FOTOGALERÍA

Noche de gala para el candombe

Los pronósticos de lluvias pusieron en duda un desfile de Llamadas que al fin hizo vibrar a casi 30 mil.

Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto
Desfile de Llamadas 2017. Foto: Fernando Ponzetto

Cuando pasado el mediodía de ayer la Intendencia de Montevideo confirmó que la segunda parte del desfile de llamadas se realizaría en la noche, a pesar de los pronósticos del tiempo que anunciaban lluvias, incluidos los oficiales del Inumet, ya algunas comparsas habían comenzado a prepararse en sus locales de ensayo, por ejemplo Mi Morena, nacida en 1997, en La Paz y Juan Paullier, barrio La Comercial.

En el local propio de La Paz y Gaboto, inaugurado en 2014, al inicio de la tarde más de uno de los primeros convocados a maquillarse salía a la calle o se asomaba al patio abierto para mirar el cielo, muy cargado de nubes.

Con el paso del tiempo, sin embargo, la ansiedad dejó de ser motivada por el clima inestable pero continuó latente por otros motivos, de organización, sobre todo entre los coordinadores de la sociedad de negros y lubolos.

—¡Juan! ¡Son las siete y vos tomando mate! ¡Andá a buscar la ropa!

—¡Vo! ¡Carlos! ¡Los sombreros! ¡Los sombreros! ¿Están todos?

—¡Vamo, vamo! ¡A la fila pa pintarse la cara, che! ¡Faltan! ¡Faltan!

Apoyado en la fachada de la Casa de la Cultura de Mi Morena había un estandarte negro, con el esbozo de un rostro de mujer pintado en blanco. "Por Siempre" decía el texto en tributo a Valeria Sosa, la bailarina de la comparsa que fue asesinada por su ex pareja el domingo 30 de enero de este 2017, hacia la noche, en la puerta de su casa y frente a sus dos hijos.

Para esta Llamada, cintas negras colgando de los tambores recordarían esa pérdida, y otros feminicidios recientes, como dijo a El País el director responsable de Mi Morena, Juan Ramos, mientras detrás de una mesa atendía la fila de componentes que llegaban para colocarse las pulseras con código de barras que deberían lucir para ingresar al área de largada de las Llamadas, una novedad implementada el año pasado a fin de realizar un control más dinámico.

Después de que a las 21:00 comenzó a desfilar por Carlos Gardel e Isla de Flores la consagrada C1080, a Mi Morena le faltaban aún dos horas para el arranque de su desfile. De la casa de la Cultura partiría hacia Sur y Palermo a las 21:30, en tres ómnibus y un camión que la aguardaban desde las 20:00.

En octubre Mi Morena cumplirá 20 años, por lo cual esta fue su Llamada 19. La cuerda de tambores llegó con 60 integrantes en un total de 124.

La propuesta a escenificar a lo largo de 9 cuadras, desde Zelmar Michelini hasta Minas, fue un homenaje a la mujer que sale en Carnaval, titulado "Lubolas". Por ese motivo, todas las damas de Mi Morena lucían un maquillaje con base en negro, una idea que no guarda relación con la muerte de Valeria Sosa, se había definido antes.

"Lo pasamos difícil, pero ahora estamos tratando de superar todo esto", dijo Juan Ramos.

Cuando se habla de Mi Morena siempre se recuerda su creación de los ya famosos "cortes" en el toque de la cuerda de tambores, algo al principio muy criticado, pero que otras comparsas terminaron adoptando en los desfiles.

En competencia.

En esta edición 61 de las Llamadas, el jueves concursaron 18 comparsas y para la segunda etapa de ayer fueron 22 las que, al igual que Mi Morena, pasaron por una jornada agotadora y tensa antes de soltarse a danzar y batir los parches durante 75 minutos cada una, de cordón a cordón de las veredas, o casi, porque las vallas estrechan el ancho del circuito candombero.

Para el total de premios, la Intendencia de Montevideo dispuso de US$ 100.000. Ninguno de los títulos que llegan, como anoche, a la segunda jornada de Llamadas, gasta menos de $ 50.000 solo en maquillajes.

El año pasado, un viernes 6 de febrero, la máxima fiesta del tambor también había estado pendiente de un hilo por el mal tiempo, y transcurrida la mitad del desfile llegó la suspensión por lluvias. Al cierre de esta nota, en la noche de ayer ya habían desfilado las grandes candidatas al primer premio, por ejemplo la citada C1080, Yambo Kenia, Sarabanda y Tronar de Tambores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)