Torturas en el INAU y el rol que jugó el sindicalismo están bajo la lupa

Un nuevo nombre en la cima del Pit-Cnt con varios flancos

José Lorenzo (Joselo) López es el nuevo hombre fuerte del Pit-Cnt, electo vicepresidente en el congreso de la central sindical de hace una semana. Al cargo llegó como secretario general de la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE) y presidente del sindicato del Instituto del Niño y del Adolescente del Uruguay (INAU).

En la votación realizada para el XII Congreso del Pit-Cnt hubo abstenciones y quienes dieron su voto porque el cargo no iba con nombre y apellido.

Es que hubo dirigentes que no quería quedar "pegados" a López, un hombre que tiene "flancos" abiertos: las denuncias de tortura en los centros de internación del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa) y un acuerdo entre el sindicato y las autoridades del INAU, por el cual el dinero del presupuesto que no se gastara al final del ejercicio se repartirá entre los funcionarios.

Por ese acuerdo, tal como publicó El País en el mes de enero, el INAU repartió US$ 3 millones entre sus funcionarios. A cada uno le tocó un promedio de $ 13.000 aunque fue proporcional a los ingresos de cada uno, por lo que algunos, en función de su salario, cobraron una cifra más abultada.

"A mí me parece de un grado de inmoralidad tremenda y no comparto que un sindicato dé su aval para esto. Qué voluntad iban a tener en invertir si sabían que esa plata al final del ejercicio iba para ellos. Además, es dinero que el Estado dio en un presupuesto para los gurises no para los trabajadores", aseguró un dirigente histórico del Pit-Cnt a El País.

Los misiles que algunos temían contra López tampoco tardaron en llegar desde afuera del ambiente sindical.

El pasado viernes el semanario Brecha publicó una dura columna bajo el título ¿Compañero de quién?. El autor,Aníbal Corti, asegura que la llegada de Joselo a la vicepresidencia del Pit-Cnt es "solo un hito más en la larga y vergonzosa historia de cómo los dirigentes de la central única de trabajadores han decidido ser moral y políticamente cómplices de la tortura en los centros de detención de adolescentes del INAU".

Corti dice que bajo la bandera de "a los compañeros no se los delata, se los protege" se ha amenazado, hostigado e incluso expulsado del sindicato a quienes se han animado a denunciar los abusos y el encierro de los menores infractores.

Esto ya había sido denunciado por distintas instituciones, incluida la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT). En declaraciones a El País la coordinadora de Derechos de los Niños de la OMCT, Carolina Bárbara, dijo que en el Sirpa el sindicato generó "impunidad".

Corti en su columna va más allá y asegura que "los actuales dirigentes del Pit-Cnt jamás exigirán juicio y castigo para los torturadores del INAU".

"Para ellos no habrá escraches ni condenas altisonantes. La dirigencia de la central sindical es moral y políticamente responsable de que se perpetúe la tortura en los establecimientos de adolescentes. Ellos son cómplices. (...) Tienen las manos sucias. Han chiflado bajito y mirado para el costado cada vez que las organizaciones de derechos humanos han denunciado la situación. Los dirigentes no votan encarcelar niños, pero se hacen los giles cuando se trata de investigar a quienes los violan y cagan a palos".

Mediático y radical.

El de la Administración Central, COFE, es uno de los sindicatos más mediáticos a pesar que sus movilizaciones generalmente no son multitudinarias, aunque es uno de los que más afiliados. La cifra se sostiene básicamente con la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y el Sindicato Único de Trabajadores del INAU (Suinau), dirigido desde hace más de diez años por López.

Joselo, como se lo conoce en el ambiente sindical, llegó al INAU con 19 años en 1989. Su puerta de entrada fue el hogar de varones del departamento de Flores, lugar del que se alejó a medida que su carrera sindical crecía. Primero se transformó en el presidente de Suinau. Ganó terreno entre "los brazos gordos" e incluso hay quienes lo llaman "el zar" de la institución.

Desde allí saltó a la Secretaria General de COFE. A pesar que públicamente suele conocerse por sus planteos muchas veces alarmistas, por ocupar el Ministerio de Economía en 2012, por enfrentar al gobierno de José Mujica con el Estatuto del Funcionario Público y acusar a uno de los últimos ministros de Trabajo (Eduardo Brenta) de "persecución sindical", en la interna del Pit-Cnt dicen que López tiene "perfil bajo" y que no es "un cuadro político".

"Toma la palabra y opina sobre los temas de su sector. No sé qué sabe de la industria, de la cadena productiva, del tema financiero, de puertos. No es un referente", dijo a El País un dirigente de la central sindical.

Joselo se define a sí mismo como un radical porque le gustaría ir "a la raíz de los problemas". Ante la denuncias de tortura, él se defendió e incluso habló de "una campaña" de las organizaciones sociales.

Fulco y su tensión con el sindicato.


La nueva dirección del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa) que asumió hace poco menos de un mes, reconoció por primera vez la existencia de torturas en cetros de reclusión de adolescentes.

La nueva directora Gabriela Fulco, dijo en entrevista con El País que el gobierno será estricto con el maltrato. "Como presidenta pretendo estar informada al minuto y vamos a ser muy estrictos con la supervisión, las denuncias penales y los procesos administrativos en caso de que ocurran", aseguró, y agregó querer una gestión en el marco de los derechos humanos. Desde antes de asumir Fulco estuvo en la mira del sindicato. Cuando la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, informó al gremio de los cambios en el Sirpa, el dirigente José Lorenzo López dijo a El País que eran bien recibidos los nombramientos pero reconoció que "no dejaron de sorprender" porque la gestión actual "había sido favorable sea para la institución y los trabajadores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)