Partículas blancas avanzaron desde la refinería de Ancap

Una nube de polvo cubrió casas y calles de La Teja

A las 13:00 horas de ayer, los vecinos de La Teja vieron avanzar desde la refinería de Ancap nubes de polvo blanco que pronto los obligaron a cerrar puertas y ventanas. Algunos recordaron lo que pasó en 2011 en Montevideo, cuando cenizas proveniente del volcán chileno Puyehue cubrieron azoteas y calles, con partículas de metales, ácido y químicos orgánicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nube de partículas de polvo como el del yeso afectó a La Teja. Foto: Ariel Colmegna.

Cerca de las 16:00 el viento de la bahía ya había despejado la zona, aunque permanecían rastros de un polvo áspero en porches, patios y contra los cordones de las veredas. Algunos automóviles también revelaban lo que poco antes había acontecido, por ejemplo a lo largo de la calle Heredia.

La vecina Graciela Díaz dijo a El País que hasta debió cubrir el mobiliario de su casa, y le preocupaba sobre todo las consecuencias que el polvillo podría ocasionarle en las vías respiratorias, por ser asmática.

Agregó que hace 12 años vive con su familia en La Teja, y nunca había sido testigo de algo semejante. Otro vecino que había salido a atender a un distribuidor de garrafas de gas comentó que de pronto el cielo se oscureció como si se acercara un banco de niebla. El distribuidor confirmó que debió limpiar el parabrisas de su camioneta para seguir manejando.

Molestias que perduraron

Aun cuando las nubes de polvo más espesas se habían disipado, en las cercanías de la Plaza Lafone, el fenómeno afectaba levemente los ojos y la faringe de los transeúntes. Si bien no hubo respuesta oficial de Ancap acerca de lo sucedido, fuentes de El País explicaron que la limpieza de las cenizas del horno de cemento de la refinería habría sido la causa de la invasión momentánea de los restos de la pasta mineral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)