FOTOGALERÍA

Una nueva Marcha del Silencio reclamó el fin de la impunidad

Bajo la consigna "Impunidad: Responsabilidad del Estado ayer y hoy", una multitud se hizo presente un año más para denunciar las desapariciones en dictadura.

22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Sccelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza
22ª Marcha del Silencio en Montevideo. Foto: Bruno Scelza

A las 19 horas comenzó la 22° Marcha del Silencio, saliendo desde la esquina de avenida Rivera y Jackson, bajo la consigna "Impunidad: Responsabilidad del Estado ayer y hoy".

En 18 de Julio se colocaron parlantes donde primero sonó música de José Carbajal "El Sabalero" y luego comenzaron a escucharse los nombres de los desaparecidos. En la Intendencia de Montevideo, algunas personas que esperaban que la marcha llegara hasta allí comentaban que viajaban en ómnibus llenos que se vaciaban al llegar a algunos puntos de la manifestación.

Cuando la marcha llegó a la sede del gobierno departamental, comenzaron a sonar por los parlantes los nombres de las personas desaparecidas durante la última dictadura. Ante cada nuevo nombre, la multitud respondía "presente". Esto se repitió hasta llegar a la Plaza Cagancha, donde todavía quedaban nombres por recordar.

Además de los carteles con los rostros de las personas desaparecidas y asesinadas durante la década de 1970 y principios de los años '80, que eran protegidos por un gigantesco cordón humano en los bordes de la calle se pudo ver pancartas de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA).

La marcha también fue acompañada desde los edificios de 18 de julio. Puntualmente en los balcones del casino de Maroñas Entertainment de 18 y Yaguarón y en el hostel Acá me quedo de 18 y Javier Barrios Amorín se pudo ver a varias personas observando a los manifestantes.

Finalizaron los nombres de los desaparecidos y se procedió a entonar el himno nacional. Al igual que en los tiempos del gobierno militar, el "Tiranos temblad" sonó con más fuerza y en muchos casos fue acompañado por puños en alto. Los últimos compases fueron tapados por un aplauso que se alargó por cerca de dos minutos y que hacia la mitad cambio su tono de felicitación por el de reclamo.

"Sigue pendiente"

"Marchar por los desaparecidos es destacar lo más brutal y profundo de los daños de la dictadura, pero nos recuerda algo que no debemos olvidar: que el terrorismo de Estado estuvo dirigido hacia toda la sociedad", indicó Madres de Familiares y Detenidos Desaparecidos en el comunicado invitando a la marcha.

En el mismo, la organización señaló que que los desaparecidos "simbolizan los miles de presos y torturados que hubo en este país; militantes políticos, sindicales, estudiantiles, forman parte de los miles de destituidos y exiliados; parte de las listas negras que no conseguían trabajo o de estudiantes que fueron expulsados".

"Aunque nos costó creerlo, esto pasó y sigue pendiente, porque necesitamos más verdad, mas justicia, más condenas y más transformaciones, cambios que alienten garantías de no repetición", dice la convocatoria.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Un año distinto

La manifestación de este año viene rodeada de ruido tras los acontecimientos de los últimos meses: las amenazas por correo electrónico del "Comando Barneix" a al menos 12 operadores del sistema judicial y defensores de los derechos humanos, el espionaje militar durante la democracia confirmado tras la aparición del "Archivo Castiglioni", el robo de material en la Facultad de Humanidades y la absolución de varios mandos militares en el juicio por el Plan Cóndor en Italia.

De 300 expedientes penales, vinculados a la dictadura, el 70% no ha superado aún la indagatoria presumarial (no hubo siquiera el inicio del proceso).

Los $ 20 millones que el gobierno invierte al año para las investigaciones sobre desaparecidos, arrojó como resultado que, en más de una década, solo se identificaron cuatro de los 194 cuerpos buscados.

La lentitud, según el Observatorio Luz Ibarburu, que sigue los casos judiciales sobre la temática, también se demuestra en que, a 32 años de terminada la dictadura, solo hay procesados (o cumpliendo su condena) 19 represores. A los que se les suman otros siete ya fallecidos, el último de ellos fue Gregorio Álvarez, el pasado 28 de diciembre.

Esta presión llevó a que el Observatorio Luz Ibarburu haya solicitado una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH), la que tendrá lugar el próximo jueves. En ella se planteará la "inoperancia del sistema" y "las dificultades que atraviesa el cumplimiento de la sentencia de condena a Uruguay en el caso Gelman", explicó Raúl Olivera, coordinador del Observatorio, que está patrocinando 42 denuncias.

Solo entre los meses de febrero y marzo del presente año, siete de diez audiencias previstas en la instrucción presumarial fueron suspendidas. Esos corrimientos de fecha son, según los denunciantes, una forma de "silenciar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)