FOTOGALERÍA

Nilson, el policía de Florida que conoció la gloria como cocinero

Anunció que seguirá con el uniforme mientras se prepara para ser chef.

Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli
Nilson, el campén de MasterChef. Foto: Fernando Ponzetto
Nilson, el campén de MasterChef. Foto: Fernando Ponzetto
Colegas: Aldo Cauteruccio, chef de la selección uruguaya, se acercó a saludar a Nilson. Foto: M. Bonjour
Colegas: Aldo Cauteruccio, chef de la selección uruguaya, se acercó a saludar a Nilson. Foto: M. Bonjour
Nilson atiende a sus fans con una sonrisa y se saca fotos. Foto: M. Bonjour
Nilson atiende a sus fans con una sonrisa y se saca fotos. Foto: M. Bonjour
Fernando Morena obsequió a Nilson una camiseta con su nombre. Foto: @oficialcap
Fernando Morena obsequió a Nilson una camiseta con su nombre. Foto: @oficialcap

Nilson Viazzo vive su momento de gloria. Desde la noche del martes, cuando ganó el primer MasterChef Uruguay, no para de recibir felicitaciones. La gente común lo detiene para sacarse fotografías y él accede gustoso. Sonríe para las cámaras y sigue presuroso para cumplir las obligaciones del triunfador.

En la tarde de hoy volverá a Florida donde lo espera un pueblo. Un profundo y tenso silencio se registró en la ciudad mientras se desarrolló la final.

Cuando se conoció su triunfo cientos de floridenses se concentraron en la calle Independencia, la principal de la ciudad. Durante dos horas cantaron y tiraron pirotecnia de la misma forma que festejan los triunfos deportivos, según contó ayer a El País el periodista local Alberto Lamaita.

Ayer rondaba por la cabeza del cocinero la idea de hacer un enorme puchero para agasajar a sus amigos y familia. "Es ideal para los días fríos", dijo a El País. También se le ocurrió aplicar para ese momento la receta típica de los floridenses, la Pamplona de Ternero.

"Se está tratando de promocionar como creación floridense. Son cosas muy nuestras, con identidad. Es una carne muy magra que se mecha con tocino, se envuelve y se condimenta. Tiene un sabor importante", contó el especialista.

Policía de profesión, tiene a cargo la carpintería de la Jefatura de Florida desde hace varios años. Confirmó a El País que no hace el servicio 222 como la mayor parte de sus compañeros porque fuera de su horario policial trabaja en la carpintería que montó en su casa.

El ganador llegó a la hora 05.00 de ayer al hotel Radisson tras una noche de celebraciones con el equipo del programa. Descansó un rato. Durante la mañana y la tarde ofreció entrevistas a varias radios y a distintos programas de Canal 10. A eso de las 16.00 salió del hotel. En el lobby lo estaba esperando el sociólogo Gustavo Leal, asesor del Ministerio del Interior.

"Queremos ofrecerle hacer algunas tareas junto a las que hace actualmente", dijo escuetamente el asesor a El País.

Por ahora Nilson está evaluando. No tiene un plan definido para su futuro, dijo ayer a El País. Sin embargo, tiene previsto seguir trabajando en la Policía y seguir aprendiendo los secretos de la cocina.

"Estoy muy agradecido a la Policía porque gracias a mi trabajo hemos podido formar una familia. Yo soy policía de profesión pero en mi corazón está la cocina. Si pudiera hacer las dos cosas sería formidable", señaló.

Mientras tanto, con el premio televisivo bajo el brazo y el reconocimiento popular a cuestas, piensa en especializarse en el arte culinario.

"La idea es seguir siendo policía hasta tener una herramienta y el conocimiento que me pueda defender. Podría iniciar actividades de gastronomía para ir mechándolas hasta que tenga la formación suficiente para decir soy chef. Cuando uno se juega por algo puede tener muchos problemas, por eso quiero tener un título", dijo el cocinero.

