PERSPECTIVAS DE LA MOVILIDAD EN MONTEVIDEO

Nueva cámara móvil se utilizará para multar

Fiscalización de estacionamiento, doble fila y carril Solo Bus.

Los ojos electrónicos de la Intendencia estarán ahora en más barrios. Foto: F. Ponzetto
Los ojos electrónicos de la Intendencia estarán ahora en más barrios. Foto: F. Ponzetto

A la batería de dispositivos tecnológicos que administra el Centro de Gestión de Movilidad (CGM), la Intendencia de Montevideo sumará ahora cámaras móviles que recorrerán las calles para detectar los vehículos que no pagaron o tienen vencido el ticket de estacionamiento, las detenciones en doble fila y las invasiones al carril Solo Bus.

De esta manera, la administración municipal confirma su intención de retirar al cuerpo inspectivo de las calles lo máximo que sea posible, para evitar roces con los conductores.

"Con esta nueva modalidad vamos a fiscalizar básicamente los carriles preferenciales de transporte, apuntando a mejorar el respeto de ellos tanto en materia de circulación indebida por parte del tránsito particular como por el no respeto a la prohibición de estacionar y detenerse en las arterias donde están diseñados carriles preferenciales, o eventualmente donde se vayan a incorporar nuevos", explicó ante la Junta Departamental el director del CGM, Boris Goloubintseff.

"Básicamente, son equipos que se montan en una unidad móvil de propiedad de la Intendencia; esos equipos seguramente van a ser operados directamente por personal inspectivo, que va a ir validando las infracciones en tiempo real, las que luego van a incorporarse al sistema actual de notificación y de resolución de infracciones", agregó.

El director del CGM aseguró que la aplicación de esta nueva tecnología permitirá "colaborar en la mejora de la velocidad operacional del transporte".

"A su vez, también vamos a tratar de fiscalizar el control del estacionamiento tarifado en tiempo real, utilizando un software específico al cual le vamos a cargar la base de datos de pago de tiques cada día; herramienta similar a la que ya utilizan los inspectores de tránsito. Esto se va a complementar con cámaras de determinación de matrículas. Vamos a poder estar controlando en tiempo real, con un vehículo, sin necesidad de tener personal a pie, la validez del tique del estacionamiento tarifado", puntualizó.

Tomando en cuenta que hay muchos carriles preferenciales despintados o mal señalizados, las autoridades municipales anticiparon que se harán tareas de reacondicionamiento y otras intervenciones para mejorar la circulación en distintos barrios.

"Vamos a trabajar en 40 puntos de la ciudad, en los ocho municipios, con intervenciones puntuales como, por ejemplo, canalizaciones de tránsito, cierre de canteros, semaforizaciones, preferencias de paso; es decir, en todo lo que tiene que ver con señalización", indicó la directora de Tránsito de la Intendencia, Mariela Baute, quien también compareció recientemente en la Junta.

Goloubintseff anticipó que se van a incorporar ocho puestos nuevos de fiscalización en la zona Oeste de Montevideo, y que también se van a relocalizar algunos que no han dado los resultados previstos por la Intendencia.

"Luego de las primeras experiencias vimos que técnicamente no estaban en la mejor ubicación, ni están funcionando en forma adecuada, tal como lo habíamos pensado al inicio. Esto está siendo un aprendizaje sobre la marcha, y en la fase 2 del proyecto vamos a tratar de ser aún más eficientes de lo que venimos siendo", destacó el director del Centro de Gestión de Movilidad.

Como diera cuenta El País la semana pasada, los inspectores municipales ya no saldrán junto a los radares móviles ni detendrán vehículos en caso de exceso de velocidad. A su vez, los inspectores dejarán de utilizar la tradicional libreta de multas, que cambiarán por teléfonos o tablets. En ambos casos, las notificaciones se enviarán a los infractores utilizando las mismas vías que se emplean en los casos de multas aplicadas con radares fijos.

"Apuntamos a la movilidad, a la fluidez del tránsito, a colaborar con la entrada y la salida a la ciudad, a cambiar el perfil del inspector de tránsito llevándolo más hacia la persuasión y no tanto al aspecto punitivo", destacó la nueva directora Tránsito de la comuna, Mariela Baute, al comparecer ante la Junta.

La IMM denunció que en los últimos 45 días hubo ocho agresiones a personal de su cuerpo inspectivo de tránsito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)