El nuevo partido seguirá su camino y Algunos hablan de proyectarlo para 2019 

Novick, la locomotora que mueve la Concertación

La Concertación es el camino. Unidos vamos a cambiar. Esto recién empieza". La frase, machacada una y otra vez por el candidato independiente del partido de la Concertación, Edgardo Novick (tras conocer los resultados), señala el rumbo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Novick fue uno de los ganadores de ayer. Foto: Marcelo Bonjour

La Concertación, conformada hace pocos meses con la intención de competir con posibilidades al Frente Amplio en Montevideo, dio una gran sorpresa, no por su performance como partido, pero sí por el apoyo que recibió Novick y que se traduce en más de 200.000 sufragios.

La foto de los tres candidatos al final de la jornada lo dice todo. Novick en el centro, Álvaro Garcé (Partido Nacional) y Ricardo Rachetti (Partido Colorado) a sus costados. Novick domina la escena, capta la atención y se erige como un triunfador. Insiste con la Concertación y niega cualquier pertenencia a los partidos fundacionales. Asume un liderazgo.

Algunos dirigentes, que anoche estaban exultantes, comenzaron a hablar ya de la proyección nacional (elecciones 2019) de la Concertación.

"La Concertación nació de la gente y hoy es una realidad. Es una nueva forma de pensar, es hacer las cosas bien; la Concertación es no dividirnos, es unirnos. Todos juntos vamos a cambiar este país. Hoy la Concertación está respaldada casi por la mitad de los ciudadanos de Montevideo", sostuvo Novick, eufórico, en la sede de su candidatura en Bvar. Artigas y Nicaragua.

En su sede, sin alma política como las tradicionales, Novick anoche juntó mucha gente, pero no había banderas ni espíritu militante. Quizás sea por la génesis de esta candidatura. Según mostraron las encuestas en los días previos a la elección, el candidato independiente no habría sumado votos del Frente Amplio como era la idea original, sino que cosechó adhesiones de colorados y blancos. Las últimas compulsas mostraron que el Frente se encaminaba a obtener una votación mayor que la conseguida en 2010 con Ana Olivera como candidata única.

De ahí que el porcentaje de la Concertación se debe, en buena parte, a la decisión de poner a Novick como candidato independiente. Originalmente los dirigentes de la Concertación habían pensado en apostar a una persona que, sin estar identificada ni con blancos ni con colorados, arrimara votos de frenteamplistas disconformes con las opciones de la izquierda.

Pero los resultados mostraron otra cosa: Novick se convirtió en la locomotora del nuevo partido y evitó, dentro de lo que fue la Concertación, una baja votación. Aunque no trajo votos frenteamplistas en masa, igual se las arregló.

El arranque.

Novick vio el hueco y se metió, usando un paralelismo con el fútbol, una de sus pasiones. No le gusta que lo llamen outsider, aunque en realidad lo es. Arrancó de la nada y hoy tiene un posicionamiento en la escena política, de cierta forma, envidiable. Encarna una situación poco frecuente en la política uruguaya.

¿Cómo llegó Novick a ser candidato? Todos saben que es un hombre del mundo empresarial. Y hoy pasó a convertirse en el líder de la oposición en Montevideo. Siempre le gustó la actividad política, poder hacer cosas. Tuvo un origen humilde y con los años evolucionó hacia el mundo de la empresa. Es experto en gestión, suele decir.

Cuando joven conoció al edil de la lista 15 del Partido Colorado Juan Cedrés, que entonces presidía el club de bochas Nueva Palmira, donde Novick paraba habitualmente. Se vinculó así lentamente al mundo de la política montevideana. En 1989 participó en la campaña presidencial del nacionalista Luis Lacalle Herrera, y una década después, en la del colorado Jorge Batlle. Ambos terminaron siendo presidentes.

En 2014, cuando comenzó a gestarse la idea del partido de la Concertación, Novick pensó que podía ser el candidato independiente. Habló con las autoridades coloradas y nacionalistas. En Pedro Bordaberry encontró todo el apoyo, pero entre los blancos, el senador Jorge Larrañaga mostró al principio cierta reticencia a aceptarlo como candidato. Era una persona ajena al sistema, y quizás con códigos distintos a los de los políticos. Pero luego los blancos le allanaron el camino.

En la convención nacional colorada del 26 de enero pasado, el apoyo a Novick como tercer candidato obtuvo una abrumadora mayoría de 129 votos a favor y 7 en contra. En esos días se produjo la renuncia de quien iba a ser el candidato colorado en la Concertación, Luis Alberto Ney Castillo. Tras algunos días de contactos, se optó por promover a Ricardo Rachetti.

El hombre.

Unos días antes, el domingo 21 de enero, Novick llamó a Guillermo Facello, quien a esa altura ya se había consolidado como el primer diputado colorado en Montevideo, y había sido recién nombrado secretario general del partido en la capital. Novick le explicó su proyecto político. Facello dijo: "Este es el hombre, le sobran méritos" para ser candidato. A los pocos días, Novick comenzó a enfrentarse con el MPP y el expresidente José Mujica. Un estilo duro, fuera del libreto habitual, le fue generando apoyos. Abundó en críticas a las propuestas de Daniel Martínez y Lucía Topolansky y con esa estrategia hizo que llovieran las respuestas no solo desde el MPP sino de todo el Frente. ¿Resultado? Se convirtió en el gran antagonista del favorito Martínez, su discurso se diferenció de uno más conciliador de Garcé y los votos cosechados le confirman que acertó.