A bordo.

Nilson habló en la emisora Del Sol durante un par de horas. Estaba nervioso porque había dejado su coche estacionado en zona tarifada. Tuvo suerte, los inspectores no pasaron en ese momento.

Al salir rumbo a Canal 10 se acordó que no tenía GPS y que no sabía llegar a la que fue su casa en los últimos meses. Un equipo de El País ofició de guía y pudo mantener una conversación mano a mano con el chef. En ese clima confesó que no ha logrado explicarse qué observó en él la producción del programa y el público que lo aclama. De todos modos, asegura que muestra su identidad en todo lo que hace.

"Es muy lindo todo esto que está pasando, es una carga muy grande. Hay que cumplir con toda esa gente que demuestra el cariño y al mismo tiempo mantener la esencia. Creo que la clave está en mantener los pies en la tierra y ser agradecido. Después se podrá buscar otros horizontes", dijo.

Humilde y reflexivo, piensa en su familia antes que nada. "Espero que los cambios sean para bien. No sé si la popularidad les hará bien a los niños. Esto está buenísimo pero no sé lidiar con todo esto. Este viaje es mío pero me daría mucho dolor que los afectara", indicó.

La fama ya tiene sus efectos en sus hijos. "El chico sabe pero no dimensiona, pero la nena, que tiene seis años, cuando vamos por la calle me abraza cuando alguien me saluda. Es mi papá, no me lo saques", dijo.

"No sirvo para la Política".

Un número muy importante de uruguayos siguió de cerca la emisión de la final de MasterChef. Cosechó uno de los mayores registros de audiencia que se tiene memoria. A su vez, Nilson cosechó el reconocimiento de miles de personas a lo largo y ancho del país. Sus sueños apuntan al trabajo. Quiere seguir mejorando su trabajo en la cocina y mientras tanto, continuar desempeñándose en la Jefatura de Florida. Su popularidad no terminará en la actividad política, confirmó ayer mientras recibía las felicitaciones de cientos de personas. "La política no me interesa, no creo que sirva. Es una actividad muy demandante. Soy popular ahora porque me vieron cocinando. De cocinar a hacer política hay una gran diferencia", afirmó a El País.

San Cono presente con Nilson.

Para muchos floridenses la imagen de San Cono y el número tres, por el 3 de junio fecha de su celebración, es parte de la vida. También lo es para Nilson. A lo largo de la competencia se encontró con esa cifra en varias oportunidades. Una de ellas fue cuando lo seleccionaron, allí le adjudicaron el número 1003. Después le tocó la terminación en la habitación de hotel y así varias veces.

Bonomi probó sus platos.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, felicitó a Nilson Viazzo tras haber ganado el concurso de MasterChef. Contó que lo conoció cuando hace algunos meses se realizó el Consejo de Ministros en el departamento y fueron a almorzar a una unidad policial. "Realmente es un tipo bárbaro", contó el secretario de Estado, quien lo alentó a seguir cocinando y evalúa realizarle algún tipo de reconocimiento por el logro.

Orgullo del intendente de Florida.

El intendente de Florida, Carlos Enciso, estuvo pendiente del programa de televisión durante todo el lunes. Retuiteó mensajes de vecinos que saludaban a Nilson minutos antes de dirigirse a Montevideo a la gran final. Luego, compartió fotos "junto a veteranos de la agrupación" observando el programa. Al final, manifestó: "Un nuevo orgullo para los floridenses".

Final con un rating histórico.

La final de MasterChef vivida el lunes alcanzó la marca histórica de 21,2 puntos de rating, una cifra histórica según Kantar Ibope Media. En segundo lugar quedó Subrayado (9,9 puntos) y lo siguió Quién se robó mi vida (8,5 puntos). Además, en la red social Twitter llegó a ser tendencia mundial bajo el hashtag #MasterChefUy, algo nunca visto de un programa de televisión uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)