ECOS DE UNA SESIÓN ESCANDALOSA

Negroponte, Trump, Le Pen y el Mides

Nueve horas de debate y fuertes cruces entre la oposición y el oficialismo en comisión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ministra de Desarrollo cruzó reproches con los diputados blancos. Foto: A. Colmegna

Nicolás Negroponte, el creador del programa "Una Computadora Por Niño" aplicado por el Plan Ceibal, el presidente estadounidense Donald Trump y Marine Le Pen, excandidata presidencial en Francia, nunca podrían imaginar que formaron parte de un debate en la comisión de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados el jueves 1°, cuando la ministra Marina Arismendi (Mides) compareció para explicar los programas de cobertura de la cartera, convocada por el diputado nacionalista Martín Lema.

Legisladores con años de experiencia dijeron a El País que "nunca" asistieron a una sesión de comisión tan dura, en la que oficialismo y oposición cruzaran reproches a lo largo de nueve horas. Debido al clima espeso hubo ruptura de códigos parlamentarios, quejas de agresiones dialécticas, cobro de viejas cuentas políticas y hasta rezongos cruzados.

Según la versión taquigráfica, a cinco minutos del comienzo la ministra ya se había enojado con Lema. Arismendi se quejó de él porque la había citado con conclusiones previas.

"Tenemos que escucharnos con libertad, en forma democrática, respetuosa y tolerante. Prediquemos con el ejemplo y escuchemos cada una de las posturas, más allá de que muchas puedan resultar incómodas, y yo lo comprendo. Pero solicito tolerancia a los miembros del Frente Amplio", pidió Lema, pero el debate nunca pudo encauzarse.

Lema dijo que Arismendi ha utilizado las situaciones difíciles de la población necesitada para hacer "discursos", provocando la reacción a viva voz del director del programa de Cuidados del Mides, Julio Bango.

Lema le negó la palabra a Bango y a la ministra. Arismendi se quejó ante el presidente de la comisión, Álvaro Dastugue, quien tampoco la autorizó a hablar porque Lema no quiso. "¿Sabe lo que pasa, señor presidente? Si soy agredida por el diputado Lema usted me tiene que permitir hacer uso de la palabra", protestó la ministra.

Arismendi siguió protestando mientras Lema volvió a picanear al Frente. "Entiendo el nerviosismo", disparó. Jorge Meroni (MPP) volvió a cortarle el discurso. Dastugue le pidió a Lema que no peleara con los frenteamplistas.

Lema volvió a atacar a Arismendi: "La señora ministra utiliza las poblaciones más vulnerables en los discursos políticos para buscar votos", dijo, haciendo que el presidente de la comisión lo observara.

Arismendi aconsejó a Lema que "no se ponga nervioso: seguramente el impulso juvenil le da una gran vitalidad y está muy entusiasmado".

Tras presentar al gabinete ministerial que la acompañaba (hubo que traer sillas de otra sala por la amplia delegación del Mides), Arismendi afirmó que "las políticas sociales de las que se habla tienen una larga data; y no se asusten: no voy a hacer la historia de las políticas sociales en Uruguay (...) Si se quiere podría empezar con Purificación, con Artigas y con la primera escuela", dijo.

Instantes más tarde, la nacionalista Graciela Bianchi interrumpió a Arismendi para decirle que estaba "fuera de tema".

Luego, Lema quiso cortar a la ministra y ella le pagó con la misma moneda: "Voy a ser recíproca con el diputado Martín Lema y no le voy a dar ninguna interrupción", respondió. En cambio, Arismendi sí le concedió una interrupción al nacionalista Ruben Bacigalupe, en clara diferenciación respecto a Lema. También le pidió la palabra la diputada Bianchi pero Arismendi se la negó como a Lema. Bianchi interrumpió a gritos dos veces a la ministra, que siguió hablando.

Al final Bianchi le agradeció a una integrante del equipo del Mides, de quien no recordaba el apellido. Y admitió que "soy mala para los apellidos; esto me quedó de la época de la Juventud Comunista en que nos enseñaban a no aprender los apellidos por si caíamos presos".

Al intervenir cuestionó al Mides porque dijo que no puede "manejar al Estado como un boliche". Sus autoridades tienen "discursos populistas".

Tras varios minutos, el diputado José Querejeta (lista 711) atacó a Lema diciendo que "hace política barata".

Arismendi y Bianchi volvieron a cruzarse cuando la ministra pidió a los legisladores de la oposición "que no hagan gesticulaciones". Bianchi le recordó a Arismendi que "usted no está como maestra acá; está como ministra", y la jerarca no se calló. "Y usted no está como profesora, sino como legisladora".

Bianchi explicó el porqué de sus gestos. "Es cierto que hice gestos, pero si no, me tengo que enojar", admitió.

Más tarde, el diputado del PCU Gerardo Núñez se cruzó con Lema y Bianchi. En alusión a Lema dijo que "viene cualquiera y dice cualquier cosa".

Bianchi defendió a Lema ante lo señalado por Núñez sobre las políticas sociales pasadas, y contraatacó: "Yo también podría imputar lo que hizo el Partido Comunista antes, por ejemplo, los 22 millones de muertos de la Unión Soviética, y no lo hago", alertó.

En una extensa intervención final, Bianchi habló de los Índices de Unicef, los logros del ingeniero informático Negroponte, el "fenómeno" Donald Trump y el 33% de votos que obtuvo Marine Le Pen en la primera vuelta de las recientes elecciones francesas.

"Es el ministro de ustedes".

Una de las confrontaciones más duras ocurrió entre Jorge Meroni (MPP) y Graciela Bianchi (Todos), cuando esta citó declaraciones del ministro Danilo Astori en Búsqueda por el déficit durante el gobierno de José Mujica. "Mal que les moleste, es el ministro de ustedes. Si no fuera por ese equipo económico, hoy seríamos Venezuela", agregó. Meroni la interrumpió a los gritos varias veces.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)