GRAVES PERJUICIOS PARA TODA LA SOCIEDAD

Niños y ancianos en riesgo por accidentes domésticos

El 57% de consultas de emergencia en niños son por caídas; el 8% obedece a quemaduras.

Si no puede ver el contenido haga click aquí

En los primeros días de mayo pasado el delantero del Club Nacional de Football Rodrigo Aguirre tuvo un accidente doméstico. Rompió una puerta de vidrio y sufrió un corte en un brazo por lo que fue operado y estuvo alejado de las canchas varios partidos.

Los accidentes domésticos son una constante en las emergencias hospitalarias, pero cuando se busca información sobre el fenómeno se encuentran pocas estadísticas. Las estimaciones de los médicos consultados indican que los accidentes domésticos son la primera causa de muerte en los niños de 1 a 14 años, y la segunda en los menores de un año (la primera son las afecciones respiratorias).

Se trata de historias terribles que surgen dentro del hogar de forma inesperada. Suceden como consecuencia de un descuido o de un error circunstancial.

Un hombre se está bañando en una piscina en el fondo de su casa. Sale descalzo y se pone a colocar unas luces en el arbolito de Navidad. Muere tras recibir un shock eléctrico. Otro caso: un dibujante estuvo a punto de perder su herramienta de trabajo tras intentar frenar el motor de una licuadora con la mano.

En noviembre del año 2013 falleció una adolescente que declaró en el caso de explotación sexual ocurrido en la "Casita del Parque" en Paysandú.

La autopsia concluyó que la joven murió electrocutada, pero el INAU sospechó y presentó una denuncia ante Crimen Organizado. Los familiares de la jovencita tuvieron que atravesar una dramática situación al tener que demostrar que la adolescente murió tras sufrir un shock eléctrico al tocar una heladera que contaba con una instalación eléctrica precaria, y luego golpearse la cabeza.

Mariela Vivone, vocera de Bomberos, señaló a El País que "los accidentes domésticos son previsibles en un 99,9%". Advirtió que dentro de las causas que generan más siniestros se encuentra el abandono del lugar donde se están cocinando alimentos. "Ese es el principal disparador de accidentes domésticos", señaló.

En segundo lugar se encuentran las estufas eléctricas o calentadores que son dejados cerca de ropas o muebles.

En un tercer puesto surge la utilización inadecuada de combustibles líquidos para "apurar el encendido de estufas a leña". Otra causa de accidentes es dejar la plancha eléctrica sobre la ropa más tiempo del que corresponde.

Para Vivone la solución para estos problemas "comienza con la educación". "Hemos tenido casos de personas fallecidas en incendios que comenzaron porque unos niños estaban jugando con encendedores", dijo.

Los médicos consultados sostuvieron que la cocina es el lugar más peligroso de la casa. Allí se producen en mayor proporción las quemaduras, las intoxicaciones y las heridas cortantes. Mientras tanto, en el baño tienen lugar los accidentes por asfixia o inmersión.

En los dormitorios los problemas más comunes tienen que ver con traumatismos por caídas, disparos accidentales de armas de fuego o la ingesta equivocada de medicamentos. A esto se suman las terrazas o balcones donde se dan caídas por escalamiento.

Está demostrado que los niños y los ancianos son los que padecen más accidentes domésticos.

Para el doctor Ruben Ventura, neuropsiquiatra de la Asociación Española, los accidentes más comunes entre los ancianos son las caídas. "Las causas son varias pero tienen que ver problemas cognitivos, de atención y de coordinación porque hay mucha dificultad motriz. Se deben a la edad y a factores ambientales", explicó.

El experto recomendó liberar los espacios de circulación de los ancianos para evitar caídas. Además señaló que en muchos casos se requiere una atención especial.

Mate.

En la lista de accidentes domésticos hay uno típicamente nacional. No son pocas las consultas sobre las quemaduras en el dorso de la mano que se producen cebando mate. Además, los termos con agua caliente generan accidentes con bebés y niños. Se recomienda evitar agacharse con el termo bajo el brazo o tomar mate con niños en brazos.

Las caídas, consulta principal en los niños.

Un informe elaborado por un grupo de 10 doctoras en Medicina, integrantes del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina, demostró que las consultas más frecuentes por accidentes se deben a "caídas, seguidas por: heridas punzantes o cortantes, traumatismos de mecanismo desconocido, quemaduras, traumas del deporte, mordeduras, accidentes de tránsito e intoxicaciones". El relevamiento fue realizado en septiembre de 2008 y publicado en la Revista Médica Uruguaya. Las caídas representaron el 57% de las consultas, las heridas por mecanismo punzante y/o cortante el 15%, las quemaduras el 9%, contacto con tóxicos el 8%, mordeduras el 4% y otros el 7%. Un 3,6% de los niños accidentados requirió internación en sala.

Bomberos entrena a personal de empresas.

La reglamentación de Bomberos dispone que las empresas u organizaciones que deban contar con su aval para funcionar, reciban cursos especiales para los empleados o gerentes con el objetivo de evitar accidentes.

Se trata de un requisito obligatorio para conseguir la habilitación exigida por la normativa municipal y nacional. La vocera Mariela Vivone aseguró que técnicos de Bomberos y del Comité Departamental de Emergencias de Montevideo están ofreciendo cursos para prevenir accidentes domiciliarios en los asentamientos. En esos casos se ofrece la presencia de un equipo médico y otros especialistas de distintos organismos.

En el año 2016 hubo 57 fallecidos como consecuencia de incendios de diverso tipo. En lo que va del año 2017 murieron 23 personas en focos ígneos. El invierno es la estación más peligrosa del año.

Reglas para evitar riesgos.

Las campañas sobre accidentes están enfocadas en el tránsito y en la actividad laboral. Algunos países han desarrollado una reglamentación especial para prevenir los accidentes domésticos. Puede parecer algo ocioso, pero la información es básica. En ese sentido, se exige que los aparatos con cierto peligro cuenten con una descripción detallada y manuales entendibles para todo el mundo. También se obliga a tener un lugar de respuesta rápida.

Una propuesta que quedó en el olvido.

Hace doce años el diputado suplente nacionalista José María Mieres presentó un proyecto de ley para que se creara un programa nacional de accidentes domésticos en la órbita del Ministerio de Salud Pública. El objetivo era que se definieran políticas nacionales para un problema que genera un número sorprendente de fallecimientos o heridos de gravedad cada año. Pasó más de una década y el proyecto nunca se aprobó ni se presentaron propuestas alternativas.

"El accidente doméstico no es noticia porque no es espectacular, salvo que sea una persona famosa. Son muertes que son evitables pero que no son notorias para la sociedad", dijo Mieres. El exdiputado proponía tomar medidas concretas para informar a la población.

"Ya que se utilizan las cajillas de cigarros para enviar mensajes, se podría utilizar la parte de atrás de las facturas con medidas de prevención. La garrafa de supergás podría tener una tirilla donde se indicaran las precauciones a tener en cuenta a la hora de conectarla o la ventilación correcta", señaló.

Por otro lado, señaló la necesidad de hacer publicidad sobre los riesgos. "Ya que hay minutos de propaganda gratuita para la actividad política, se podría destinar un rato para todo esto", propuso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)