Carmelo Vidalín

"Necesitamos caminos aptos en todo momento"

El intendente de Durazno resolvió la creación de un fondo departamental para hacer frente a los elevados costos de reparación y mantenimiento de la caminería rural. Para ello, impondrá una tasa de circulación a los camiones de 20 toneladas y multará a aquellos que salgan a la ruta tres días después de la lluvia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carmelo VIdalin. Foto: Darwin Borrelli

Vidalín aseguró que se trata de una medida para preparar las carreteras para dos nuevas industrias que podrían instalarse: un emprendimiento minero en Cerro Chato y una planta de pasta de celulosa sobre el Río Negro.

—¿Cuál es el criterio que se aplicó para resolver esta tasa para el transporte pesado?

—No hay mucho para crear, hay que copiar las cosas buenas que se hacen en otros lados. Durazno ha crecido mucho, en los últimos años multiplicamos por veinte nuestra producción. No tuvimos en cuenta el crecimiento tan rápido del país y los gobernantes nacionales y locales nos descansamos, me incluyo. Nuestra caminería no da abasto para sostener el movimiento de 150 o 200 camiones por día. Para preservar todo esto creamos la tasa a instancias de los vecinos tras ver la experiencia que se aplica en el departamento de Tacuarembó.

—¿A quién se le cobra la tasa?

—A los transportistas, para mejorar y ayudar a los vecinos para los que hicimos un descuento importante en la contribución rural. Realizamos una exoneración grande. En algunos casos llega al 15%.

—¿Qué tipo de obras está desarrollando la Intendencia en las rutas departamentales?

—Desde la gestión del intendente Benjamín Iarazábal se abandonó el balasto y estamos realizando carpeta asfáltica y tratamiento bituminoso doble. Lo estamos aplicando en la ruta 42 que es muy transitada, lo mismo hacemos en la ruta 100. Con esta tasa vamos a preservar los caminos no tanto de la producción ganadera sino del sector maderero. También nos preocupa el desarrollo minero, algo que está muy adelantado, debemos adelantarnos al tiempo. Sabemos que el Ministerio de Transporte está comenzando a trabajar sobre un tramo de la ruta nacional número 19.

—¿De qué se trata el emprendimiento minero?

—Hace unos años una empresa de Minas Gerais trató de producir silicio metálico, hizo múltiples descubrimientos, ahora se hicieron estudios por parte de inversores. Ahora se encuentra en marcha la construcción de un polo tecnológico minero en las cercanías de Cerro Chato. Allí se invertirían unos US$ 4 millones en una primera etapa. En esa zona hay cuarzo pero hay minerales mucho más valiosos.

—¿Oro, por ejemplo?

—Capaz, puede haber otros. Aquí el desarrollo minero está en pañales, vinieron muchas empresas. Yo voy a ser muy cuidadoso en el tema del medio ambiente y compatibilidad de la minería con la producción ganadera y agrícola. Pero Durazno tiene mucha producción, tiene el vivero más grande del país, está el megatambo que mueve grandes cantidades de alimento, contamos con tres frigoríficos, uno de ellos es el mayor exportador de carne del Uruguay. Todo exige mucha caminería. Y vienen otras cosas.

—¿Puede adelantar algo?

—Yo creo que están las condiciones como para instalar en Durazno una nueva planta de procesamiento de celulosa sobre el Río Negro o en la zona cercana a La Paloma (Durazno) o a pocos kilómetros de Paso de los Toros y pueblo Centenario.

—Por todo esto, se necesita un fondo para financiar todas las necesidades de caminería.

—Nosotros necesitamos un fondo para que haya maquinaria en forma permanente y así los caminos estén aptos en todo momento. Los días de lluvia tenemos que ser juiciosos. Acá tenemos depósitos de madera donde los camioneros correctos y prudentes dejan la carga los días en que no pueden transitar o cuando se exponen al sobrepeso carretero.

—¿Quién se va a encargar del control de los camiones los días de lluvia?

—De esa tarea se van a encargar los inspectores municipales, las Juntas Locales y las comisiones de vecinos comprometidas. Además, estamos trabajando con un grupo de técnicos para poner un sistema de vigilancia con cámaras en las carreteras departamentales y gran parte de la vialidad rural. La idea es poder monitorear todo el pasaje de camiones desde la propia Intendencia de Durazno. Si los encontramos circulando después de las lluvias les aplicamos una multa directa.

FONDO

Una tasa para la caminería.

A la nueva tasa le falta un escollo dado que está en manos de la Junta Departamental de Durazno. Hasta el momento, en los corrillos políticos duraznenses se maneja que estarían los votos para aprobar la iniciativa que forma parte del presupuesto quinquenal.

Todo indica que comenzaría a cobrarse desde el 1 de enero del año 2017 luego de las notificaciones correspondientes a las empresas e interesados.

La Junta podría aprobar el presupuesto antes del mes de abril próximo.

La decisión política es que en principio se aplique exclusivamente a los camiones de 20 toneladas o más. Si bien restan ajustes técnicos, se maneja que se podría cobrar alrededor de $ 1.200 por vez que se circule por las rutas de dominio departamental. Junto a esto, se fija una "penalización" para los camiones de ese peso que circulen dos o tres días después de la caída de precipitaciones de 70 Unidades Reajustables, unos $ 59.312,4 al precio del sábado 13 de febrero.

Todo lo recaudado será destinado al "Fondo de Mantenimiento de la Caminería". Por otro lado, se maneja que a la tasa y a las multas se le agreguen los dineros provenientes del gobierno central para la caminería y obras para fortalecer el Fondo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)