CONSEJOS PARA PREVENIR ACCIDENTES

800 niños son atendidos por quemaduras al año

Centro del Pereira Rossell alerta por accidentes en el hogar.

Pereira Rossell: el diputado Rubio recibió denuncias por traslados de ambulancias a $ 18.000 cada uno. Foto: F. Ponzetto
 Foto: Fernando Ponzetto

En Uruguay se llevan a cabo 3.600 cirugías reconstructivas al año en hospitales públicos, la gran mayoría de ellas por quemaduras o accidentes de tránsito. En 340 de los casos, los intervenidos son niños. El Centro de Quemados de Niños del Hospital Pereira Rossell atiende cada año a 800 pequeños que sufrieron quemaduras de distintos grados, de los cuales 200 deben permanecer internados o ser operados debido a las heridas.

En cuanto a los adultos, el Centro Nacional de Quemados del Hospital de Clínicas ha atendido en los últimos 10 años 1.598 personas, con una mortalidad en ese período de 17,5%, de acuerdo al Ministerio de Salud Pública. En 2016 los atendidos fueron 172 y en promedio, una persona por mes llega con más del 50% de la superficie corporal total quemada.

Las cifras fueron brindadas por Beatriz Manaro, directora del centro de niños y presidenta de la Sociedad de Cirugía Plástica y Reparadora del Uruguay, con el objetivo de concientizar sobre cómo evitar esos accidentes en el marco del Día Latinoamericano de Prevención de Quemados que se celebra el 26 de octubre.

El mate.

Manaro explicó que dentro de las causas, la mayoría de las veces las quemaduras se producen por accidentes intradomiciliarios y en los casos de los niños menores de 5 años, en su mayoría las heridas son causadas por agua caliente.

"En el 80% de las quemaduras el factor causante es el agua caliente, que en la mayoría de los casos ocurren por descuidos con los termos cuando los padres están tomando mate", explicó la experta. Según afirma, muchos adultos dejan los termos destapados arriba de la mesa, y los niños los golpean o tiran de los manteles y se terminan quemando con el agua. "También hemos tenido niños chiquitos que se han quemado porque los padres van a tomar mate con ellos encima y dejan el termo mal cerrado", indicó.

Asimismo, suceden accidentes cuando los pequeños agarran los cables de las jarras eléctricas y tiran de ellos o cuando, para duchar a los pequeños, se coloca agua caliente en el baño previo al agua fría. "En estos casos, antes de que el agua se entibie, los niños pueden entrar o incluso pueden ellos mismo abrir el monocomando de agua caliente y terminar quemándose", sostuvo Manaro.

En la cocina, es imprescindible para evitar accidentes dejar las ollas con los mangos para dentro ya que los niños "pueden empujarlas desde abajo o agarrarlas y terminar quemándose con comida o con aceite", agregó.

Todas esas quemaduras, de acuerdo a la experta, pueden dejar secuelas en los niños por lo que los adultos tienen que tener cuidado para prevenirlas.

Adultos.

En el caso de los adultos, la mayoría de las quemaduras que provocan la internación de las personas, se producen por la acción del fuego, sobre todo los incendios de viviendas precarias que se inicia por cortocircuitos o el mal uso de artefactos para calefaccionarse.

"El uso de combustibles sobre todo la nafta usada con la intención de avivar el fuego de una estufa también conlleva accidentes gravísimos. Y muchos pacientes deben ser internados asimismo por quemaduras eléctricas por medio o alto voltaje", explicó Manaro.

Primeros auxilios.

Ante quemaduras leves —y mientras la piel no esté abierta— los expertos recomiendan dejar correr agua fría sobre el área afectada pero no aplicar hielo y cubrir la quemadura con una venda estéril para evitar los roces.

En los casos graves, como cuando una persona se prende fuego, debe tirarse al piso, rodar y ser envuelto con un material grueso. No se debe quitar la ropa que está pegada a la piel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)