Progress

Nave rusa fuera de órbita se pudo ver por unos minutos en cielo uruguayo

El carguero ruso Progress M-27M, que se desvió de su órbita tras ser lanzado hace una semana con destino a la plataforma orbital fue visible ayer de tarde durante unos minutos en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La nave Progress que se precipita, según una imagen de una agencia espacial rusa.

La nave rusa que se encuentra fuera de órbita y que se prevé caerá hoy en la Tierra fue visible desde las 18:50 horas de este jueves en Uruguay, observándose en el ángulo que se forma imaginariamente desde el sur al oeste.

Para poder haber visto el fenómeno era conveniente situarse en lugares donde el horizonte estaba lo más despejado posible. En este sentido, el astrónomo Gonzalo Tancredi dijo a El País que una de las zonas recomendadas era la rambla de Montevideo, por la parte del faro de Punta Carretas o Kibón.

La agencia espacial rusa Roskosmos proyectó que el carguero espacial no tripulado Progress, quede desintegrado en esta jornada al ingresar a la atmósfera.

"La nave se desintegrará completamente al atravesar las capas de la atmósfera y sólo algunos pequeños fragmentos llegarán a la Tierra", agregó el organismo espacial ruso.

Según Roskosmos, el descenso de la nave Progress M-27M hacia la Tierra no debería diferenciarse del de una nave bajo control. Rusia lanza cada año entre tres y cuatro cargueros espaciales para enviar suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El 28 de abril, unas horas después de que despegara, el Progress, que debería haber llegado seis horas después a la ISS para abastecerla, dejó de responder a los ingenieros rusos y comenzó a tener reacciones incontrolables.

Se ha encargado a una comisión de investigación que establezca las circunstancias del incidente, que parece haberse producido en el momento de la separación entre la nave y el cohete, consideró el vicepresidente de Roskosmos, Alexandre Ivanov.

La pérdida de este carguero tendrá un coste de cerca de 500 millones de euros pero no pone en peligro a la tripulación de la ISS, que dispone de reservas para varios meses.

Una nave con suministros Dragon, de la sociedad estadounidense SpaceX, debería llegar a la ISS a partir del 19 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)