TRANSPORTE EN MONTEVIDEO

Desde noviembre el boleto aumentó un peso por mes

IMM admite que la suba del precio puede reducir más la venta de boletos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Quienes pagan en efectivo cargarán con el nuevo aumento del boleto. Foto: F. Ponzetto

Desde el inicio de 2015 el precio del boleto común subió $ 10, considerando el aumento que regirá a partir del próximo miércoles 1° de marzo. La mitad de ese monto ($ 5) corresponde a la suma del incremento recién resuelto por la Intendencia de Montevideo (de $ 3) y el anterior de noviembre (de $ 2). Es decir que desde esa fecha el boleto termina registrando una suba promedio de $ 1 por mes.

Entre las primeras reacciones en las redes sociales, el senador nacionalista Javier García escribió en twitter que durante la gestión del intendente Daniel Martínez el boleto aumentó más de un 30%. "No les importa la calidad del servicio: ajuste fiscal, tarifazo y boletazo".

En la Junta Departamental de Montevideo, el edil nacionalista Javier Barrios Bove presentó por su parte una solicitud de convocatoria a Sala del intendente Martínez, para que brinde información sobre los argumentos utilizados a la hora de subir $ 3 el boleto capitalino.

Asimismo el edil demanda información respecto a la situación general del transporte público y el eventual impacto de esta medida, y sobre el subsidio que la IMM vuelca en el sistema.

En relación a este punto, en conferencia de prensa, el director de Recursos Financieros de la intendencia, Juan Voelker, explicó ayer que en el último año la comuna "incrementó en forma muy significativa" los egresos destinados al subsidio de boletos "más allá de lo que eran sus posibilidades".

En el portal de la comuna capitalina se detalló que los subsidios que paga la Intendencia para estudiantes, jubilados y a la tarifa, representan un gasto en términos generales del 4% de su presupuesto.

En el caso del subsidio a la tarifa, se pasó de un promedio de $ 239 millones en el período 2012-2014 a $ 372 millones en el período 2015-2016, lo que significa un incremento de $133 millones, o sea el 55%.

Además, respecto a la totalidad de los subsidios que financia la IMM, se pasó de un promedio de $ 549 millones en el período 2012-2014 a $ 687 millones en el período 2015-2016, con un incremento de $ 138 millones, equivalentes al 25%.

Esto, sumado al aumento de los salarios de marzo, la inflación y la baja en la venta de boletos (13 millones menos en 2016, es decir un 5%), llevaron a que la Intendencia no tuviera otra opción que aumentar el precio para "mantener los equilibrios presupuestales", sostuvo Voelker. "La verdad es que no podemos comprometer más allá de esas cifras el presupuesto de la intendencia", agregó.

Para el edil Barrios "la intendencia quiere ir disminuyendo lo que paga por subsidio técnico al boleto y transfiriendo todo lo que es costo del boleto al precio del boleto; es así que en relación a la inflación de los últimos quince meses el boleto subió el doble".

Círculo vicioso.

Para Barrios, estos aumentos del boleto registrados durante la administración de Daniel Martínez terminan alimentando un círculo vicioso, cuanto más caro es el boleto, menos se venden cada año que pasa.

El propio director de Movilidad de la Intendencia, Pablo Inthamoussu, aceptó en la conferencia de prensa de ayer que ese tipo de razonamiento se ha hecho pero la prioridad es "cuidar los equilibrios tanto de las empresas como los presupuestales de la intendencia".

Para Barrios, el aumento del boleto ante la caída de ventas es ilógico y va a seguir promoviendo la venta de motos y los accidentes: "con lo que uno paga un mes de boletos puede pagar la cuota de una moto. Y el que menos puede busca la forma más rápida de viajar. La competencia del ómnibus hoy no es el auto, es la moto".

El edil nacionalista Diego Rodríguez dijo a El País que este nuevo "masazo" sigue la línea de lo acontecido en los dos últimos años cuando "el boleto ha subido un 37,5%; es un abuso y no le creemos al intendente Martínez cuando dice que va a ser el único aumento en todo este año; ¿qué podrá pasar en septiembre cuando vean realmente que este aumento desmedido hizo que la gente se bajase más del ómnibus?".

Sobre este punto, el presidente de la cooperativa de transporte UCOT, Mario Alvarellos, afirmó a El País que preocupa el aumento de la tarifa porque puede influir en que persista la caída de la venta de boletos. Pero "era imprescindible". Desde su punto de vista, lo que más le importa al usuario es "el servicio en sí", y en eso es que debe trabajarse mucho para mejorar la calidad a bordo y los tiempos del viaje.

Incidencia del tránsito en precio de los boletos.

En cuanto a razones no manejadas hasta ahora públicamente, y que aumentan los costos de las empresas de transporte de pasajeros, el presidente de UCOT, Mario Alvarellos, explicó a El País que una variable más a considerar, además de la caída de la cantidad de boletos vendidos, es "el comportamiento del tránsito". El aumento de autos y motos ha llevado a que recorridos de algunas líneas, de una hora, aumentasen en un período menor a diez años a casi una hora y media. "Esos son costos que se suman al sistema de transporte", enfatizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)