PLANTA DE CELULOSA

La nueva planta será más grande y estará en la "cuenca del río Negro"

Desde UPM señalaron que Uruguay tiene "una gran oportunidad de ser parte del desarrollo de la industria de la celulosa para fines de la década del 2020"

El eterno femenino de una imaginativa pintora
UPM: desde 2007 opera su planta en Fray Bentos. Foto: D. Rojas

Jaakko Sarantola, vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios de UPM en Uruguay, dijo este jueves que la firma considera que Uruguay tiene "una gran oportunidad de ser parte del desarrollo de la industria de la celulosa para fines de la década del 2020", pero se necesitan mejoras en infraestructura y logística. "Este es un proceso largo que requiere paciencia de todos los involucrados en el proceso", indicó.

Sarantola reconoció que la nueva planta va a ser mas grande que la de Fray Bentos, aunque por ahora es muy prematuro afirmar el tamaño o la inversión que se hará y que la empresa va a negociar exoneraciones impositivas, seguramente similares a las que consiguieron con la anterior planta.

También dijo que el trabajo de mejoras en caminería, así como el desarrollo de un puerto de aguas profundas, que puede ser nuevo o no, correrá exclusivamente por cuenta del Estado, así como la instalación de un ferrocarril.

"Es muy prematuro definir donde se va a ubicar la planta, la ubicacion exacta hoy no se conoce, si podemos transmitir que seria en la cuenca del río Negro", indicó, pero de todas formas "me gustaría recalcar que recién estamos iniciando la etapa de conversaciones". 

Sarantola explicó que el desarrollo de la nueva planta consta de tres etapas: el primero es el de las conversaciones entre la empresa y el gobierno, que ya inició. El segundo, será el del desarrollo logístico y de infraestructura para que estén dadas las condiciones de instalar la fábrica. Eso tomará entre un año y medio y dos.

La última etapa es la propia construcción de la planta de celulosa, previa decisión de UPM sobre si invertir o no en ella. Demoraría 30 meses construir la fábrica.

"Estas plantas requieren un movimiento importante de materia prima, millones de metros cúbicos que van de un lado a otro. Si tomamos el ejemplo de Fray Bentos, ingresan 400 camiones de madera por dia, aproximadamente 4.000 toneladas de celulosa por barco, estas plantas están diseñadas para operar las 24 horas, los 365 días del año", señaló,

"La caminería interna y la fábrica deben utilizarse ante cualquier dificultad, y para la salida de la celulosa se requiere un ferrocarril, el tren es el método de transporte mas seguro, eficiente y confiable", dijo.

Uruguay ahora sí parece cerca de cumplir el objetivo clave de que se construya una tercera planta de celulosa en su territorio, algo a lo que el gobierno apostaba fuertemente en estos momentos de estancamiento económico.

Lea a continuación la presentación de UPM

Si no puede ver el documento haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)