Buscan reconstruir la historia posterior a Francisco Piria

Niños escriben relatos familiares sobre Piriápolis

Mi familia hizo Piriápolis" es el título de un libro escrito por 14 niños, adolescentes y adultos de la ciudad balneario. Se trata del resultado de un concurso, organizado por el grupo empresarial y municipal Asociación de Promoción Turística de Piriápolis (Aprotur), para promover el intercambio de historias entre las viejas y nuevas generaciones que residen en el balneario fundado por Francisco Piria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los abuelos contaron sus historias; los niños, adultos y adolescentes las escribieron.

La condición para participar en el concurso era que los participantes estuvieran radicados de manera permanente en la zona. La convocatoria alcanzó a los distintos centros educativos y sociales de la ciudad.

Fidias Plá Muró y Pablo Reborido, prologuistas de la obra, afirman que "hasta ahora todas las publicaciones sobre Piriáólis trataron sobre la primera etapa" de la ciudad y que ahora se busca "rescatar" la historia posterior a Piria en las voces de los nietos y bisnietos de los protagonistas.

Además, aseguran que se pretende reconocer a diversas colectividades, entre ellas la armenia y la isrelita, por su aporte al desarrollo comunitario.

A lo largo de las 100 páginas del libro se encuentran historias de niños y jóvenes, donde nietos cuentan las vidas y anécdotas de sus abuelos, bisabuelos y tatarabuelos. Una segunda parte contiene historias elaboradas por adultos residentes y un tercer capítulo en que se muestran imágenes antiguas.

En los 14 relatos se explica con lujo de detalles las motivaciones que tuvieron aquellos "adelantados". Generalmente, la búsqueda de trabajo era la causa que los llevaba a vivir en Piriápolis, una ciudad que en la actualidad tiene 9.000 residentes permanentes.

Muchos de aquellos trabajadores venían de otras ciudades pero otros debieron cruzar el Atlántico, como es el caso de José Zanuy, un hombre que con 18 años llegó Uruguay desde Jaca, en el reino de Aragón, a principios de 1900.

En Montevideo conoció a Francisco Piria quien le ofreció trabajo en su emprendimiento agrícola y turístico.

Con el tiempo, Zanuy crearía su propio negocio al que llamó "Bar y Hotel Josecito".

Nadia Albistur contó la historia de su tatarabuelo, Nicolás Bergallo, quien fuera el escribano que trabajaba para Piria en la tarea de realizar las escrituras de los primeros predios que vendió.

El primer premio correspondió a Octavio Berrutti Calvette, quien ganó una excursión para dos personas a Florianópolis. En el trabajo ganador, el autor recuerda la historia de su bisabuelo, Octavio Berrutti, quien tuvo una activa participación en el negocio del transporte colectivo durante las décadas de 1940 y 1950.

Guerra, fútbol y las decisiones.

Jorge Schusman cuenta la historia de Simón, el primero de su familia en llegar a Uruguay. Nacido en Austria, la guerra y la pobreza lo obligaron a emigrar. Primero llegó a Argentina, pero el mundial de 1930 lo hizo cambiar de idea. Ese año Uruguay fue campeón y Simón descubrió que la oportunidad estaba del otro lado del charco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)