EL NUEVO CÓDIGO DEL PROCESO PENAL

El nuevo código generará menos encarcelaciones

Se crean los procesos abreviados donde confesión será clave.

En poco más de un año, muchos de los delitos que hoy son penados con prisión serán excarcelables. El nuevo Código del Proceso Penal (CPP), cuya entrada en vigencia está prevista para julio de 2017, tendrá como figura complementaria los procesos abreviados que se aplicarán a aquellos delitos con penas inferiores a los seis años.

El acusado debe manifestar su conformidad con la aplicación de ese procedimiento. En caso de que rechace esa fórmula, será enjuiciado en un proceso común oral y público.

El martes 3, durante la tercera reunión para analizar los proyectos sobre seguridad, el gobierno y la oposición acordaron que el Poder Ejecutivo asegurará, en la Rendición de Cuentas que enviará a fines de julio al Parlamento, los US$ 40 millones que necesita la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para poder enfrentar el cambio en el proceso penal.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

En América Latina, Chile, Paraguay, la ciudad de Buenos Aires y algunas provincias argentinas, aplican los procesos abreviados, cuyo creador fue el procesalista argentino Julio Mayer. Las experiencias en la región muestran que los procesos abreviados abarcan el 90% de los expedientes judiciales. Es decir, la principal función de esos procesos abreviados es descongestionar el sistema penal. Además permiten destinar recursos humanos y materiales para juicios ordinarios, cuya complejidad de pruebas requieren más atención.

Si hay más de un acusado en un mismo delito, el acuerdo con el imputado mediante un proceso abreviado no puede transformarse en una prueba en contra de los otros indagados. "Ello podría violar garantías de terceros", opinó el abogado y catedrático de Derecho Penal, Jorge Barrera.

El mecanismo de los procesos ordinarios —se supone que abarcará el 10% de los casos penales— se caracterizarán por la oralidad y serán abiertos al público. Su fecha de implementación está prevista en el segundo semestre de 2017, luego que la Suprema Corte reciba las partidas prometidas por el gobierno para poder acondicionar las salas de audiencias para este tipo de juicios.

Los juicios serán similares al sistema estadounidense que se ve en las películas de Holly-wood: un fiscal que acusa, un abogado defensor que defiende al acusado y un juez que juzga. La diferencia es que el sistema uruguayo no tendrá un jurado compuesto por una decena de personas honorables como el estadounidense.

"La Fiscalía General de la Nación estaría en condiciones de aplicar las modificaciones a estos proyectos a partir del 1° de febrero del 2017, advirtió el martes 3 el fiscal de Corte, Jorge Díaz, luego de finalizada la reunión en Presidencia de la República entre el gobierno y la oposición. Al encuentro fueron invitados la Suprema Corte de Justicia y la Fiscalía General de la Nación para que dieran sus puntos de vista sobre el nuevo código.

El fiscal penal Gustavo Zubía dijo a El País que estaba "profundamente" de acuerdo con el nuevo código penal. "Discrepo con el instituto de la libertad condicional que impedirá en muchos casos que el condenado cumpla la sentencia", agregó Zubía.

Mediaciones.

Otra figura que integrará el nuevo código son las vías alternativas de resolución de conflicto. Se trata de mediaciones para aquellas conductas que no revistan gravedad pero el fiscal del caso considera que las mismas deben ser punibles.

Para ello, el fiscal deriva el expediente a un sistema de mediación extrajudicial, lo cual permitirá acuerdos de reparaciones entre el damnificado y el agresor.

Otra innovación del nuevo Código de Proceso Penal es la suspensión condicional del proceso.

El fiscal, en acuerdo con el acusado, pide la suspensión del proceso a cambio de que este realice determinadas obligaciones: no acercarse a las víctimas o a otras personas; pagar indemnizaciones; realizar tareas para la comunidad; asistir a tratamientos psiquiátricos y médicos, y cumplir obligaciones alimentarias.

Barrera, quien concurrió a la reunión en la Presidencia de la República el martes 3 como asesor de Edgardo Novick del Partido de la Concertación, dijo a El País que los procesos abreviados, las vías alternativas de resolución de conflicto y la suspensión condicional del proceso "son iniciativas que complementarán el Código de Proceso. Son elementos fundamentales para hacerlo viable en las condiciones por las cuales fue votado", opinó (ver infografía).

Desventaja.

En una conferencia de prensa realizada ayer, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Pérez Manrique, advirtió que la entrada en vigencia del nuevo CPP hace necesarios más defensores de oficio para poder equilibrarse con el número de fiscales. "El número de defensores está en desventaja frente a la cantidad de fiscales. En un turno penal actúan cuatro jueces. Hay un fiscal con un equipo de dos adjuntos que trabaja con cada magistrado. Estos adjuntos tienen la misma posibilidad que el fiscal titular de actuar en la audiencia", explicó.

Agregó que mientras en un turno los defensores son dos abogados acompañados por dos procuradores, los fiscales son 12 personas.

El abogado penalista y catedrático de Derecho, Diego Camaño dijo a El País que, en el nuevo código, "no está equilibrada" la posición de la Fiscalía y de la defensa.

"Se le da muchas potestades a la Fiscalía. La defensa no tiene un estatus similar", dijo Camaño.

También criticó la "contradicción" existente con un artículo que señala que la pri-sión preventiva sería la excepción. "Sin embargo, otros ar- tículos establecen la posibilidad de prisión preventiva. Señalan que esta podría decretarse en interés de la sociedad o por la gravedad de los delitos", expresó.

Sin acceso a "El guardián".

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Pérez Manrique, dijo ayer que el Poder Judicial no tiene acceso a "El Guardián", el sistema de escuchas telefónicas del Ministerio del Interior.

"El único control que podemos hacer de El Guardián es si salieron 15 órdenes de interceptación de teléfonos, sabemos si fueron cumplidas o no. Eso está claramente dicho en el convenio firmado por el Ministerio del Interior. Si me preguntaran en una conferencia de prensa del exterior sobre el control de El Guardián, diría lo mismo porque es la verdad", expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)