicos invadieron el Mercado

Miles de huevos, cientos de kilos de harina, café, salsa de tomate, detergentes de varios tipos, sidra y cerveza, mucha cerveza.

Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores
Tradicional festejo de los nuevos médicos en el Mercado del Puerto. Foto: Francisco Flores

Esos son los ingredientes principales de la receta usada en la fiesta de egresados 2015 de la Facultad de Medicina, que tuvo lugar ayer en el Mercado del Puerto.

Se trata de un ritual que se repite cada 31 de julio en el mismo lugar. Ayer todo comenzó bajo una pertinaz lluvia que no modificó los planes.

Al mediodía llegaron los primeros grupos de egresados. Los esperaba una exclusiva barra de cervezas y un equipo de amplificación potente. Al rato comenzó a sonar música electrónica y se largó el baile.

Los ingredientes comenzaron a mezclarse. Muchos de los nuevos médicos venían acompañados por sus familias y amigos que, con harina y huevos, fueron los encargados en comenzaron la primera etapa del engrudo de festejo.

Batieron la mezcla en la cabeza de los homenajeados que luego recibirían una dosis de café, salsa de tomate, café y otros productos de almacén. También se pudo ver una botella de aceite (de girasol) cuyo contenido fue derramado sobre la espalda de una egresada.

De inmediato aparecieron las cervezas, las sidras y el whisky escocés. Todo el líquido que tuviera algo de espuma era agitado y volaba por el aire.

Con el paso de las horas, el engrudo terminó tapando gran parte del piso de adoquines de la esquina del Mercado.

Responsabilidad.

Hace una semana el Consejo de la Facultad de Medicina emitió una carta abierta a los estudiantes que culminarían el 31 de julio el internado obligatorio.

Sabedores del ritual de los festejos, los consejeros exhortaron a que los exhorta a los futuros profesionales "que los festejos se realicen en forma responsable, tanto individual como colectivamente, a fin de que la merecida celebración se realice en un marco de respeto y alegría compartida, cuidando la responsabilidad asumida como profesionales de la salud, ante la sociedad".

La carta aparece luego que en mayo se supo que un grupo de estudiantes organizó una fiesta, con alcohol, en la emergencia del Hospital de Clínicas para festejar que habían culminado la especialización que venían cursando.

En aquella fiesta un estudiante tuvo una idea macabra: introducir en los festejos un cadáver de la morgue del centro médico universitario. Hubo sanciones para los participantes de la fiesta y en particular para el que llevó el cuerpo.

Se agranda la fiesta.

Este año la Facultad de Medicina otorgó el título a 316 estudiantes que permanecieron en ella durante ocho años y medio.

Mientras tanto, se espera que la fiesta de egresados del año próximo sea más grande, ya que alcanzarán el doctorado unos 800 estudiantes de la Facultad de Medicina.

Se trata de un fenómeno sin antecedentes, producido como consecuencia de un cambio en los programas educativos lo que provocó que se juntaran dos generaciones, según explicaron fuentes de la Facultad. La situación obliga a destinar fondos extra para el internado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)