La ventaja de contar con equipo profesional.

Con el poco tiempo con que contaba para hacerse una figura conocida, el empresario Edgardo Novick necesitaba imponer su imagen rápidamente en la ciudad. Escogió a la agencia publicitaria Punto, trabajando con Elbio Acuña, su primer suplente en la lista, y con Pablo Marques, así como a un amplio equipo de especialistas en diversas áreas de la comunicación, como el periodista Alejandro Espina en medios, y otras personas en las redes sociales.

A ellos fue, entonces, a los primeros que agradeció en cuanto confirmó su imposición dentro del partido de la Concertación, anoche en su sede de Tres Cruces.

Incluso, lo hizo antes que a su familia. Con ellos comenzó a disfrutar cuando los candidatos del nuevo partido fueron al hotel NH Columbia para reunirse con dirigentes y enviar un mensaje a los montevideanos. Estaban su esposa, sus hijos Marcel y Hernán, ambos jugadores del plantel de Peñarol, sus nueras y sus nietos.

El hijo mayor de Novick, Bernardo, vive en Brasil. Ayer vino a Montevideo para votar y por la tarde se tomó un vuelo de regreso al país norteño. El candidato lo acompañó hasta el aeropuerto de Carrasco poco antes de llegar a la sede de Bvar. Artigas y Nicaragua.

En un discurso pronunciado luego de conocer los resultados Novick, el candidato de la Concertación, agradeció el apoyo de los que lo votaron y de su equipo de trabajo. "Hoy es un día muy especial para mí, estamos emocionados a pesar de que esta vez no se dio lo que queríamos", que era ganar la intendencia.

"Quiero agradecer a cada uno, de los casi 400.000 votantes que dijeron sí a esta propuesta", sostuvo Novick. "Felicito al intendente electo Daniel Martínez y a todos los montevideanos por esta gran jornada cívica", agregó. En el estrado estuvo acompañado por jóvenes de todos los sectores que lo apoyaron.

Candidatos: "La Concertación llegó para quedarse".

El gesto fue de Edgardo Novick. Les tomó la mano a Alvaro Garcé y a Ricardo Rachetti y las levantó como el juez con el boxeador ganador del combate. Eso arrancó aplausos de una audiencia de políticos y colaboradores de los tres candidatos de la Concertación, que anoche tarde se juntaron en el hotel NH Columbia para hacer un primer balance de la votación.

Los tres coincidieron en sus breves mensajes que hay decisión de ratificar la vigencia y el compromiso del instrumento —el nuevo partido— con los montevideanos.

Rachetti, el candidato de los colorados, dijo que "dejamos todo en la cancha", en alusión a que fue el último candidato lanzado a la campaña y no en las mejores condiciones políticas: elegido sobre la fecha por renuncias de otros, con media bancada de Diputados apoyando a Novick, y con un partido bastante venido a menos.

Garcé, al parecer, quiere revancha. "Esta noche reivindicamos ese instrumento", dijo, y agregó: "Tenemos una nueva etapa por delante. Mañana estaremos comenzando la siguiente. Para jugar el próximo partido hay que golpear la mesa y nosotros golpeamos la mesa", subrayó. En algunos juegos como el billar, una regla no escrita dice que quien golpea la mesa mientras juegan dos personas está pidiendo revancha al ganador del partido en disputa.

La Concertación "ha aprobado el examen, no solamente con nota sino con éxito", dijo Garcé, quien agradeció el apoyo de todo el Partido Nacional a su candidatura.

La Concertación "probó que está abierta a las personas independientes" y que tiene expresiones en el resto del país, sostuvo Garcé, candidato blanco.

LOS CANDIDATOS DE LA OPOSICIÓN.

Novick. Es su sexta oportunidad; hasta ahora el Frente no cumplió.

"La concertación nació de la gente y hoy es una realidad. Es una nueva forma de pensar. La Concertación es no dividirnos. Es todos unidos. Hoy la Concertación está respaldada por casi la mitad de los ciudadanos de Montevideo. Queda demostrado que la gente no quiere la discusión de izquierda o derecha, la discusión es entre hacer las cosas bien o hacer las cosas mal, es entre el despilfarro y la buena administración, Es la sexta oportunidad que tienen y hasta ahora no han cumplido".

Garcé. La Concertación mostró que es el instrumento a seguir.

"Debemos seguir. Mi más sincero y profundo agradecimiento al Partido nacional y a todos los militantes durante esta campaña en la que nos acompañaron bajo la lluvia y el sol. La Concertación es el instrumento. La verdad es hija del tiempo. Tenemos una nueva etapa por delante, mañana estaremos comenzando la siguiente etapa, para jugar el próximo partido hay que golpear la mesa y nosotros golpeamos la mesa".

Rachetti. En dos meses hicimos hablar de temas que no estaban.

"Estoy muy contento por la campaña hecha por los colorados. En dos meses logramos tener presencia, hablar de temas que no se hablaban. Pero de lo que hay que hablar mañana es de los problemas de los montevideanos, del transporte, de la basura, de las cosas que le importan al ciudadano. A partir de ahora el partido de la Concertación va a tener representación en la Junta Departamental, y a través de ella la tendrá el Partido Colorado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)